Knight Center
Knight Center

Guerra de Obama contra los informantes: ex agente de la CIA acusado de filtrar información a la prensa



El ex agente de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) John C. Kiriakou fue acusado el jueves 6 de abril de filtrar información clasificada a periodistas acerca de la misión para capturar a Abu Zubaydah, un alto mando del grupo terrorista Al Qaeda, informó la agencia de noticias Associated Press.

La acusación contra John C. Kiriakou, quien llegó a ser conocido por hacer pública su oposición a la controversial técnica de interrogación por ahogamiento simulado (waterboarding), es el sexto caso sobre filtración de información secreta bajo la administración del Presidente Obama, mucho más que todas las administraciones anteriores. Kiriakou es acusado de revelar la identidad de un empleado de la CIA a un reportero del diario The New York Times, quien publicó el nombre del oficial en junio de 2008 en un artículo que informaba cuál era el rol del empleado durante la interrogación de Abu Zubaydah, explicó la cadena ABC News.

Kiriakou enfrenta cinco cargos criminales, incluidos tres por violar la Ley de Espionaje y por los cuales puede ser sentenciado por hasta 45 años de prisión, explicó el sitio de noticias Global Post.

El Proyecto de Responsabilidad Gubernamental, una organización para la protección de informantes, señaló que Kiriakou es "la única persona que será procesada con relación al programa de torturas de la administración del ex presidente Bush [...] cuya era estuvo marcada por el rompimiento de la ley, dejando un precedente peligroso: si torturas a un prisionero, no habrá ninguna repercusión penal, pero si estás en contra de ello, corres el riesgo de que se te someta a un proceso penal por violar la Ley de Espionaje".

En un análisis para The New York Times en el mes de febrero, el columnista David Carr señaló que a pesar de las promesas de Obama de mejorar las leyes que protegen a los informantes, el gobierno, en lugar de ello, parece estar interesado en silenciarlos y perseguirlos. Al perseguir a los informantes el gobierno ha abandonado aquel precepto de que "el derecho de la gente a estar informada es visto por sobre el derecho del gobierno a ocultar sus asuntos".

Adicionalmente, Carr señaló que tal persecución crea un efecto incomodo que no solo aleja a los informantes potenciales, sino también a los periodistas con los que ellos podrían trabajar.

Otro artículo de The New York Times sostiene que los Estados Unidos ha iniciado una carrera de clasificación de documentos oficiales: más de 77 millones de documentos fueron clasificados en 2010, un 40 por ciento más que el año anterior. Ello, a pesar del hecho que los Estados Unidos junto con Brasil, colideran la Alianza para el Gobierno Abierto (OGP, por sus siglas en inglés), promocionando la importancia de la transparencia. Irónicamente, las reuniones del Departamento de Estado sobre la importancia de la esta iniciativa en favor de la transparencia se realizaron a puerta cerrada, señaló el portal de noticias Politico.

El soldado Bradley Manning, seguramente uno de los informantes más conocidos, enfrenta 22 cargos por violación de la Ley de Espionaje debido a la filtración de información confidencial a WikiLeaks, lo que condujo al gobierno de los Estados Unidos a tomar medidas represivas por la información filtrada y a comenzar a investigar la posibilidad de presentar cargos criminales contra el fundador de WikiLeaks, Julian Assange.


Other Related Headlines:
» Salon (De Watergate a Wikileaks (en inglés))

Reply

The content of this field is kept private and will not be shown publicly.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.


Newsletter

Subscribe to our twice weekly newsletter about journalism in the Americas.

Choose your language:


English
Español
Português


Please enter your e-mail address: