Knight Center
Knight Center

Blog PERIODISMO EN LAS AMERICAS

Documental analiza violencia en la frontera entre EE.UU. y México con historia de periodista del semanario Zeta




reportero

En 2009, Bernardo Ruíz se reunió con el periodista Sergio Haro en un Starbucks ubicado cerca de la frontera entre México y Estados Unidos, en la ciudad de Mexicali, Baja California. Ruíz estaba buscando un periodista que le ayudara a contar una historia más completa sobre la región, y encontró a Haro, un veterano reportero del semanario Zeta, oriundo de Mexicali.

"Se suponía que íbamos a tener una reunión corta y se convirtió en una conversación de tres horas", dijo Ruíz al Centro Knight para el Periodismo en las Américas. "Salí de la reunión sintiendo que su historia y la del semanario Zeta eran más urgente que cualquier otra cosa que hubiera concebido inicialmente".

La conversación en Mexicali daría origen al documental "Reportero", emitido por POV de la cadena PBS, el lunes 7 de enero. Haga clic aquí para ver la programación local.

Entre septiembre de 2010 y enero de 2012, Ruíz y su equipo siguieron a Haro y a otros profesionales de la publicación Zeta. El documental muestra la lucha por la libertad de expresión en México, desde de la represión del gobierno del PRI, la "dictadura perfecta" que ganó de nuevo la presidencia en 2012, hasta la violencia brutal de los narcotraficantes. "Estoy contento por haber decidido enfocarnos en un periódico regional", dijo Ruiz, "Periódicos regionales pequeños están a la vanguardia de la violencia contra los periodistas".

El Centro Knight habló con Ruíz sobre la dirección de la película, filmar en México y la recepción del documental.

La película comienza con la imagen de Haro conduciendo su camioneta desde su casa en Mexicali hasta Tijuana, donde Zeta tiene su sede, con la mirada fija en el horizonte y su cabellera reflejada en el espejo retrovisor del vehículo. Conduciendo por el desierto de Sonora, el periodista reflexiona sobre los peligros de informar en el México de hoy. "Muchos no están dispuestos a asumir esos riesgos", dice. A pesar de los peligros, Haro dice que encontró en el periodismo una profesión que le hace sentir "completamente en casa".

Haro comenzó su carrera en el periodismo como fotógrafo y empezó a trabajar para Zeta en 1987.
Fundada en 1980 por Jesús Blancornelas y Héctor Félix MirandaZeta es conocido por su estilo agresivo y por su intenso periodismo investigativo. Liderado en la actualidad por la editora Adela Navarro, quien hace parte de la lista de los 100 Pensadores Globales de la prestigiosa revista estadounidense Foreign Policy, el semanario se destaca por su negativa a la autocensura cuando publica noticias sobre drogas y corrupción.

Ruiz dijo que él pensaba que la "visión caleidoscópica" que Haro tiene de la región desde sus tiempos de reportero, su integridad como periodista y su sentido del humor pueden servir como "corazón y alma" del documental que transcurre entre la historia personal de Haro, Zeta y Baja California.

"Reportero" lleva al espectador a la posición de Haro, a la manera como informa sobre temas sociales que van desde recogedores de basura en un botadero ubicado a las afueras de Tijuana, hasta reportes sobre un albergue juvenil para niños deportados. Ambos decidieron qué actividades serían convenientes para el documental. "Ví a Sergio como un colaborador", dijo Ruíz al Centro Knight. Pero la cámara también se adentra en la cocina de Haro, mientras él y su esposa preparan juntos la cena y se sientan a disfrutar de ella. Ruíz presenta un cuadro más completo de Haro como esposo y padre, no sólo como un personaje untado de tinta.

reportero2 Sergio Haro en una escena de "Reportero." Foto vía Quiet Pictures

Ver a la familia de Haro en la película ilustra qué tanto está en juego para los periodistas mexicanos. Una de las situaciones que Ruíz estaba más interesado en capturar era el proceso por el cual pasa un periodista al momento de decidir si publica o no un artículo sensible. ¿Por qué lo haría el reportero y qué precio podría pagar por ello?.

"Era como sostener una granada que aún tiene el seguro puesto", dice Haro, al reflexionar sobre el debate acerca de publicar o no una historia que vincula a muchas figuras poderosas.

Navarro dice en el documental que Zeta ha perdido muchos periodistas desde su creación hace 33 años. Después de un intento de asesinato contra Blancornelas en 1997, el co-fundador Héctor Félix Miranda y el editor Francisco Ortíz fueron asesinados en 1998 y 2004, respectivamente. "Hemos sido capaces de publicar lo que queremos", dice Navarro, "Pero hemos sufrido las consecuencias".

Las decisiones que toman tienen consecuencias directas cuando Haro decide arremeter contra la liberación anticipada del presunto asesino de su amigo y co-fundador del periódico Siete Días, Benjamín Flores. Haro recibió amenazas de muerte después de la publicación del artículo. Se le asignó protección policial y su esposa e hijo fueron enviados a un lugar seguro.

"Eso te hace enojar," dice la esposa de Haro en el documental: "¿No puedes ni siquiera hablar?.

En el documental, Haro dice que se niega a usar un chaleco antibalas o aceptar protección policial, asegurando que ello inhibe el acceso y confianza entre él y sus fuentes. En el mismo sentido, el equipo de Ruíz tenía que asegurarse de que su presencia no afectara el trabajo de Haro. Un equipo pequeño fue esencial para ello.

La seguridad era una preocupación durante el rodaje. Mientras que Ruíz dijo que lo peor de la violencia en Tijuana ya había pasado cuando se empezó a rodar el film, él señaló que Zeta tiene muchos enemigos y que a algunos funcionarios públicos en Baja California no les gustaba la rigurosidad de la publicación. Más allá de las preocupaciones por la intromisión de funcionarios públicos en la producción del film, el verdadero peligro era exponer los rostros y familiares de los reporteros de Zeta y de la familia de Haro.

"Siempre fue una negociación", dijo Ruíz. Durante una reunión con Navarro, Haro y otros miembros de Zeta, Ruíz expuso su deseo de tener el control de la edición final del documental al tiempo que cooperaría con el personal de Zeta para revisar cualquier material que pudiera poner en peligro la vida de alguien. Ruíz dijo que todos era conscientes de los problemas de seguridad, pero en general él sintió que el personal de Zeta recibió con buenos ojos la creciente atención sobre su trabajo.

Una estrategia utilizada por Ruíz fue el evitar discutir investigaciones en proceso. Las historias que se cuentan en la película eran bien conocidas y no tienen porque provocar una respuesta violenta por parte de los carteles de la droga u otras organizaciones criminales.

Mexicali Shoot #2 - 2010 - 065Bernardo Ruíz (derecha) y Sergio Haro. Foto vía Quiet Pictures

Los riesgos y peligros a los que se refiere Haro en la película, "te hacen pensar sobre este trabajo y su nivel de compromiso. Te preguntas ¿cuál es la línea divisoria entre quedarse o huir?"

Cuando empezaron a proyectar el documental en México, Ruíz dijo que estaba bastante nervioso sobre su acogida en Tijuana, donde el equipo rodó parte del mismo. Después de la proyección en la ciudad, una mujer se acercó y le dijo a Ruíz que ella vivía a pocas cuadras de la intersección donde hombres armados intentaron asesinar a Blancorenals, el fundador de Zeta, en 1997. Ella estaba lavando los platos cuando escuchó los disparos, manifestó. La mujer admitió que no dio aviso a la policía y continuó con lo que estaba haciendo.

"Ella dijo que no sabía lo que había ocurrido ese día hasta que vio 'Reportero'", dijo Ruíz.

La película fue bien recibida en México y en el extranjero. "En lo que se refiere a mantener vigente el tema de los ataques contra la prensa en México y la falta total de acciones judiciales por los crímenes contra periodistas, siento que la película ha sido bastante exitosa", dijo Ruíz. De igual manera afirmó que él y Haro fueron invitados a proyectar la película en La Haya, en marzo de 2013.

Después de finalizar el documental, Ruíz dijo que Haro ha publicado una colección de sus reportajes sobre la frontera México-EE.UU. titulado "¡No se olviden de nosotros!". Ellos están analizando una posible traducción de su trabajo para los lectores de habla inglesa.

En el 2012, siete periodistas fueron asesinados en México, ubicándolo como el tercer país más peligroso del mundo para los periodistas después de Somalia y Siria, según el Instituto Internacional de Prensa (IPI). Artículo 19 reportó que 71 periodistas han sido asesinados en México en los últimos 12 años, y 17 más han desaparecido.

Haga clic aquí para ver un mapa del Centro Knight para el Periodismo en las Américas sobre los ataques contra la prensa en México.

"Reportero" ha sido vista en 13 ciudades de México, así como en Europa y Estados Unidos. Ver un trailer del documental aquí

.

Watch Reportero - Trailer on PBS. See more from POV.




Boletín

Suscríbase a nuestro boletín semanal "Periodismo en las Américas"

Boletim Semanal (Português)
Boletín Semanal (Español)
Weekly Newsletter (English)
 
Marketing by ActiveCampaign

Facebook