Knight Center
Knight Center

Blog PERIODISMO EN LAS AMERICAS

Ocho tips para blogueros brasileños al enfrentar persecución judicial



En los últimos dos años, blogueros y activistas digitales brasileños han sufrido de frecuentes ataques judiciales que, en la mayoría de los casos, son originados por las autoridades del país e intentan suprimir contenidos publicados en la web. Muchos tienen éxito: una cronología producida por el Centro Knight para el Periodismo en las Américas muestra que tan sólo en 2012 el país registró 16 casos en los que se utilizaron los tribunales como instrumentos de censura.

Este año, casos como el de la bloguera Alcinéa Cavalcante (a quien le bloquearon su cuenta después de haber sido condenada a pagar una indemnización más de 2 millones de dólares por daños morales al senador José Sarney) y el del periodista Lúcio Flávio Pinto (condenado a indemnizar al empresario de comunicación Romulo Maiorana Júnior por R$ 410 mil) demuestran que la vía judicial continúa siendo utilizada para hacer fracasar a los medios informativos pequeños y callar las críticas de los blogueros en Brasil.

La falta de recursos para pagar un abogado o contratar servicios legales especializados para orientarlo dejan seguido al bloguero en una posición más vulnerable ante aquellos que buscan limitar la libertad de de expresión. Con esto en mente, el Centro Knight para el Periodismo en las Américas conversó con la abogada Camila Marques, del Centro de Referencia Legal de Artículo 19, quien enumeró algunas recomendaciones que la especialista ha hecho en el pasado. Actualmente la organización está recopilando datos para crear un Mapa de la Violencia contra la Blogosfera.

Según Marques, el temor a las sanciones jurídicas no debe forzar a los blogueros a borrar precipitadamente los contenidos cuestionados. "Las personas que se sienten ofendidas o perjudicadas quieren justamente que el bloguero se sienta intimidado y retire su contenido solo con una notificación judicial o extrajudicial, sin una orden de retiro. Aconsejamos que no lo hagan porque constituiría un acto de autocensura", dijo. A continuación otros consejos que compartió:

1. Lea con cuidado el tipo de notificación que reciba

En Brasil, generalmente la primera notificación es extrajudicial y se trata de un intercambio informal, por lo que no cuenta con ningún valor jurídico y mucho menos obliga al destinatario a retirar el contenido. Si fuera una citación judicial, que corresponde a la fase inicial de un proceso, es esencial buscar un abogado lo antes posible, ya que después del recibimiento empieza la cuenta de los plazos procesales, dijo la especialista.

2. Responda de forma completa y clara a las notificaciones extrajudiciales

"Yo siempre recomiendo que la persona responda, también extrajudicialmente, y presente las razones de la publicación, con detalles: si es del interés público, si el blog tiene una función informativa, si no hubo intención de ofender a alguien. Y claro, vale mencionar el derecho a la libertad de expresión", dijo la abogada. En caso de que la notificación se refiera a los derechos de autor de alguien, se debe verificar si en realidad el material en cuestión -- ya sea una imagen o un texto -- realmente está protegido y, de ser así, retirarlo del blog si no se cuenta con el permiso del autor para reproducirlo.

3. Hable con un abogado especializado en el tema

Siempre es aconsejable platicar con un abogado especializado para contar con más argumentos jurídicos, especialmente cuando haya algún acto procesal. "Aunque la publicación sea legítima y no viole ningún derecho, sabemos que el poder judicial brasileño no siempre piensa en la proporcionalidad del acto y la necesidad de la sanción, o que puede llevar al bloguero a ser condenado a pagar indemnizaciones altísimas. La situación es complicada, los acuerdos generalmente no son buenos porque acostumbran pedir que la publicación sea retirada y que no se publique nada más sobre el autor (del proceso legal), o violan la libertad de expresión", dijo Marques. Se debe verificar con un abogado los riesgos del proceso y si vale la pena aceptar los términos restrictivos de un acuerdo. "¿Utilizó la publicación términos ofensivos? ¿Se trata de una opinión o del relato de un dato verídico? ¿Hay materiales protegidos por los derechos de algún autor en un blog con fines de lucro, con anuncios? Todo eso cuenta en la valoración de un juez", agregó.

4. Si no puede contratar un abogado, busque ayuda con las organizaciones o la defensoría pública

Las defensorías públicas prestan asistencia jurídica gratuita a quienes no pueden pagar por los servicios de un abogado. Acuda a la unidad de su estado para verificar si usted califica para obtener este beneficio. Otra opción es recurrir a los escritorios modelo de las facultades de derecho, como los de la Universidad Estatal de Río de Janeiro y la Pontificia Universidad Católica de Rio de Janeiro. La organización Artículo 19, aunque no ofrece representación legal, puede orientar a los blogueros con problemas y compartir información sobre los argumentos utilizados internacionalmente para la defensa de la libertad de expresión.

5. Conozca (y cite) los estándares internacionales

En los procesos que involucren la libertad de expresión existen estándares internacionales que pueden servir de referencia para quien lleva a cabo una batalla por el derecho de informar y opinar en la red. Estos reflejan la preocupación del sistema interamericano de derechos humanos por garantizar que no sean impuestas restricciones a la libertad de expresión más allá de lo estrictamente necesario. Marques observó que los blogueros son blancos de cuatro tipos de solicitudes de retiro de contenidos: derechos de autor, honra, privacidad y marca. "En el caso de una alegación de violación a la honra, los estándares internacionales afirman que solamente los datos falsos podrían proporcionar un motivo para un proceso, los datos verdaderos no causarían ningún daño desproporcional. Vale la pena resaltar que solo los datos pueden originar una acción, las opiniones no basadas en datos están protegida. Los personajes públicos deben tener una tolerancia mayor puesto que hay un interés de la sociedad involucrado. Si el bloguero solo tenía la intención de informar o ejercer su opinión, la Justicia debería ser más tolerante", explicó Marques. Otros argumentos pueden ser encontrados en el "Análisis Comparativo de la Jurisprudencia Nacional con los estándares internacionales de difamación" producido por Artículo 19.

6. No retire los contenidos antes de recibir una orden judicial

"Las personas que se sienten ofendidas o perjudicadas con el contenido de un blog quieren justamente que el bloguero se sienta intimidado y que retire el contenido apenas con la notificación judicial o extrajudicial. Consideramos que eso no debería hacerse porque constituiría un acto de autocensura. Existen defensas y argumentos consolidados internacionalmente; necesitamos integrarlos en el ambito nacional y hacer que los jueces entiendan que debe haber una mayor tolerancia a las críticas en favor del pleno ejercicio de la libertad de expresión. Brasil es uno de los países más intolerantes a la critica y todo se puede usar como escusa para una solicitud de retiro de contenido, no puede ser así", dijo la abogada.

7. Los blogueros cuentan con los mismos derechos que los periodistas

Anonimato en el registro de blogs, acreditación oficial de prensa y protección de las fuentes son algunos de los derechos que, según Artículo 19, no pertenecen solo a los periodistas reglamentados, también se extienden a los blogueros. "El acto de diseminar información en el interés del público no es algo que deba requerir estar asociado a un organismo profesional o adherirse a determinado código de conducta establecido", aseguró la organización en su manual "El derecho de bloguear".

8. Divulgue el asedio judicial

Para Marques, divulgar los detalles del proceso puede ayudar a crear una red de solidaridad y acción que favorezcan al bloguero. En muchos casos, el contenido cuestionado es reproducido en varios otros sitios, lo que dificulta la censura. "Claro, es necesario tener cuidado al divulgar los detalles del caso, asumir un tono informativo y evitar cualquier tipo de ofensa o provocación al autor de la acción para no dar apertrua a ser nuevamente procesado", resaltó.
 



No comments

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.


Boletín





Por favor, suscríbase a nuestro boletín semana.

Nombre Completo

Email *
Elija el boletín al que se desea suscribir:
Boletim Semanal (Português)

Boletín Semanal (Español)

Weekly Newsletter (English)
email marketing
by activecampaign

Facebook

Comentarios recientes