Knight Center
Knight Center

Blog PERIODISMO EN LAS AMERICAS

Defensores de la prensa piden investigación exhaustiva del asesinato del joven periodista peruano




Por Christina Noriega y Hector Perez
(Texto en español actualizado al 26 de Noviembre 2014)

A pesar de las declaraciones de un oficial de alto rango de la policía peruana, quien dijo que el asesinato del reportero de 22 años de edad, Fernando Raymondi, no fue motivado por su cobertura del crimen organizado, el narcotráfico y la corrupción en Lima,  periodistas locales e internacionales y defensores de la libertad de prensa seguirán pidiendo una investigación a fondo del hecho.

El asesinato de Raymondi marca la segunda muerte de un periodista este año en Perú, donde el Comité para la Protección de los Periodistas ( CPJ ) dijo que los periodistas que cubren el crimen organizado y la corrupción son "frecuentemente" atacados por su trabajo. Durante una conferencia de prensa en relación con el asesinato de la esposa de un periodista el mes pasado, la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) y el Consejo de la Prensa Peruana advirtió de la creciente violencia contra los periodistas en el país.
 

A punto de graduarse como periodista de la Universidad de San Martín de Porres, Raymondi se unió a la unidad de investigación de la revista de noticias líder en Perú,  Caretas, en julio. Según Caretas, Raymondi había estado investigando casos de presunta extorsión en la industria de la construcción y planes de asesinato de bandas de delincuentes locales al momento de su muerte .

Raymondi fue atacado el 9 de noviembre en su tienda de alimentos, un negocio de propiedad familiar en la ciudad de Cañete, donde recientemente había investigado una serie de asesinatos efectuados por sicarios .

Dos hombres armados no identificados se acercaron al periodista cuando conversaba con su amigo, Diego Ormeño, fuera de la tienda. Los hombres ordenaron a Ormeño que se fuera, uno de los individuos le apuntó con un arma a Raymondi, obligándolo a entrar a la bodega donde trabajaba su padre, fue el relato que Ormeño hizo ante Caretas. Los hombres armados preguntaron por la caja de la tienda, pero antes de que el padre pudiera entregar  200 soles, uno de los hombres armados le disparó a Raymondi en el pecho. Los delincuentes se fueron sin llevarse mercadería o dinero en efectivo de la tienda. Raymondi murió camino al hospital.

En conferencia de prensa a días del asesinato, el director de la policía nacional del Perú, Jorge Flores Goicochea, había dicho que el caso no era "un asesinato preestablecido, sino un intento de asalto que resultó en consecuencias mortales", según el medio de comunicación nacional, Perú21.

Sin embargo, el ministro de Defensa Daniel Urresti desestimó esos comentarios sugiriendo todos los motivos están todavía sobre la mesa ."Lo que el general Flores Goicochea hizo fue dar la hipótesis de la policía. Nadie ha asegurado nada ni descartado nada", dijo Urresti.

La semana pasada la policía arrestó al primer sospechoso por el crimen y continúa manteniendo la hipótesis de que el móvil del asesinato habría sido el robo. Se trata de Luis Salazar, un supuesto mototaxista integrante de la pandilla "Los Raqueteros". A la fecha, la policía continúa buscando a otros 3 sospechosos integrantes de la misma banda de delincuentes.

Por otra parte, un investigador de la policía sin identificación en el caso, dijo que la investigación seguía en curso y no es posible descartar ninguna motivación para el asesinato, según informó Caretas.  " No entendemos por qué el director de la policía dio un comunicado en el que todavía no tenemos pruebas concretas", dijo el investigador de la policía a Caretas.

La Asociación Nacional de Periodistas del Perú (ANP), la SIP y el CPJ están exigiendo una investigación a fondo del asesinato. La Secretaria General de la ANP, Zuliana Lainez, opinó sobre evaluación apresurada hecha por el director de la policía.

"Indignación  es la única cosa que puedo sentir, cuando las autoridades son tan rápidas para etiquetar el crimen como delincuencia común", dijo Lainez en un post de Facebook. "Cualquier conexión de su muerte con su trabajo se niega, como en todos los demás casos. Es tal vez una muestra de lo que un crimen contra un periodista significa al Estado".
 

Américo Zambrano, editor de Caretas que trabajó estrechamente con Raymondi, dijo que el informe en curso del periodista sobre casos locales de  extorsiones y  planes de asesinato, podría ser un motivo del crimen. "No puedo llegar al extremo de afirmar que esta fue la razón de su muerte, pero nada se puede descartar ", dijo Zambrano .

Caretas informó que los vecinos del negocio de Raymondi aseguran que no había habido un robo en el vecindario en los últimos cuatro años. Hasta que encuentren al asesino todo lo que el padre de  Raymondi puede hacer es esperar.

"Mi hijo es víctima de la violencia", dijo Hilario Raymondi en una entrevista con Caretas. "Exijo justicia para que su muerte no quede impune, para que  los que hicieron esto sean castigados, para que podamos acabar con todo esto derramamiento de sangre una vez por todas".

 




Boletín

Suscríbase a nuestro boletín semanal "Periodismo en las Américas"

Boletim Semanal (Português)
Boletín Semanal (Español)
Weekly Newsletter (English)
 
Marketing by ActiveCampaign

Facebook