Knight Center
Knight Center

Blog PERIODISMO EN LAS AMERICAS

Rechazo en México por despido de dos periodistas en medio de alegaciones de intentos de censura y presión



Cuando el grupo radial MVS anunció el despido de los periodistas Daniel Lizárraga e Irving Huerta, el pasado 12 de marzo, la polémica se desató en el país. Y no es para menos. El despido y sus razones incluyen alegaciones de intentos de censura y de presiones por parte de autoridades y del medio a raíz de las investigaciones de los periodistas, un presunto exceso de fuerza por parte del personal de seguridad del medio en contra de los reporteros, así como acusaciones por parte de MVS de abuso por parte de los comunicadores que generó una “pérdida de confianza” en ellos.

Unidad de Investigaciones Especiales de Aristegui.Foto vía Twitter Irving Huerta.

Los periodistas hacían parte del equipo de investigaciones especiales de Noticias MVS Primera Emisión de la periodista Carmen Aristegui el cual se transmite todas las mañanas por MVS. Lizárraga fue parte del equipo que investigó el caso de la “Casa Blanca” de la familia del presidente Enrique Peña Nieto y su conflicto de intereses con una constructora. Huerta por su parte fue uno de los reporteros que dio a conocer el escándalo de una presunta red de prostitución dirigida por el ex líder del PRI en México D.F., Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, al interior del partido.

Los despidos se produjeron en medio de una tensa relación entre MVS y el quipo de Aristegui relacionado con su posición frente a la herramienta digital Méxicoleaks la cual tiene por objetivo facilitar el envío por cualquier persona de información de interés público de manera anónima. El sistema fue creado gracias a una alianza entre medios de comunicación y organizaciones de la sociedad civil. Lizárraga apareció en un video promocional de dicha herramienta mientras que Aristegui, durante una de sus emisiones, anunció su apoyo a dicha iniciativa.

En un primer comunicado del 11 de marzo, MVS no solo se desvinculó de dicha plataforma sino que también aseguró que el uso de su marca sin autorización por el equipo de Aristegui representaba “un agravio y una ofensa” así como “un engaño a la sociedad”. Aristegui señaló en su noticiero encontrarse “sorprendida” de esta respuesta, pero aclaró que su unidad de investigaciones especiales sí se sumará a la plataforma.

En un segundo comunicado del 12 de marzo, MVS señaló que Méxicoleaks no es el problema y aseguró que cualquier plataforma ciudadana es bienvenida. No obstante, calificó de inaceptable que sus colaboradores comprometan y dispongan recursos de la empresa para realizar alianzas sin su autorización.

En la tarde del 12 de marzo, a través de un tercer comunicado, MVS anunció oficialmente el despido de los periodistas. Según algunos medios, los periodistas fueron notificados de su despido con “rudeza innecesaria” lo que habría provocado un altercado con el personal de seguridad. Los periodistas habrían sido arrinconados y despojados de sus equipos de cómputo.

A pesar de la razón dada por MVS, se habla de una crisis del equipo de Aristegui con el medio por las investigaciones que relacionan a la familia presidencial. “Hay preguntas abiertas que deberán ser respondidas sobre qué explica y qué hay de trasfondo de una acción de esta naturaleza, que se ha traducido en una campaña inédita y desproporcionada, en una estridencia mediática, informó el portal Noticaribe. La comunicadora también exigió la restitución de su equipo.

Por su parte, el defensor de la audiencia de Noticias MVS, Gabriel Sosa, calificó la respuesta del medio como “desproporcionada”. En un documento señaló que “en lugar del diálogo y el acuerdo, la empresa recurrió a la estridencia mediática, sin ninguna aportación al ejercicio de libertad de expresión y el derecho a la información de la sociedad. Por el contrario, se hizo un daño a la imagen de los periodistas y de la marca que supuestamente se pretendía defender con esta campaña mediática” al utilizar calificativos como “ofensa”, “abuso de confianza”, y hasta “engaño”.

Tras los despidos, simpatizantes del equipo de periodistas se reunieron frente a la sede de MVS como señal de protesta ante lo que ellos aseguran es un intento de censura del programa de Aristegui. Los manifestantes gritaban consignas como “¡No a la censura, no  la censura!”, informó Sinembargo.

Por su parte la etiqueta #EnDefensaDeAristegui ha sido una de las de mayor tendencia desde el día jueves. Asimismo se adelanta una campaña para recolectar 100 mil firmas y así evitar la posible salida de la periodista de dicho medio. 




Boletín

Suscríbase a nuestro boletín semanal "Periodismo en las Américas"

Boletim Semanal (Português)
Boletín Semanal (Español)
Weekly Newsletter (English)
 
Marketing by ActiveCampaign

Facebook