Knight Center
Knight Center

Blog PERIODISMO EN LAS AMERICAS

Protestan por liberación de paramilitar acusado de secuestrar a la periodista colombiana Jineth Bedoya



Actualización (junio 5 de 2015): El fiscal general de Colombia, Eduardo Montealegre, ordenó la recaptura del ex paramilitar Alejandro Cárdenas Orozco, alias ‘JJ’, vinculado en el secuestro, tortura y violación de la periodista Jineth Bedoya Lima, informó la revista Semana.  

El anuncio lo hizo Montealegre dos días después de que en el país se desatara una polémica por la decisión en primera instancia de una fiscal de precluir (dar por terminada) la investigación en contra de Cárdenas Orozco por el caso de Bedoya. Como consecuencia de dicha orden, alias ‘JJ’ quedó en libertad en la noche del pasado 2 de junio. [ver abajo nota original].

Montealegre también anunció que la fiscal que tomó dicha decisión “será removida” del caso, y que será sometida a una investigación por el posible delito de prevaricato, informó el diario El Colombiano.

“La decisión adoptada por la fiscal 49 tiene errores de fondo y de forma. Tampoco fue consultada con el director de Derechos Humanos ni con el despacho del Fiscal General de la Nación, por tanto como consecuencia de la nulidad la Fiscalía ordenó reactivar la detención preventiva y la orden de captura contra alias ‘JJ’”, dijo Montealegre de acuerdo con El Colombiano.

Nota original (junio 4 de 2015): Organizaciones defensoras de la libertad de prensa protestaron y consideraron como un retroceso la decisión de un fiscal de no continuar con la investigación en contra de uno de los acusados del secuestro, tortura y violación de la periodista colombiana Jineth Bedoya Lima, y ordenar su liberación. La propia periodista protestó y dijo que quedaba con "el corazón golpeado y la dignidad intacta".

Jineth Bedoya Lima. Foto vía Twitter @jbedoyalima.

El pasado 2 de junio, la fiscalía 49 especializada de derechos humanos y Derecho Internacional Humanitario precluyó (dio por terminada) la investigación en contra del ex paramilitar Alejandro Cárdenas Orozco, alias ‘JJ’, quien en 2011 confesó su participación en el secuestro y tortura, pero no en la violación de Bedoya. En 2013 ‘JJ’ se retractó de lo confesado, informaron los diarios El Espectador y El Tiempo.

El fiscal del caso consideró que no había evidencias para seguir la investigación en su contra, por lo que además de darla por terminada, expidió la boleta de libertad de Cárdenas, agregó El Tiempo. Tras revisar sus antecedentes judiciales y comprobar que no tenía otra orden de captura en su contra, alias ‘JJ’ quedó en libertad el pasado 2 junio.

El 25 de mayo del 2000, Bedoya Lima fue secuestrada, torturada y abusada sexualmente por parte del bloque Centauros de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC). Ese día la periodista se dirigía a entrevistar al ex jefe paramilitar Mario Jaimes Mejía, alias ‘El Panadero’, quien la citó en la cárcel Nacional Modelo de la ciudad de Bogotá, de acuerdo con la Fiscalía General de la Nación.

Mientras esperaba en la entrada de dicha prisión, Bedoya fue secuestrada y llevada a una finca donde estuvo retenida algunas horas tiempo en el que fue golpeada, torturada y abusada sexualmente. Finalmente fue abandonada cerca de la ciudad de Villavicencio, departamento del Meta (región central del país), agregó la Fiscalía.

Ese año, la periodista, quien trabajaba para el diario El Espectador, realizaba una investigación sobre la muerte de 26 internos en dicha institución carcelaria, informó el diario El Heraldo.

En 2011, Bedoya demandó al Estado colombiano por la falta de justicia en su caso ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), cuyo informe de admisibilidad fue publicado en 2014. En 2012, la Fiscalía General de la Nación declaró los crímenes de los que fue víctima Bedoya como delitos de lesa humanidad. Esto significa que su caso no prescribe. 

Además de Cárdenas Orozco, quien quedó en libertad, en la investigación del crimen en contra de Bedoya se encuentran vinculados otros dos ex paramilitares: Mario Jaimes Mejía, alias ‘El Panadero’ y Jesús Emiro Pereira, alias ‘Huevo e Pisca’, ambos todavía detenidos, según El Tiempo.

Las reacciones no se hicieron esperar ante la polémica decisión. La Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP) expresó en un comunicado que “tras 15 años de impunidad, esta decisión constituye un retroceso enorme en la búsqueda de justicia y envía un mensaje de permisividad y no castigo frente a las agresiones contra la prensa”.

“Veo que esta es la respuesta de la Fiscalía General de la Nación a 15 años de impunidad. Su inoperancia me golpea profundamente, pero no me quita fuerza para seguir buscando justicia”, afirmó la periodista al conocer la noticia de acuerdo con la FLIP. Bedoya también se pronunció a través de su cuenta de Twitter: “Mientras apoyaba Ley de Feminicidio @FiscaliaCol ordenó libertad de uno de mis violadores. Tengo el corazón golpeado y la dignidad intacta!”.

Por su parte, Carlos Lauría, coordinador senior del programa de las Américas del Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ por sus siglas en inglés), aseguró estar “consternados” en el CPJ por esta decisión de “liberar a uno de los sospechosos que confesó participar en el terrible ataque contra la periodista Jineth Bedoya 15 años atrás”. El CPJ también exhortó a las autoridades colombianas “a cumplir con sus compromisos públicos de priorizar la lucha contra la impunidad en los crímenes contra periodistas”.

El Procurador General de la República, Alejandro Ordóñez, solicitó a la Fiscalía la revisión de la decisión y aseguró haber dado “instrucciones para que interpongan los recursos de ley a efectos de lograr que los responsables de esa agresión sean sancionados y que todos los escenarios en los que la Procuraduría pueda intervenir, lo haga y en las próximas horas se interpondrán los recursos pertinentes”, informó El Tiempo.

La preclusión de una investigación es un mecanismo procesal en la jurisprudencia colombiana para dar por terminado un proceso penal antes de la sentencia. La decisión tomada en la investigación en contra de alias ‘JJ’ se trató de una decisión de primera instancia por lo cual puede ser apelada. De acuerdo con Misael Rodríguez, jefe de la Dirección Nacional de Derechos Humanos de la Fiscalía, la apelación puede ser interpuesta por la víctima, sus abogados o por el Ministerio Público.

Rodríguez aseguró que “la Fiscalía está comprometida en esclarecer los hechos”, insistió en que la decisión no es definitiva e invitó “a los sujetos procesales para que acudan a las facultades que tienen para apelarla




Boletín

Suscríbase a nuestro boletín semanal "Periodismo en las Américas"

Boletim Semanal (Português)
Boletín Semanal (Español)
Weekly Newsletter (English)
 
Marketing by ActiveCampaign

Facebook