Knight Center
Knight Center

Blog PERIODISMO EN LAS AMERICAS

México y Brasil lideran las Américas en materia de impunidad en asesinatos de periodistas




Colombia quedó por fuera del Índice Global de Impunidad 2015 del Comité para la Protección de Periodistas (CPJ por sus siglas en inglés), dejando a México y Brasil como los únicos países de América Latina en la lista de 14 países en donde los responsables de los asesinatos de periodistas “quedan libres”.

Para realizar el Índice, dado a conocer el pasado 8 de octubre, el CPJ analiza los asesinatos no resueltos que ocurrieron en la década anterior y en donde “se ha confirmado que el ejercicio del periodismo fue el móvil del crimen”. Las fechas exactas que se consideraron fueron entre el 1 de septiembre de 2005 y el 31 de agosto de 2015. La organización aseguró que incluye aquellos países en donde hay cinco o más casos no resueltos sin ninguna condena.

El CPJ informó que Colombia es el único país que salió del Índice de este año. México quedó en el puesto 8, mientras Brasil está en el 11.

Colombia

En cuanto a Colombia, la organización señaló que desde el 2009 se han logrado condenas en los casos de dos asesinatos de periodistas, pero agregó que la mejora general del país “se atribuye en gran medida a la reducción de la violencia política a escala nacional y a un programa gubernamental de protección a periodistas”.

Un hito importante en su lucha contra impumidad en casos de crímenes contra periodistas se produjo el pasado junio cuando un ex legislador colombiano fue condenado a 36 años de prisión señalado de ser el autor intelectual del asesinato del subdirector del diario La Patria, Orlando Sierra, ocurrido en 2002. La Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP) dijo que era el primer caso en Colombia en el que toda la “cadena criminal” de un crimen contra un periodista ha sido condenada por la justicia.

Foto de Flor Alba Núñez Vargas tomada de su cuenta de Twitter.

Asimismo, el Programa de Protección a Periodistas en Colombia, el mecanismo de protección para periodistas más antiguo de América Latina, celebró sus 15 años de existencia. Las organizaciones de defensa de libertad de expresión aprovecharon la ocasión para señalar los éxitos del mecanismo, así como también sus problemas que incluyen escándalos de corrupción interna y falta de recursos financieros.

En su informe sobre el Índice de Impunidad 2015, el CPJ agregó que los periodistas del país siguen siendo amenazados y asesinados, como en el caso de Flor Alba Núñez Vargas quien recibió un disparo en la cabeza afuera de la estación de radio en donde trabajaba, el pasado 10 de septiembre.

México

México se ubica actualmente en el octavo lugar de la lista con 19 periodistas que “han sido asesinados con absoluta impunidad durante el ultimo decenio”, según el CPJ. Esto es de los 23 casos de asesinatos documentados por el CPJ en la última década en los que se confirmó que el motivo del crimen está relacionado con el trabajo periodístico.

El país también cuenta con un mecanismo de protección para los periodistas, pero los críticos han señalado su ineficacia desde su creación en 2012.

La muerte del reportero gráfico Rubén Espinosa el pasado agosto captó la atención internacional debido a que ocurrió en la Ciudad de México, un lugar considerado por largo tiempo como un refugio seguro para los periodistas mexicanos de otras partes del país que se sentían amenazados por su trabajo. Él y cuatro mujeres, incluyendo la activista de Veracruz Nadia Vera, fueron brutalmente asesinados. Hasta la fecha, tres personas han sido detenidas, pero la policía no han confirmado el motivo, según la organización Artículo 19.

Brasil

En Brasil,el CPJ informó sobre condenas exitosas, sin embargo aún permanecen 11 casos sin resolver de los 19 ocurridos en la última década.

Walgney Assis Carvalho. Foto: Facebook/Estado de Minas

“Pese a un creciente historial de condenas, la violencia letal contra los periodistas sigue superando la velocidad de la justicia en Brasil”, dijo el informe del CPJ.

En agosto, un hombre fue condenado a casi 30 años de cárcel por los asesinatos de Walgney Assis de Carvalho y su colega Rodrigo Neto ocurridos en 2013. Un ex oficial de policía también fue condenado a 12 años de prisión por el asesinato de Neto.

No obstante, el CPJ señaló que estas condenas, como en la mayoría, la rendición de cuentas no ha llegado hasta los autores intelectuales de los crímenes.

“El enjuiciamiento de los que ordenan el asesinato de los periodistas sigue siendo un desafío clave para romper el ciclo de violencia en Brasil, en particular si se toma en cuenta el hecho de que funcionarios gubernamentales locales son los principales sospechosos en la mayoría de los casos”, dijo la organización.

El siguiente mapa muestra los casos de periodistas asesinados que permanecen en total impunidad.

 

[*Nota del editor: El CPJ tiene un sistema para determinar si un periodista ha sido asesinado en relación con su trabajo. Hubo periodistas que murieron durante ese period de tiempo que no fueron incluídos]​

 




Boletín

Suscríbase a nuestro boletín semanal "Periodismo en las Américas"

Boletim Semanal (Português)
Boletín Semanal (Español)
Weekly Newsletter (English)
 
Marketing by ActiveCampaign

Facebook