Knight Center
Knight Center

Blog PERIODISMO EN LAS AMERICAS

Brasil, México, Colombia y Guatemala en la lista del CPJ de los países más mortíferos para periodista en 2015




La violencia mortal contra periodistas en América Latina continuó su crecimiento este año, con cuatro países de la región en la lista de los países más mortíferos para periodistas durante 2015 del Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ por sus siglas en inglés).

Brasil, México, Colombia y Guatemala fueron los países más mortíferos en América Latina para los periodistas durante 2015, según el informe de fin de año de la organización. Para el CPJ, 12 de los asesinatos de periodistas en estos países fueron confirmados como crímenes relacionados con su trabajo. Seis de los casos se produjeron en Brasil.

En 2014, la organización confirmó que siete periodistas fueron asesinados en el cumplimiento de su trabajo en América Latina. Paraguay, que tuvo tres muertes confirmadas el año pasado, salió de la lista este año.

Los periodistas asesinados en América Latina este año reportaban sobre temas peligrosos como el crimen organizado o la corrupción y algunos habían recibido amenazas a sus vidas justo antes de su crimen. 

Periodista brasileño Gleydson Carvalho murió el 6 de agosto de 2015 luego de que dos hombres le dispararan en su estación de radio mientras estaba al aire. (Foto tomada página de Facebook de Carvalho)

En su informe, el CPJ incluyó las muertes de periodistas en la que el motivo del asesinato se ha confirmado estar directamente relacionado con su trabajo. También incluye a los periodistas que fueron “asesinados en fuego cruzado en situaciones de combate” o que fueron “asesinados en el ejercicio de una asignación peligrosa como la cobertura de una protesta callejera”. La organización está trabajando para determinar si los asesinatos de seis periodistas en América Latina estuvieron directamente relacionado con el ejercicio de su trabajo. Dichos periodistas están en una lista abajo.

Con seis muertes confirmadas por la organización por estar relacionadas con el trabajo del periodista, Brasil fue el tercer país más mortífero para los periodistas en el mundo en 2015. El país “registró su mayor cifra de muertes desde que en 1992 el CPJ comenzó a llevar estadísticas detalladas de estos casos”, según el informe. La organización notó los avances que ha tenido el país al sentenciar a los asesinos de periodistas en los últimos dos años.

El caso más reciente fue el del bloguero de 30 años Ítalo Eduardo Diniz Barros quien fue asesinado en el estado de Maranhão el 13 de noviembre. Sólo tres días antes, el periodista de radio comunitaria Israel Gonçalves Silva fue asesinado en el estado de Pernambuco.

A principios de año, el periodista de radio Gleydson Carvalho recibió un disparo mientras estaba al aire en Radio Liberdade FM en Camocim, Ceará, en agosto.

En el transcurso de una semana en mayo, los cuerpos de dos periodistas asesinados fueron encontrados en la parte oriental del país. El 18 de mayo, el cuerpo decapitado del bloguero de ‘Coruja do Vale’ Evany José Metzker fue encontrado en Minas Gerais. Días más tarde, la policía descubrió el cuerpo torturado del periodista de radio comunitaria Djalma Santos da Conceição en Bahía.

En una región que ha sido particularmente peligrosa para los periodistas en los últimos años, el periodista de radio paraguayo Gerardo Ceferino Servían Coronel fue asesinado en Ponta Porã, Brasil, en la frontera entre Brasil y Paraguay el 5 de marzo.

CPJ confirmó la muerte de cuatro periodistas en México durante 2015, razón por la que se convirtió en el octavo país más mortífero para los periodistas este año. Los estados sureños de Oaxaca y Veracruz han visto los más altos niveles de violencia este año.

Foto del asesinado fotógrafo Rubén Espinosa. (Centro Knight/Jesús Nazario)

La muerte más reciente, el asesinato en julio del fotorreportero Rubén Espinosa Becerril en la Ciudad de México atrajo la atención internacional y esfuerzos galvanizados para enfrentar la violencia contra periodistas en México.

Dos personas dispararon en contra del periodista radial Filadelfo Sánchez Sarmiento frente a su oficina en Miahuatlán de Porfirio Díaz, Oaxaca en la mañana del 2 de julio. Dos meses antes, en mayo, el cuerpo del periodista radial de Veracruz Armando Saldaña Morales fue encontrado en Oaxaca.

Sólo dos días después del inicio de 2015, el periodista José Moisés Sánchez Cerezo desapareció después de que individuos armados se lo llevaron de su casa en Medellín de Bravo. Su cuerpo fue encontrado el 24 de enero en Veracruz.

El CPJ confirmó la muerte de un periodista por motivos relacionados con su trabajo en cada uno de los dos últimos países latinoamericanos de su lista de 2015.

La periodista de radio colombiana Flor Alba Núñez Vargas, de 25 años, recibió un disparo mientras caminaba hacia su lugar de trabajo en Pitalito, departamento del Huila, el 10 de septiembre.

Y, el 10 de marzo, el reportero de un periódico guatemalteco Danilo López estaba cubriendo un evento oficial del gobierno en Mazatenango, departamento de Suchitepéquez, cuando fue baleado fatalmente.

El CPJ informó que un total de 69 periodistas fueron asesinados en todo el mundo durante el 2015 como resultado de su trabajo. Siria y Francia, con 13 y 9 muertes de periodistas confirmadas respectivamente, fueron los países más mortíferos, según la organización.

Foto de Flor Alba Núñez Vargas tomada de su cuenta de Twitter.

La organización encontró que los temas más comunes cubiertos por los periodistas asesinados eran la política y los derechos humanos.

Las organizaciones defensoras de la libertad de expresión y de prensa tienen sus propios criterios para determinar si un asesinato está o no relacionado con el ejercicio del trabajo profesional como periodista o como trabajador de los medios de comunicación. Como resultado, los informes de las diferentes organizaciones ofrecerán diferentes cifras finales sobre los periodistas que murieron a causa de su trabajo.

Por ejemplo, en el informe de fin de año de Reporteros Sin Fronteras (RSF), un total de ocho periodistas fueron asesinados en México en 2015. “México sigue siendo el país más mortífero de América Latina para el gremio periodístico”, dijo la organización en su informe. Sin embargo, RSF sólo ha confirmado en tres casos que el motivo del crimen estuviera relacionado con el trabajo como periodista.

A continuación se enumeran 15 casos adicionales de muertes de periodistas de América Latina que no están incluidos en los números del CPJ sobre asesinatos con motivos confirmados con su trabajo. Algunos están siendo investigados por el CPJ, otros han sido reportados por organizaciones como RSF. También hemos incluido asesinatos de periodistas y trabajadores de los medios cubiertos este año por el Centro Knight para el Periodismo en las Américas en la que ningún motivo se ha determinado.

Brasil

Colombia

Guatemala

Honduras

México

 

*Lorenzo Holt apoyó en la realización de esta historia. 




Boletín





Por favor, suscríbase a nuestro boletín semana.

Nombre Completo

Email *
Elija el boletín al que se desea suscribir:
Boletim Semanal (Português)

Boletín Semanal (Español)

Weekly Newsletter (English)
email marketing
by activecampaign

Facebook

Comentarios recientes