Knight Center
Knight Center

Blog PERIODISMO EN LAS AMERICAS

Fiscalía de Colombia considera "crimen de estado" el asesinato de periodista ocurrido hace 17 años



Tuvieron que pasar casi 17 años del asesinato del periodista y humorista colombiano Jaime Garzón para que la Fiscalía del país lo señalara como un crimen de Estado debido a la participación que tuvieron en éste miembros del Ejército y del extinto departamento de inteligencia (conocido como DAS) junto con una banda criminal.

Aunque los señalamiento de conexión entre agentes del Estado y este crimen vienen siendo investigadas desde hace algunos años en el país, es la primera vez que públicamente un fiscal lo cataloga de esta manera. En sus declaraciones hechas a Noticias Caracol, el director de Fiscalías Nacionales Especializadas, Iván Lombana, también informó sobre nuevas líneas de investigación que involucran a otros oficiales.

El fiscal Lombana aseguró que el general (r) Rito Alejo del Río; el coronel (r) Jorge Eliécer Plazas Acevedo; y el subdirector del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), José Miguel Narváez, fueron quienes planearon el crimen en compañía del desaparecido jefe del grupo paramilitar Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), Carlos Castaño.

Por Remux (Own work) [GFDL or CC BY 3.0], via Wikimedia Commons
 

Según el fiscal, Garzón se convirtió en un personaje “incómodo” para una parte de la fuerza pública y del paramilitarismo a raíz de versiones de un presunto acuerdo entre Garzón y la guerrilla colombiana para intermediar en la liberación de secuestrados, y quedarse con parte del dinero de los secuestros. Una versión que está desvirtuada, según lo dijo el funcionario a Noticias Caracol.

De acuerdo con la investigación, para cometer el crimen en la ciudad de Bogotá se contrató a sicarios de la banda criminal de Medellín ‘La Terraza’, bajo el mando del exjefe paramilitar Diego Fernando Murillo, alias ‘don Berna’, publicó Noticias Caracol. Aunque en 2013, la Fiscalía vinculó a Murillo al homicidio del periodista, debido a la Ley de Justicia y Paz (proceso de paz con los paramilitares) y a su extradición a Estados Unidos, esta investigación fue suspendida, informó la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP).

La operación del asesinato de Garzón estuvo a cargo de tres hombres y una mujer quienes habrían sido hospedados en la casa del coronel [r] Plazas Acevedo. El oficial era para la época el jefe de inteligencia de una brigada militar en Bogotá, dijo el fiscal.

El coronel Plazas también les habría dado indicaciones a los sicarios sobre cómo cometer el homicidio, según el diario El Espectador. De hecho, en un reciente allanamiento a la brigada a la que pertenecía el coronel se encontraron mapas y croquis de los seguimientos que le hicieron al periodista, dijo el fiscal Lombana a Noticias Caracol.

“Eso lo que explica es que sencillamente miembros de la fuerza pública siguieron a Jaime Garzón. Fue la información que finalmente le presentaron al comandante Carlos Castaño para que finalmente tomara la decisión de eliminarlo”, explicó Lombana en sus declaraciones.

Desde 2014, el coronel Plazas Acevedo se encuentra preso vinculado a diferentes investigaciones, entre ellas la del asesinato de Garzón. Varios exparamilitares han asegurado que fue él quien coordinó este asesinato, informó El Espectador.

Respecto al general Del Río, quien está condenado a 25 años de cárcel por el asesinato de un campesino en el departamento del Chocó, el fiscal anunció que será llamado a declarar el próximo 14 de marzo sobre el crimen del periodista.

La vinculación tiene que ver con los indicios que apuntan a una relación con paramilitares, específicamente con Carlos Castaño, así como también porque para la época era el superior directo del coronel Plazas, agregó Noticias Caracol.

Sobre el exsubdirector del DAS, José Miguel Narváez, se dice que fue quien más instigó a Castaño para cometer el asesinato, publicó El Espectador. Narváez, quien también está procesado por este crimen, es señalado como el ideólogos de la AUC y como uno de los hombres que habría desviado las investigaciones del crimen de Garzón, agregó el diario.

Una de estas desviaciones fue la captura de otros dos miembros de La Terraza inculpados por el DAS de ser los sicarios en el caso Garzón. Cinco años más tarde, estos hombres fueron puestos en libertad por falta de pruebas en su contra, informó El Espectador.

En este sentido nació otra línea de investigación en la que el general de la Policía Mauricio Santoyo, exjefe de seguridad del expresidente Álvaro Uribe, no solo habría encubierto la investigación, sino que habría secuestrado a dos de los verdaderos sicarios para entregárselos a alias ‘Don Berna’, quien los habría ejecutado, explicó Noticias Caracol.

En la actualidad el general Santoyo se encuentra en Estados Unidos cumpliendo una pena por 13 años por sus vínculos con otra banda criminal del país, dijo El Espectador.  

“A nosotros nos parece positivo que la Fiscalía comprenda que es un crimen de Estado. Sin embargo, nos parece insuficiente considerando que llevamos varios años pidiendo que sea declarado crimen de lesa humanidad. Es claro que este asesinato se dio en un contexto de persecución a representantes de Derechos Humanos”, dijo el abogado que representa a la familia de a Semana.com.

El crimen que mató las sonrisas en Colombia

Jaime Garzón fue asesinado en la madrugada del 13 de agosto de 1999 cuando el periodista se dirigía a la emisora Radionet de la ciudad de Bogotá. Era uno de los hombres más queridos e influyentes del país; y se había convertido en un referente nacional gracias a sus programas humorísticos y su irreverencia, publicó la revista Semana.

También era famosos por los diferentes personajes que caracterizaba con los que hacia humor crítico político. Su último personaje fue un lustrabotas quien hacia entrevistas a los personajes más reconocidos del país. Asimismo se destacó por su trabajo por la paz de Colombia.

Su muerte fue el inicio de “una de las épocas más violentas y difíciles para la prensa colombiana” dijo la FLIP. Entre 1999 y 2002 fueron asesinados 32 periodistas, de estos casos 13 estuvieron en manos de grupos paramilitares.

Durante todos estos años, solo se ha condenado al exjefe paramilitar Carlos Castaño en 2004 quien cuando recibió la condena ya estaba muerto, agregó la FLIP.

Su familia, abogados y organizaciones como la FLIP han buscado que su crimen sea declarado crimen de lesa humanidad. Su principal objetivo es evitar la prescripción del caso que podría significar dejar el crimen en la impunidad. En la legislación colombiana tras 20 años de la comisión de un crimen, éste prescribe, es decir, se termina el tiempo para hacer las investigaciones pertinentes y hallar los culpables del caso.

En junio de 2015, la Fiscalía reiteró que el homicidio de Garzón no podía ser declarado como crimen de lesa humanidad.

Por la investigación del crimen de Garzón, la también periodista Claudia Julieta Duque ha sido víctima de amenazas, intimidaciones y seguimientos. En la actualidad se adelantan juicios en contra de exfuncionarios del extinto DAS acusados de “tortura psicológica” en perjuicio de Duque.




Boletín





Por favor, suscríbase a nuestro boletín semana.

Nombre Completo

Email *
Elija el boletín al que se desea suscribir:
Boletim Semanal (Português)

Boletín Semanal (Español)

Weekly Newsletter (English)
email marketing
by activecampaign

Facebook

Comentarios recientes