Knight Center
Knight Center

Blog PERIODISMO EN LAS AMERICAS

Periodista mexicano que contaba con protección del estado de Veracruz es asesinado




Otro periodista de Veracruz, México, fue asesinado, a pesar de contar con protección del Estado.

El 21 de julio, el reportero de policiales Pedro Tamayo Rosas recibió varios impactos de bala en frente de su esposa e hijos en la puerta de su domicilio, en Tierra Blanca. Cuando los paramédicos llegaron, Tamayo ya había muerto.

Él es el décimo periodista en México, y el tercero de Veracruz, que es asesinado o muere bajo circunstancias poco claras en este año.

El Fiscal Especializado en Atención a Delitos Cometidos Contra Periodistas fue a Tierra Blanca para supervisar que se siga el protocolo de la investigación correspondiente, para que no se descarte ninguna línea de investigación del asesinato, como la de su labor de periodista, publicó El Piñero de la Cuenca, el periódico donde Tamayo Rosas era corresponsal. 

La Comisión Estatal para la Atención y Protección de los Periodistas (CEAPP) condenó enérgicamente el asesinato y aseveró que harán seguimiento a los esfuerzos del Estado para verificar que se cubran todas las líneas de investigación

Tamayo Rosas ha estado bajo la protección de la CEAPP desde que fue amenazado en enero de 2016, según Proceso. Luego de recibir dichas amenazas, Tamayo dejó Veracruz, pero luego fue encontrado en Oaxaca.

Uno de sus familiares dijo a la agencia AFP que poco antes de cometerse el crimen una patrulla policial pasó por su casa, como parte de su ronda diaria.

Tamayo Rosas es "el primer reportero asesinado que contaba con 'medidas cautelares' de protección en el ámbito local", publicó Proceso.

Además de trabajar para El Piñero de la Cuenca, Tamayo Rosas colaboraba en diversos medios del estado. El medio digital Sin Embargo informó que el periodista solía escribir reportajes sobre desapariciones, secuestros, hallazgos de cuerpos, ejecuciones y de colusiones entre la policía estatal y miembros de cárteles.

"Actualmente, trabajaba bajo el seudónimo de 'En la línea de Fuego', y registraba los casos de violencia en su ciudad natal: Tierra Blanca", publicó El Piñero en un reportaje sobre su muerte.

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) condenó el asesinato. Claudio Paolillo, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, dijo "basta ya de actos de barbarie contra periodistas en México que resultan doblemente violentos por la falta de justicia y la incapacidad para resolver los asesinatos y otras agresiones".

El presente año 2016 ha sido uno mortífero para los periodistas en México. Solo en junio, tres periodistas en México fueron asesinados o murieron bajo circunstancias poco esclarecidas. Elidio Ramos Zárate, periodista del diario El Sur, fue muerto de un tiro en Oaxaca el 19 de junio. La reportera independiente Zamira Esther Bautista fue asesinada a balazos en las afueras de su casa en Taumalipas el 20 de junio. Y el periodista Salvador Olmos García, presentador de una radio comunitaria, fue arrollado por un carro policial en Oaxaca el 26 de junio.

Veracruz es visto por las organizaciones defensoras de la libertad de expresión como uno de los estados mexicanos más peligrosos para periodistas.

Otros dos periodistas de Veracruz también fueron asesinados este año. Al editor en jefe de Noticias MT, Manuel Torres González, lo mataron en las afueras de la municipalidad de Poza Rica el 14 de mayo. A la reportera Anabel Flores Salazar la secuestraron en la puerta de su casa en Veracruz el 8 de febrero, encontrando su cuerpo sin vida al día siguiente en la ciudad vecina de Puebla.

Respecto a la muerte de Tamayo Rosas, la organización defensora de la libertad de expresión Artículo 19 de México calificó a Veracruz como un estado fallido, en donde existe una política estatal que limita la libertad de expresión, informó Sin Embargo.

Ana Ruelas, directora de la organización antes mencionada, declaró a dicho medio noticioso que hasta la fecha son 17 los periodistas asesinados durante la gestión del actual gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa. Ruelas subrayó que la impunidad es uno de los mayores problemas del estado, y que las autoridades que investigan los casos de asesinados desestiman la labor periodística de las víctimas como motivo de su muerte, publicó el sitio noticioso.

El Piñero de la Cuenca exigió a Duarte que se haga justicia, y señaló que "su administración sigue siendo cómplice de la barbarie".

Funcionarios del gobierno dijeron que actualmente hay en Veracruz 33 periodistas protegidos por "medidas cautelares", informó Proceso.




Boletín

Suscríbase a nuestro boletín semanal "Periodismo en las Américas"

Boletim Semanal (Português)
Boletín Semanal (Español)
Weekly Newsletter (English)
 
Marketing by ActiveCampaign

Facebook