Knight Center
Knight Center

Blog PERIODISMO EN LAS AMERICAS

Medios de comunicación latinoamericanos se asocian con universidades para producir contenido periodístico



Los presentadores son periodistas con experiencia que reportan noticias nacionales y entrevistan a líderes de opinión y políticos en un noticiero televisivo producido por profesionales. Todo sobre este programa noticioso producido por el diario peruano Correo opera como cualquier otro noticiero de un medio de comunicación.

Captura de pantalla de edición del noticiero Los Desayunos de Correo y USIL.

Sin embargo, hay una colaboración tras bambalinas que hace de este programa de noticias periodísticas un caso particular: es producido en el estudio de televisión del campus de la Universidad San Ignacio de Loyola (USIL), con la ayuda de estudiantes de la carrera de comunicaciones que operan las cámaras bajo la supervisión de sus profesores.

Los medios latinoamericanos, como Correo, están formando alianzas con escuelas de periodismo locales como una manera creativa de luchar contra la reducción de recursos que enfrenta la industria periodística, además de preparar profesionalmente a las futuras generaciones de periodistas. Hoy en día, varios medios y universidades comparten espacios de trabajo, colaboran en investigaciones conjuntas y reportan noticias codo a codo.  

Como está sucediendo con todas las publicaciones alrededor del mundo, los ingresos del diario Correo empezaron a decaer consistentemente. Esto hizo que el Grupo Epensa, conglomerado editorial del que forma parte Correo, suscribiera un acuerdo con USIL en 2015 para compartir recursos y espacios en la producción conjunta de contenidos.

Gracias a este acuerdo, los profesionales de Epensa pueden hacer uso del estudio y sala de producción de televisión de la USIL, con la colaboración de algunos de sus estudiantes, en calidad de prácticas profesionales.

Así es como nació Los Desayunos de Correo y USIL. Un noticiero matutino de TV cuyo contenido informativo es producido por periodistas de Epensa en el estudio de televisión de la USIL. Los estudiantes de la carrera de Comunicación operan las cámaras de video supervisados por sus profesores, y dos profesionales contratados por la universidad se encargan de la dirección de cámara y de sonido.

“Este convenio de co-producción con Correo para el desarrollo del programa 'Los Desayunos de Correo y USIL' ha beneficiado, en estos dos años, a una treintena de alumnos, otorgándoles las competencias necesarias para poder ejercer su profesión”, declaró Úrsula Vallejo Moreno, directora de la carrera de comunicaciones de USIL, al Centro Knight. “Ellos pueden converger con profesionales de amplia trayectoria en prensa y televisión, y tenerlos como referentes. Además, aprenden en vivo y en directo el proceso de la comunicación, la producción y la realización de programas informativos. Todo ello les da la capacidad para ser mejores profesionales altamente competentes”.

El noticiero se transmite dos horas al día en señal abierta de TV, a través del canal de youtube Willax TV, por Facebook Live y en las páginas web de Correo y de la USIL.

“Este formato es una apuesta por el contenido periodístico. Si la publicidad llega, perfecto. De hecho, ya empresas como (la telefónica) Claro han mostrado sus productos en las horas de emisión”, dijo IvánSlocovich, director nacional del diario Correo. Asimismo, señaló que tanto el Grupo Epensa como la USIL están muy satisfechos por esta alianza estratégica.

Correo no es el único medio peruano que trabaja con estudiantes universitarios.

En julio de 2017, el medio nativo digital peruano Ojo Público, que hace periodismo investigativo y de datos, publicó por primera vez un reportaje conjunto con estudiantes universitarios de periodismo de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP). Se trata de NarcoMapa, una plataforma de periodismo de investigación enfocada en los principales casos de tráfico de drogas en el país, sus actores y sus nexos políticos.

El proyecto fue propuesto como un reportaje de periodismo de investigación a Ojo Público por un grupo de universitarios del último ciclo de la carrera de periodismo de PUCP. Como parte del curso Proyecto de Periodismo, que dicta la abogada y periodista peruana Rosa María Palacios, los estudiantes presentaron un proyecto de reportaje, propusieron un modelo de negocio y un medio donde publicar su reportaje. También idearon las estrategias de su difusión.

“El tema nos interesaba y también teníamos la intención de trabajar con gente joven, con universitarios”, dijo Óscar Castilla, cofundador y director ejecutivo de Ojo Público, resaltando la labor formativa que desde Ojo Público los hace sentirse comprometidos con los jóvenes periodistas y estudiantes de periodismo que saldrán al mercado laboral.

NarcoMapa “fue un proyecto un poco sui generis, en el cual tuvimos que acompañar a los estudiantes en el proceso. Tuvimos como dos o tres meses desde que empezamos, y al final acordamos que sería un proyecto conjunto entre Ojo Público y ellos (los estudiantes)”, contó Castilla.

Estudiantes de periodismo de la PUCP acompañados de Óscar Castilla de Ojo Público y del periodista Gustavo Gorriti. Foto: cortesía Ojo Público.

Los estudiantes aprendieron a manejar fuentes judiciales, a reportear en la calle, en las salas de audiencia de los penales, y a tomar fotos. Para Castilla, la experiencia fue bastante completa para los estudiantes desde lo que representa ser un periodista moderno, y no un periodista tradicional, que solo se ocupa de cubrir una noticia y de escribir su historia.

Para algunos medios, este tipo de colaboración no solo resulta del deseo de enseñar y difundir su conocimiento, sino también de la necesidad de contar con más manos.

En Argentina, la redacción del diario La Nación y su equipo de periodismo de datos La Nación Data, también recurrieron a la ayuda de voluntarios de universidades de periodismo y otras carreras de humanidades para procesar la información de su plataforma de datos abiertos que consigna las declaraciones juradas de jueces federales y de los miembros del gabinete ministerial de Argentina.  

El periódico y su equipo La Nación Data vienen trabajando en este proyecto desde 2012.

A fines de 2013, se dieron cuenta que con solo 10 personas en el equipo y otros proyectos en curso no podrían cargar toda la información que habían recolectado sobre declaraciones juradas de años atrás hasta la actualidad.   

“Necesitábamos tener un grupo controlado al cual le pudiéramos dar seguimiento, y se nos ocurrió hablar con uno de nuestros compañeros que es Hernán Cappiello, uno de los periodistas de La Nación que es el director de la carrera de comunicación periodística de la Universidad Católica de Argentina (UCA), para ver si podíamos enviar una invitación a los estudiantes para ver quién se quería sumar. Él hizo la difusión de la invitación dentro de los estudiantes de la UCA y los capacitamos acá en La Nación”, dijo Romina Colman al Centro Knight.

Colman es responsable de producción de datos y coordinadora de proyectos entre La Nación Data y la redacción general del diario. Ella se especializa en el acceso a la información pública.

Los 15 estudiantes de periodismo de la UCA que aceptaron participar como voluntarios en el proyecto fueron capacitados en La Nación en 2015. Ellos recibieron previamente un manual y usuarios de carga de información con los cuales pudieron colaborar tanto desde el diario como desde sus casas.

“Me parece bárbara la apertura que tuvo La Nación de poder recibirnos, que para ellos es una ayuda, pero para nosotros significa incorporar nuevos contenidos [en la carrera]. De la alianza entre la universidad y La Nación Data, nosotros estamos más que felices. Por lo menos son 20 los alumnos [de la UCA] que ya han colaborado en proyectos de La Nación”, dijo Cappiello,  periodista de La Nación y director de la carrera de periodismo en la UCA, al Centro Knight.

La plataforma de declaraciones juradas de funcionarios públicos de Argentina se alimenta continuamente, y por etapas, con ayuda de los voluntarios que colaboran con el equipo de La Nación Data. En estos días estarán publicando una reportaje basado en la información patrimonial y financiera recogida hasta la fecha, sobre las inversiones de los ministros, contó Colman.

“Esto es un acercamiento al mundo profesional y a la innovación, como al periodismo de datos, o el análisis de alguna información en particular para un proyecto específico. Es un acercamiento muy, muy valioso”, dijo Cappiello. “El segundo aspecto que me parece muy interesante es que los proyectos en los que estamos participando son los que está haciendo hoy el periodismo, que tienen que ver con la idea del periodismo colaborativo, que a las redes de personas que emprenden un proyecto se le pueden sumar personas de la sociedad civil [para participar de este]”.

Universitarios voluntarios de La Nación. Foto: Universidad Austral/La Nación.

La Nación también contó con la ayuda de voluntarios de universidades argentinas para llevar a cabo proyectos de datos abiertos a través de su plataforma colaborativa VozData, la cual fue desarrollada con el apoyo de Knight Mozilla Open News y Civicus Alliance. En marzo de 2014 empezaron a trabajar el primer proyecto de esta plataforma, Gastos del Senado, según Florencia Coelho, gerente de investigación y data training manager de La Nación.

Para recabar toda esta información, dijo Coelho, La Nación también convocó la ayuda de voluntarios, llegando a tener cerca de mil, la mayoría de ellos provenientes de universidades como UCA, Universidad Austral, Universidad de El Salvador, Colegio Universitario de Periodismo de la Provincia de Córdoba (CUP), Universidad Torcuato di Tella, Universidad Siglo 21 y Universidad de Concepción del Uruguay.    

Desde hace tres años vienen trabajando el proyecto Gastos del Senado, cargando a la plataforma información de los gastos de los legisladores argentinos registrados desde 2010 hasta la fecha.

Asimismo, trabajaron con universitarios y voluntarios de diversas ONG el proyecto de telegramas electorales de las primarias de Argentina para elección presidencial de 2015, gracias al cual revelaron varias irregularidades en el proceso.

“Lo importante de esta tarea en conjunto, que no es trabajar gratis para La Nación, sino es que estamos abriendo datos públicos entre muchas personas [...] para poder tener una base de datos y hacer investigaciones periodísticas, tanto ellos [los estudiantes], como La Nación. Sino es un proyecto imposible para trabajar nosotros solos; trabajando en equipo con universidades y ONG logramos un proyecto que de lo contrario no hubiéramos podido hacer”, dijo Coelho.




Boletín





Por favor, suscríbase a nuestro boletín semana.

Nombre Completo

Email *
Elija el boletín al que se desea suscribir:
Boletim Semanal (Português)

Boletín Semanal (Español)

Weekly Newsletter (English)
email marketing
by activecampaign

Facebook

Comentarios recientes