Knight Center
Knight Center

Blog PERIODISMO EN LAS AMERICAS

Fundador de revista de periodismo longform en Brasil, João Moreira Salles aboga por una mayor diversidad en las redacciones




La prensa brasileña necesita hacer más para crear redacciones diversas.

Este fue el mensaje de João Moreira Salles, fundador de la revista piauí, con sede en Río de Janeiro, durante una reciente visita a la Universidad de Texas en Austin.

João Moreira Salles (Courtesy)

Salles habló con los estudiantes de periodismo de la Universidad sobre los principales desafíos que enfrenta la prensa brasileña en la actualidad, entre ellos la falta de diversidad en términos de raza, economía, género, religión, geografía y propiedad de los medios.

“Tienes que saber que una buena sala de redacción es una sala de redacción diversa. Se entiende que si no tienes una sala de redacción diversa, hay pocas posibilidades de que termines con una buena sala de redacción. Una sala de redacción homogénea será muy estrecha en su enfoque, en sus intereses y en sus perspectivas mundiales, en la forma en que ve el mundo”, explicó Salles más tarde en una entrevista con el Centro Knight. “Tiene que ver con la justicia social, pero también tiene que ver con alcanzar la excelencia en lo que haces. Y sin una sala de redacción diversa, nunca serás excelente”.

Salles y un grupo de periodistas crearon piauí hace más de 10 años por el deseo de ver textos de largo aliento (longform) de no ficción en los quioscos brasileños.

“[El periodismo de largo aliento] fue mi base, lo leí desde que era muy joven, pero no podía leerlo en portugués porque nadie estaba practicando longform de no ficción en Brasil. Decidí reunir a un grupo de periodistas, lanzar una revista y ver si realmente había una demanda del tipo de piezas que me gustaría publicar en Brasil”, explicó Salles. “Quería leer una revista como piauí, no pude encontrar una en el quiosco. No era solo eso. El grupo de periodistas que me ayudó a crear piauí también se sintió así. Esa es la razón por la que lanzamos la revista en 2006”.

Salles es un premiado documentalista y heredero de una familia de banqueros en Brasil. Había trabajado con periodistas en proyectos documentales previos y estaba leyendo The New Yorker y The London Review of Books, pero no estaba encontrando ese tipo de material en portugués. Quería historias largas escritas por periodistas y respaldadas por informes sólidos y edición.

Y, así nació piauí. Hoy, un equipo de alrededor de 20 trabaja para producir la revista mensual conocida por sus perfiles políticos y en profundidad en lugar de noticias de última hora. También presentan obras literarias, poesía, ficción y cómics. La portada ilustrada, a menudo un comentario irónico sobre los recientes acontecimientos políticos, se ha convertido en una forma de ilustrar las últimas noticias. También es un gran impulsor de las ventas de quioscos.

Salles dijo que el equipo es bastante diverso en términos de edad y que la revista publica consistentemente piezas de periodistas jóvenes y reporteros. El equipo permanente incluye reporteros, editores, un departamento de arte y un verificador de datos. Salles señala que la última posición está desapareciendo de las redacciones brasileñas.

El nombre de piauí es en sí mismo un comentario sobre la falta de diversidad geográfica que Salles señala como uno de los problemas de la prensa brasileña. Piauí es un estado en el extremo noreste de Brasil, que es desconocido para los brasileños que consumen noticias centradas principalmente en las tres principales ciudades de Brasil: Brasilia, São Paulo y Río de Janeiro.

João Moreira Salles (derecha), fundador de la revista brasileña piauí, habla con Rosental Alves (izquierda), fundador del Centro Knight, y estudiantes como parte de la Serie Knight Center. (Centro Knight).

Los lectores pueden comprar la revista en los confines del país, aunque cerca del 40 por ciento de los lectores tienen su sede en la ciudad de São Paulo, dijo Salles. Otro 40 por ciento del estado de São Paulo y Río de Janeiro, mientras que el resto está disperso por todo Brasil. Calculan alrededor de 60.000 a 70.000 lectores mensualmente.

En términos de esfuerzos concretos para abordar cuestiones de diversidad, Salles reconoció que piauí tiene trabajo por hacer.

“Hemos hecho un gran trabajo desde el lanzamiento de la revista, pero este no es un área en la que nos hayamos destacado. Nuestra sala de redacción es bastante diversa en lo que respecta al género, pero racialmente no es para nada diversa”.

“En Brasil, la raza está vinculada a cuestiones socioeconómicas. Por lo tanto, tendemos a tener periodistas, ya sean hombres y mujeres, que provienen del mismo tipo de origen social y, por lo tanto, tienen una perspectiva muy homogénea del mundo y del propio Brasil”, explicó. “Es un problema. No somos los únicos que lo enfrentamos, afecta a todas las salas de redacción en Brasil y no veo que haya medidas o políticas, políticas efectivas para cambiar eso. Es algo que tendremos que abordar y espero que piauí se convierta en un líder para hacerlo”.

Abordar este problema implica el compromiso de las organizaciones de noticias de capacitar a periodistas mientras están en universidades, propuso Salles.

A pesar de los cambios en el sistema educativo, las brechas en la calidad de la educación con frecuencia privan de este derecho a los estudiantes ingresando a la universidad desde el sistema de escuelas públicas. Estos estudiantes pueden quedarse atrás, sin obtener las habilidades profesionales necesarias para tener éxito en la sala de redacción. Esto puede cambiar si los editores contratan pasantes de diversas comunidades mientras están en la universidad y les proporcionan capacitación en la redacción con el objetivo de contratarlos después de cuatro años de estudio.

Esto es algo que piauí podría hacer, dijo Salles. Desde el principio, el equipo se preocupó por construir la revista y pasó por alto la creación de una sala de redacción más diversa.

“Tenemos una buena revista a la altura del mejor periodismo hecho en Brasil en estos días, pero el mejor periodismo hecho en Brasil actualmente no tiene diversidad, y nosotros tampoco”, explicó, y recordó que el tema de la diversidad también va más allá de la raza y economía, y también incluye religión, geografía y propiedad de los medios.

La mejora de piauí también significa enfocarse más en su presencia en línea.

“La revista fue creada por personas que aún se sentían atraídas por el papel, a la revista como objeto físico”, dijo Salles. “Esto plantea un desafío. En un mundo digital, puede convertirse en un defecto. Estamos tratando de corregirlo”.

Dijo que se hará más énfasis en el contenido digital sin descuidar la revista física. Hasta este punto, el sitio ha sido una especie de imagen espejo de la revista impresa, además de contenido original como el satírico y popular Piauí Herald y algunas piezas de opinión.

Pero, la revista ha contratado a un equipo para escribir y producir contenido exclusivamente para el sitio.

“Este es el año en que piauí intenta tener una mayor presencia en la web”, dijo Salles.

Los nuevos esfuerzos incluyen series de podcasts sobre política, asuntos de la mujer, trabajo y deportes; videos; y blogs.

Portada de la edición 138 de la revista piauí.(Captura de pantalla).

La revista también se centrará en las próximas elecciones de octubre de 2018 para presidente, congreso, gobernadores y asambleas legislativas. La cobertura electoral será “central” para el trabajo de los periodistas, según Salles.

Como explicó Salles, Brasil atraviesa un “periodo tumultuoso”. La expresidente brasileña Dilma Rousseff fue destituida y su predecesor Luiz Inácio Lula da Silva fue condenado. La investigación sobre corrupción de Lava Jato “destruyó el sistema político” ya que “ningún partido político se ha librado de la corrupción”, explicó Salles. “El escenario está listo para alguien que viene de fuera del ámbito político institucional”.

“Tendremos que estar extremadamente concentrados en las elecciones brasileñas porque nada este año es tan importante. Y juega con nuestra fortaleza. Para eso somos buenos”, dijo Salles. “Tenemos excelentes reporteros políticos, somos muy buenos con perfiles en profundidad de políticos, de lobbyists; sabemos cómo informar sobre la máquina electoral, sobre cómo funciona”.

Parte del trabajo del equipo digital se centrará en las operaciones en línea de los principales candidatos. Las redes sociales, incluido el uso de bots, ahora son una parte inextricable de la cobertura política en todo el mundo.

“Esta podría ser la primera elección en Brasil en la que internet es más importante que la televisión por cable”, dijo Salles.

El equipo de piauí utilizará su rigurosa tradición de informes y edición en los próximos meses para averiguar si la predicción de Salles es correcta.




Boletín

Suscríbase a nuestro boletín semanal "Periodismo en las Américas"

Boletim Semanal (Português)
Boletín Semanal (Español)
Weekly Newsletter (English)
 
Marketing by ActiveCampaign

Facebook