Knight Center
Knight Center

Blog PERIODISMO EN LAS AMERICAS

Varios medios informativos fueron privados de su señal y otros sufrieron atentados durante transmisión de protestas en Nicaragua



Numerosos medios noticiosos de televisión y radio en Nicaragua han sido atacados o se han visto afectados con la interrupción de su señal durante la cobertura de la ola de protestas que se desató en todo el país debido a una reforma del gobierno del presidente Daniel Ortega a la Ley de Seguridad Social.

Los directores de los canales nicaragüenses CDNN 23, Canal 12, Canal 100% Noticias y Canal 51 denunciaron haber sido censurados con la interrupción de su señal por cable mientras que daban cobertura a las manifestaciones, informó el Nuevo Diario. La empresa que provee el servicio de transmisión por cable solo respondió que esto se debía a fallas técnicas temporales.

La Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) informó en su sitio que el director del canal 100% Noticias, Miguel Mora, denunció que fue contactado por el gobierno para que dejara de cubrir las protestas con la amenaza de que su señal sería interrumpida, lo que al final sí ocurrió.

Algunos canales lograron reanudar su transmisión a las pocas horas y otros las pudieron retomar días después, como es el caso de 100% Noticias. Cuando regresó su señal el 24 de abril, esta no tenía audio, según informó dicho medio a través de su cuenta de Twitter.

Respecto a la situación de violencia y protestas masivas que vive el país, el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) emitió un comunicado el 22 de abril condenando la muerte de personas, muchos de ellos estudiantes que perdieron la vida durante las protestas que según la organización fueron atacados por las fuerzas policiales y por grupos paraestatales.

El organismo también lamentó el asesinato del periodista Ángel Eduardo Gahona, dueño del medio local El Meridiano en Bluefields, quien murió por un disparo en la cabeza mientras cubría en vivo los las manifestaciones el 21 de abril.

“Este hecho criminal representa un escalamiento de la violencia de que han sido víctimas los y las periodistas en los últimos días, así como la violación a la libertad de expresión representada en la quema de la emisora Radio Darío, en León”, destacó el comunicado del Cenidh.

El viernes 20 de abril, un grupo de desconocidos que llegó en dos camionetas a las instalaciones de Radio Darío, rompió la puerta de la emisora, encañonó al portero, roció galones de gasolina dentro de la radio y en el techo, y disparó un mortero que incendió todo, hasta a quien disparó el proyectil, declaró el director de la radio, Aníbal Toruño, según el diario nicaragüense La Prensa.

Poco después, el 27 de abril, Toruño dio más detalles sobre el ataque a Radio Darío en una rueda de prensa organizada por el Cenidh. De acuerdo con Toruño, él estaba en el interior de la radio junto a otras 11 personas, tres de ellas periodistas, cuando sucedió el atentado que dejó las oficinas de la radio en escombros.

“Se trató de un atentado terrorista que pretendía terminar con la vida de su director y también de todos los que estábamos integrando la transmisión en vivo (de las protestas ciudadanas)”, denunció.

Asimismo, Toruño señaló como responsable del incendio de su emisora al diputado del Frente Sandinista de Liberación Nacional y vicepresidente de la Comisión de Paz de la Asamblea Nacional, Filiberto Rodríguez, de acuerdo con 100% Noticias. Según el sitio de noticias, Toruño responsabilizó a la Policía Nacional y al Gobierno por lo que le pueda ocurrir a él, a su familia o a sus trabajadores.

El Centro Knight solicitó un comentario de réplica a Rodríguez, sin embargo, no recibió respuesta de su parte.

“Hago un llamado a la cordura y a la razón del presidente Daniel Ortega, que esto no puede seguir ocurriendo en Nicaragua”, subrayó el dueño de Radio Darío publicada por 100% Noticias.

Respecto a las investigaciones que inició el Ministerio Público sobre el atentado contra Radio Darío, la presidenta del Cenidh, Vilma Núñez, dijo en dicha rueda de prensa que las instancias jurisdiccionales del país “han perdido credibilidad, han perdido el respeto que toda instancia judicial tiene que tener”.

El 30 de abril, el periodista y dueño de la emisora Radio Mi Voz, Álvaro Moltaván, denunció haber recibido amenazas de muerte y contra su medio, publicó 100% Noticias.

“Mi familia y yo hemos estado fuera de la casa, fuera de la radio, incluso la radio tuvo que sacarse del aire luego de lo que vimos con Radio Darío”, dijo Montalván según 100% Noticias. Según el sitio noticioso, Montalván también informó sobre la reciente invasión de la señal de su emisora por parte de la frecuencia de la radio estatal Radio Ya.

En una columna de opinión del medio nicaragüense Confidencial, el periodista Carlos Salinas dijo que las agresiones a al menos 11 periodistas y la “descarada censura” a cuatro canales de televisión que fueron retirados del aire por Telcor, el ente regulador de las telecomunicaciones, es una “muestra de la deriva dictatorial” del régimen de Ortega.

Protestas en Managua, Nicaragua de 2018 (By Voice of America [Public domain], via Wikimedia Commons)

De acuerdo con el Confidencial, los periodistas que fueron agredidos “con brutalidad” por los simpatizantes del gobierno mientras cubrían las protestas son: Julio López, Alfredo Zúñiga, René Cuadra, Carlos Herrera, Néstor Arce, Maynor Salazar, Ricardo Salgado, Róger Sánchez, Melissa Aguilera, Roy Moncada y Emilio Chamorro.

La CIDH y su Relatoría especial para la Libertad de Expresión manifestaron en su sitio que los ataques contra periodistas y la destrucción de equipos de quienes cubren estas situaciones violan la libertad de expresión, tanto a nivel individual como colectiva. El organismo también se refirió al retiro de la señal de los canales de TV como una forma de censura que atenta contra el derecho de una sociedad a estar informada sobre asuntos de interés público.

Asimismo, la CIDH informó que solicitará al gobierno de Ortega que les permita realizar una visita de trabajo a Nicaragua para hacer una evaluación de la situación.

Según datos de la Cruz Roja de Nicaragua y de agrupaciones locales defensoras de derechos humanos, desde que empezaron las protestas el 18 de abril, al menos 28 personas han muerto, 435 han sido heridas y 242 de ellas están hospitalizadas, publicó Human Rights Watch.

Sin embargo, en la última actualización del número de muertos por parte del Cenidh, serían 43 los nicaragüenses que han perdido la vida hasta el momento, publicó CNN.

El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) publicó una guía de seguridad con sugerencias para los periodistas de Nicaragua que reportan en medio de muchedumbres violentas o fuerzas de choque. Esta información está disponible en español y en inglés




Boletín

Suscríbase a nuestro boletín semanal "Periodismo en las Américas"

Boletim Semanal (Português)
Boletín Semanal (Español)
Weekly Newsletter (English)
 
Marketing by ActiveCampaign

Facebook