Knight Center
Knight Center

Blog PERIODISMO EN LAS AMERICAS

Crisis de periódicos llega al Diario de Pernambuco, el de más antigua circulación en América Latina



La crisis que afecta a las empresas periodísticas a nivel mundial alcanzó al periódico de más antigua circulación en América Latina. Fundado en 1825, el brasileño Diario de Pernambuco enfrenta una crisis financiera que redujo un tercio de su redacción y mantiene a sus empleados en ritmo de espera cuando se retrasan los salarios, y en suspenso sobre el futuro del diario.

A fines de marzo fueron despedidos 38 empleados de la redacción, entre periodistas, diagramadores y fotógrafos, según relató al Centro Knight Jaílson da Paz, quien trabaja en el diario desde hace 20 años y es vicepresidente del Sindicato de los Periodistas de Pernambuco (Sinjope).

“Las secciones de Deportes, Vivir [cultura] y Fotografía fueron las que más recortes tuvieron”, dijo Jaílson da Paz. “Deportes perdió al editor, dos subeditores y tres reporteros. En Fotografía quedaron apenas tres fotógrafos”.

Según el comunicado firmado por Sinjope y por la Federación Nacional de Periodistas (Fenaj, por sus siglas en portugués), los profesionales fueron despedidos en medio del cierre de páginas del diario.

Trabajadores del Diario de Pernambuco en mediación en el Ministerio de Trabajo en marzo. (Foto: Júlio Jacobina/Marco Zero).
 

“Mientras algunos intentaban desatar el nudo del bloqueo de la edición, los profesionales despedidos abandonaban la redacción en medio de merecidos aplausos. Para quienes no se iban quedaba la expectativa de si serían los próximos en ser llamados y la certeza de que el DP se vaciaba de competencias mientras reinaba la ineficiencia en la demolición de una empresa histórica”, escribieron las entidades en repudio a los despidos.

Ese fue el segundo despido masivo en el Diario de Pernambuco en el transcurso de un año - en marzo de 2017 fueron despedidos 12 periodistas. Los profesionales despedidos hace un año y aquellos despedidos recientemente aún no reciben sus indemnizaciones completas, a las que tienen derecho de acuerdo con la legislación laboral brasileña, dijo el periodista.

“Para los que no consiguieron otro empleo es una situación muy difícil. Es más de un año sin recibir lo que les es debido”, afirmó.

Según Paz, después de los despidos más recientes quedaron en la redacción entre 60 y 70 personas. “Cuando se tiene una redacción con casi 100, usted ya tiene bastante trabajo; con 60 o 70, ya se  hace inmanejable. Si logras manejarlo, el estándar no es el mismo”, dijo Paz, editor adjunto de Local.

Claudia Eloi, directora de Sinjope y empleada del diario desde hace 18 años, afirmó que hoy en la redacción hay una acumulación y un desvío de las funciones, los empleados están realizando  actividades que no solo son aquellas para las cuales fueron contratados, como reporteros que asumen las funciones de los editores. “Las personas están trabajando 10, 12, 14 horas al día”, declaró.

Hay atrasos en los pagos de salarios desde marzo de 2017, contó Paz. Explicó que en el diario los salarios se pagan en quincenas, entre el día 5 y 20 de cada mes, pero que hace un año los pagos se están atrasando o se hacen en cuotas, por lo que algunas personas están recibiendo solo una parte de su sueldo cuando se pagan los salarios. El 22 de mayo, los pagos de los días 5 y 20 solo fueron hechos a los empleados que ganan hasta 2.000 reales (cerca de US $520) - y aquellos cuyos sueldos están por encima de ese monto no recibieron el íntegro de su sueldo.

Eloi afirmó los periodistas y otros profesionales de la redacción están “desmotivados”. “Pensamos en parar, pero tampoco tenemos fuerzas para una huelga”.

Mediación en el Ministerio Público de Trabajo

Amparados por Sinjope, los trabajadores del Diario de Pernambuco ya recurrieron dos veces en este año al Ministerio Público de Trabajo (MPT), para intentar regularizar la situación laboral de la empresa.

En la primera audiencia de mediación, el 16 de marzo, Alexandre Rands, presidente del diario, señaló que planeaba recortar un tercio de la planilla de la redacción y resaltó que la empresa no tenía dinero para pagar las indemnizaciones, conforme reportó Marco Zero.

El 3 de abril, en una audiencia realizada después de los despidos, Rands dijo nuevamente no disponer de recursos financieros para el pago integral de las indemnizaciones contractuales y propuso fragmentar lo debido a los trabajadores hasta en 18 meses, informó Sinjope. El procurador del Trabajo responsable de la mediación, Marcelo Crisanto, pidió a la empresa que lo pagase en seis meses, tiempo que según él es un plazo aceptable en la Justicia del Trabajo.

A pesar de la solicitud del procurador, nada sucedió, dijo Claudia Eloi. Crisanto afirmó al Centro Knight que “el Ministerio Público está atento al desarrollo del caso concreto, con la instauración de la investigación civil que se realizó en numerosas audiencias, tanto con el sindicato denunciante como con la empresa representada, en un intento de solucionar de la mejor forma posible los impasses notificados”.

Jaílson da Paz afirmó que los trabajadores y el sindicato planean presentar pronto un nuevo recurso ante el Ministerio, en una tentativa de acelerar el pago de las indemnizaciones a los que fueron despedidos y la regularización del pago de salarios de los empleados.

Diario de Pernambuco, 4 de junio de 2018.

Según él, con el nuevo proyecto “Diario en los barrios”, el diario recibe ingresos significativos por publicidad. Lanzado en abril, se trata de una edición especial que sale cada 15 días con la edición impresa del diario y está dirigido a un barrio de la ciudad de Recife, capital de Pernambuco y sede del Diario desde su fundación. El cuadernillo contiene reportajes de todas las secciones e incluye anuncios dirigidos al barrio en cuestión.

Los trabajadores quieren que se comprometan a que esos ingresos sean destinados al pago debido a las personas despedidas. “Quien se quedó [en la redacción] recibe un poco de aquí, otro de allá, pero quien salió no tiene nada”, dijo Paz.

Flujo de ingresos ‘equilibrado’

El Diario de Pernambuco fue fundado el 7 de noviembre de 1825 por el tipógrafo Antonino José de Miranda Falcão en Recife, capital del Estado de la región noreste de Brasil. Dos años después, en Chile, fue fundado El Mercurio de Valparaíso, que continúa en  circulación y se disputa el título del más antiguo de la región con este diario.

Hasta comienzos de 2015, el Diario de Pernambuco era de propiedad del grupo Diários Associados, fundado en 1924 por Assis Chateaubriand, histórico magnate de medios en Brasil. En aquel año, el grupo Hapvida, por medio del Sistema Opinião de Comunicação, adquirió el control del diario, para poco después vendérselo al grupo R2, de los hermanos Alexandre Rands, empresario, y Maurício Rands, abogado, Secretario de Acceso a Derechos de la Organización de los Estados Americanos (OEA) y exdiputado federal (2003-2012). Los dos son los actuales presidente y vicepresidente del Diario, respectivamente.

El diario, cuya versión impresa circula seis días por semana con cerca de 26 mil ejemplares, tiene como fuentes de ingresos la venta de suscripciones, venta de diarios y de anuncios publicitarios. Según afirmó Alexandre Rands al Centro Knight, el Diario acumula casi el 30% de pérdida de ingresos desde fines de 2015. Lo que se obtiene por venta de anuncios es el principal responsable de esa pérdida, especialmente de la disminución de inversión publicitaria de los gobiernos - municipal, estatal y federal -, dijo Rands. Eso ha contribuido a la acumulación de R$ 14 millones (cerca de US $3 millones) de perjuicios en los últimos dos años, añadió.

El presidente del diario también afirmó que la empresa ya estaba en esas condiciones financieras cuando fue comprada y que la situación se agravó con la caída de los ingresos.

“Es necesario hacer un ajuste grande”, dijo Rands. “El diario fue formulado para una época en que la difusión era mucho mayor y la gente tenía menos fuentes de información directas, como el internet”.

El ajuste necesariamente pasaba por el corte de personal, según el empresario. “Tomamos algunas acciones para recuperar los ingresos y evitar los despidos, pero no dieron resultado. El mercado empeoró mucho, cayó mucho el alquiler de publicidad. Lo que no conseguimos con los ingresos, lo vamos a hacer con los gastos”, afirmó.

De acuerdo con Rands, después del despido de casi 40 profesionales en abril, el flujo de pérdida de la empresa se ha equilibrado, y son “prioridad” la regularización de pagos a los empleados y el pago integral de las indemnizaciones a los despedidos. “Solo que necesitamos un superávit para comenzar a pagar eso”, dijo. “Estamos con una serie de acciones para mejorar, generar un superávit y tener la caja suficiente para pagar aquellas deudas que se han acumulado a lo largo de estos meses”.

Una de esas acciones es el proyecto “Diario en los barrios”. “Estamos intentando llevar el diario más cerca de la gente”, dijo Rands. “Nuestro objetivo es levantar el periódico y pagar las deudas, a final de cuentas, este es un gran patrimonio de Pernambuco, un patrimonio nacional, que nosotros no podemos dejar que se acabe. Entonces es en parte una responsabilidad cívica garantizar que se mantenga en funcionamiento”.




Boletín

Suscríbase a nuestro boletín semanal "Periodismo en las Américas"

Boletim Semanal (Português)
Boletín Semanal (Español)
Weekly Newsletter (English)
 
Marketing by ActiveCampaign

Facebook