Knight Center
Knight Center

Blog PERIODISMO EN LAS AMERICAS

Despido de periodista Carmen Aristegui fue ilegal, confirma un Tribunal Federal de México



Tras tres años de haber sido retirada del aire, un tribunal federal mexicano determinó que el despido de Carmen Aristegui del grupo radial MVS fue ilegal. El pasado 21 de junio, los tres magistrados del Séptimo Tribunal Colegiado en Materia Civil confirmaron una decisión previa que señalaba que la cancelación del contrato de la comunicadora por parte de la empresa “fue ilegal e indebida”, según el portal Aristegui Noticias.

En conversación con Aristegui el 21 de junio, Xavier Cortina, uno de los abogados de la periodista, le dio a conocer la resolución del tribunal, en la que los magistrados determinaron que la empresa “no tenía razón para retirarte del aire”, según explicó. De hecho, para Cortina esto significa que el contrato sigue vigente. “Cuando menos te deben 10 meses al aire”, le dijo el abogado a Aristegui.

La periodista Carmen Aristegui visitó UT Austin en 2016 para dar una charla sobre la democracia en México. (Foto: Erick Vega).

Aunque la periodista señaló su satisfacción por la decisión, aseguró que la ilegalidad de su despido era algo que “ya sabíamos”. Enfatizó que debido a este, ella y su equipo llevan la mitad del sexenio del presidente Enrique Peña Nieto “fuera de la radio mexicana”, en un acto que ella califica como “censura”.

Para Aristegui, el “punto de quiebre” entre su equipo y el grupo MVS fue la investigación periodística conocida como “La Casa Blanca de Enrique Peña Nieto” realizada por la Unidad de Investigaciones Especiales de Noticias MVS Primera Emisión que condujo y dirigió Aristegui por seis años. El reportaje daba cuenta de un presunto conflicto de intereses por parte del presidente Peña Nieto, con un contratista del Estado quien habría construido una millonaria vivienda para el mandatorio y su familia.

Aristegui fue despedida el 15 de marzo de 2015 tras exigir la reincorporación de sus colegas Irving Huerta y Daniel Lizárraga, despedidos tres días antes. Según la empresa, Huerta y Lizárraga, quienes trabajaron en la investigación de “La Casa Blanca”, fueron despedidos por “abuso de confianza” luego de que ellos expresaran su apoyo a la entonces nueva plataforma periodística Mexicoleaks sin autorización de MVS.

No obstante esta explicación, sus despidos causaron polémica por su presunta relación con el trabajo periodístico. Una polémica que creció aún más con el de Aristegui, y que llevó incluso a manifestaciones en las calles de México, así como recursos de amparo interpuestos por ciudadanos.

Desde su despido, Aristegui anunció que daría una “batalla legal” por la libertad de expresión. Interpuso una demanda, la cual fue admitida por un juez quien le concedió un amparo y cinco medidas cautelares, entre ellas el pago de los salarios de la conductora desde que había sido despedida, así como la continuidad de su contrato.

No obstante, en julio de 2015, un tribunal federal desechó este amparo, lo que daba por terminado su lucha ante la justicia mexicana. Ante este rechazo, la periodista presentó su caso ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el cual todavía no tiene respuesta.

Por su parte, MVS interpuso una denuncia mercantil en contra de Aristegui al acusarla de haber usado sin permiso la marca del grupo mediático al apoyar la plataforma Mexicoleaks.

En julio de 2017, un juez determinó que MVS había actuado de manera indebida al despedir a Aristegui, y que ni ella ni su equipo habían actuado de manera ilegal. Por este motivo, no concedió ninguna indemnización a la empresa. MVS apeló esta decisión. La reciente decisión judicial que confirmó la ilegalidad de su despido, es la respuesta a esta apelación.

Aunque el equipo de Aristegui no ha vuelto a la radio mexicana, en enero de 217, la periodista lanzó su programa esta vez desde una plataforma digital, llamado ‘Aristegui En Vivo’.

Aristegui irá a la Suprema Corte

En una decisión adicional, el mismo tribunal que ratificó la ilegalidad del despido de Aristegui, ratificó otra decisión que condenaba a la periodista por daño moral en prejuicio de Joaquín Vargas Guajardo, propietario de la empresa MVS, debido un prólogo que escribió la periodista, informó el portal Aristegui Noticias.

En el prólogo del libro “La Casa Blanca de Peña Nieto, la historia que cimbró un gobierno”, Aristegui escribió que Vargas Guajardo “antes gallardo y valiente, sucumbió ante las presiones del poder”, al hacer referencia al conflicto que según Aristegui terminó en el despido de ella y de su equipo.

Aunque el Tribunal no determinó ningún tipo de indemnización para Vargas Guajardo y MVS, sí les concedió el amparo para elegir la parte de la sentencia que debería publicarse en las futuras impresiones de este libro, en caso de que la sentencia sea definitiva, agregó el portal.

Uno de los abogados de la periodista señaló que se impugnará este fallo y que el caso será llevado a la Corte Suprema del país. Según el grupo de abogados, hay contradicciones sobre la interpretación del derecho a la libertad de expresión en este fallo, como por ejemplo que uno de los magistrados compara un prólogo con una columna de opinión, la cual no es sujeta a un juicio.

El Centro Knight se comunicó con el Séptimo Tribunal Colegiado en Materia Civil para acceder a las sentencias, pero según le informó estas no están disponibles para revisión del público. Asimismo, el Centro Knight se comunicó con el grupo MVS para conocer su posición de estas dos sentencias, pero ninguna persona estaba autorizada para hablar del tema.




Boletín

Suscríbase a nuestro boletín semanal "Periodismo en las Américas"

Boletim Semanal (Português)
Boletín Semanal (Español)
Weekly Newsletter (English)
 
Marketing by ActiveCampaign

Facebook