Knight Center
Knight Center

Blog PERIODISMO EN LAS AMERICAS

Programa Tim Lopes, de Abraji, investiga segundo caso como parte de la campaña contra la impunidad en asesinatos de periodistas



Las personas que conocían al periodista radial Jairo Sousa siguen conmocionados por su muerte.

Dicen que tenía una personalidad luchadora y “denunciaba licitaciones sospechosas y sobrefacturación en compras en las Secretarías [de la ciudad]. Era crítico con el actual ayuntamiento, algunos concejales e incluso con empresarios”, dijo al Centro Knight Angelina Nunes, coordinadora del programa Tim Lopes de Protección a Periodistas de la Asociación Brasileña de Periodismo de Investigación (Abraji, por su acrónimo en portugués).

Jairo Sousa. (Facebook).

Nunes es parte del equipo Abraji que llegó el 5 de julio a la ciudad de Bragança, en el estado de Pará, en la región norte de Brasil, para comenzar la segunda investigación del Programa sobre el asesinato de un trabajador de prensa.

La investigación policial sobre el asesinato de Sousa también está en curso y se está realizando en secreto, según Nunes. “La evidencia es sólida y apunta a la hipótesis más probable de su muerte como consecuencia de su trabajo en la radio”, agregó.

Sousa fue asesinado el 21 de junio con dos disparos en la espalda al llegar a Rádio Pérola FM, donde trabajaba.

Según lo que afirmó la policía local después del asesinato, Sousa recibió un disparo de un hombre que viajaba en la parte trasera de una motocicleta. El motivo y los responsables aún no han sido identificados.

Sus parientes le comunicaron al periódico Online Castanhal que el periodista radial había recibido amenazas por teléfono antes de su muerte. Un colega le dijo al Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) que Sousa, quien reportaba sobre corrupción, asesinatos y tráfico de drogas, a veces llevaba un chaleco antibalas.

Este es el segundo caso del Programa Tim Lopes de Protección a Periodistas desde que Abraji lanzó la iniciativa en septiembre de 2017 para investigar homicidios, intentos de asesinato y secuestros de profesionales de los medios de comunicación, así como también continuar con los informes interrumpidos por los asesinos.

“Estamos en el proceso de recopilar testimonios y material/documentos”, dijo Nunes.

Actualizaciones sobre el primer caso del programa

El primer caso investigado por Abraji fue el asesinato de Jefferson Pureza, otro periodista radial que fue asesinado a tiros dentro de su casa el pasado 17 de enero en Edealina, en el estado de Goiás, en el centro-oeste de Brasil.

Angelina Nunes y Rafael Oliveira, un pasante en Abraji, fueron dos veces a Edealina, una ciudad con 3.700 habitantes, para investigar la muerte de Pureza. La primera visita fue en enero, dos semanas después del asesinato, y la segunda en abril, luego del arresto y la acusación del concejal José Eduardo Alves da Silva, del Partido de la República (RP), y otros dos hombres y tres adolescentes sospechosos del asesinato.

Después de ser arrestado, Alves da Silva dijo que había ordenado el asesinato de Pureza dos veces, en enero y diciembre de 2017, pero que en dos ocasiones abandonó el plan. Sin embargo, niega haber ordenado el crimen que ocurrió en enero de 2018.

“Nuestra misión era llegar al sitio y recoger documentos, fuentes, imágenes, tanto como fuera posible, y hacer un control preliminar para determinar si esa muerte realmente tenía una conexión con su trabajo”, explicó Nunes.

Jefferson Pureza Lopes. (Facebook).

“Estábamos entrevistando a la gente y nos dimos cuenta de que en la ciudad había lo que en Río de Janeiro llamamos la ‘ley del silencio’. Todos saben lo que sucedió, quién lo mató, quién los mató, pero nadie quiere hablar, nadie quiere exponerse a sí mismo, por razones obvias”, dijo.

Añadió que los antecedentes del asesinato de Pureza fueron una lucha entre grupos políticos en la ciudad. El periodista radial pertenecía a un grupo opuesto al de Alves da Silva y al exalcalde João Batista ‘Boiadeiro’, del Partido Laborista Brasileño (PTB, por sus siglas en portugués).

Entre las denuncias sobre la administración pública que el profesional hizo en su programa de radio, dos se referían a una investigación en curso en la Fiscalía local que involucraba al exalcalde, dijo Nunes. Sus fuentes proporcionaron cerca de 500 páginas de documentos relacionados con las acusaciones de Pureza.

En la segunda visita, el equipo Abraji tuvo acceso a otras 400 páginas de la investigación policial, que indicaban una motivación política y “pasional” en el asesinato, debido a una supuesta relación entre Pureza y una exesposa de Alves da Silva, según Nunes.

Sin embargo, Nunes afirma, que la evidencia que ella reunió en su investigación indica que el periodista fue asesinado debido a su trabajo profesional. Ella recuerda que un año antes de su asesinato, Pureza informó haber recibido amenazas de muerte y señaló al concejal y exalcalde, y que durante 2017 la sede de la estación de radio Beira Rio FM, que transmitió el programa de Pureza, sufrió dos incendios.

“En el último [incendio], perdieron los transmisores, así que transmitió por Facebook. Ya estaban recibiendo el nuevo equipo y [Pureza] advirtió a todos, ‘miren, volveremos con todo’, ‘nadie me callará’. La gente sabía que estaba a punto de regresar con la estación de radio, ya estaba listo para su regreso a finales de enero. Fue asesinado el día 17. Fue una muerte anunciada”, dijo Nunes.

Se espera que los sospechosos sean juzgados en los próximos meses, y el equipo Abraji sigue acompañando el caso.

Asociación con medios periodísticos

Además de la investigación de asesinatos de comunicadores, el programa Tim Lopes prevé la formación de equipos de profesionales de diversos medios de comunicación periodísticos para investigar las denuncias presentadas por los comunicadores antes de su muerte. La idea es que estos profesionales – reporteros, fotógrafos, camarógrafos – sean enviados a las ciudades de periodistas asesinados para producir informes y divulgar aún más las irregularidades que habían denunciado.

La inspiración de Abraji es el Proyecto Arizona, de la organización estadounidense Investigative Reporters and Editors (IRE). En respuesta a la explosión de un carro bomba en 1976 que mató al periodista Don Bolles en Phoenix, Arizona, sus colegas viajaron a la ciudad para completar su trabajo de investigación.

Hasta la fecha, cinco medios de comunicación han firmado una asociación con el Programa Tim Lopes: Veja, Poder 360, Agência Pública, Ponte y Projeto Colabora. El equipo del Programa Tim Lopes está en contacto con otros medios y espera cerrar nuevas asociaciones pronto.

“El gran problema es crear conciencia entre los medios para que acepten esta causa”, dijo Nunes. “Es una causa mayor. Estamos hablando del ejercicio de la profesión, de la libertad de expresión e información. No se trata de la prisa por contar la historia, la noticia que tienes que publicar apresuradamente. Estas son investigaciones que llevan meses”, explicó.

Por esta razón, el programa Tim Lopes prevé que el “préstamo” de los profesionales de los medios no debe exceder las dos semanas, para no perturbar la rutina de sus redacciones. Durante este periodo, el programa cubrirá todos los gastos del trabajo del periodista, así como también garantizará el seguro de vida y de salud.

El material compilado por los periodistas será editado por el Programa Tim Lopes y, una vez listo, se publicará en el sitio web de la iniciativa y estará disponible para su publicación gratuita en cualquier medio.

“La buena noticia es que los propietarios de los medios, editores, directores, están empezando a sensibilizarse con esto. Sabemos que es un proyecto pionero, que necesita madurar, pero no podemos esperar a que madure para lanzarlo. Ya estamos corriendo detrás y haciendo este trabajo”, dijo Nunes.




Boletín

Suscríbase a nuestro boletín semanal "Periodismo en las Américas"

Boletim Semanal (Português)
Boletín Semanal (Español)
Weekly Newsletter (English)
 
Marketing by ActiveCampaign

Facebook