Knight Center
Knight Center

Blog PERIODISMO EN LAS AMERICAS

Dos jóvenes son declarados culpables de asesinar a reportero en Nicaragua a pesar de las objeciones de la familia del periodista



* Este artículo fue actualizado para incluir información sobre la sentencia.

Los dos jóvenes afrodescendientes acusados de asesinar al periodista Ángel Gahona el pasado 21 de abril fueron hallados culpables por el juez Sexto de Distrito Penal de Juicio de Managua, Nicaragua, en la noche del 27 de agosto, informó Confidencial.

Brandon Lovo fue acusado de disparar el arma artesanal que presuntamente mató a Gahona y Glen Slate fue procesado como “cooperador necesario”, pero ambos recibieron el cargo por asesinato, informó Última Hora. Lovo y Slate también fueron hallados culpables en los cargos de asesinato frustrado en contra de un oficial, posesión ilegal de armas de fuego, y exposición y abandono de personas, agregó el medio.

Ángel Gahona. (Facebook).

Mientras los abogados de los jóvenes pidieron que fueran hallados no culpables con base en “la duda razonable” porque la Fiscalía “no logró en ningún momento” probar que Lovo y Slate fueron los responsables, el Ministerio Público pidió para cada uno de ellos una condena de 25 años por el asesinato, 20 por el asesinato frustrado y 3 por los otros delitos. 

En sentencia leída la noche del 30 de agosto, el juez condenó a Lovo a una pena de 23 años y 6 meses de prisión mientras que a Slate lo condenó a 12 años y 6 meses, según Canal 10. Los dos jóvenes recibieron la condena por los cuatro delitos de los que eran acusados, publicó El Nuevo Diario, que agregó que estos se encontrarían en una huelga de hambre.

Gahona fue asesinado en Bluefields, al este del país, mientras transmitía en vivo por Facebook una de las protestas en contra de la fallida reforma al sistema de pensiones propuesta por el presidente Daniel Ortega. En el momento de su muerte, transmitía un enfrentamiento entre la policía antidisturbios y manifestantes.

Desde que Lovo y Slate fueron capturados y enviados a prisión el pasado 8 de mayo, los familiares de Gahona – como su viuda, hermano y padre – han rechazado la decisión y han asegurado que los disparos provenían de los oficiales y no de los manifestantes. Su hermano dijo en su momento a una radio local que ellos estaban “buscando la verdad” y no que se hiciera una “cacería de brujas”.

Algunos de los colegas de Gahona también rechazaron la captura de estos jóvenes. Ileana Lacayo Ortiz, periodista y organizadora de las protestas en Bluefields, aseguró en su momento que los manifestantes no estaban armados y cuestionó el traslado de los acusados desde donde ocurrió el crimen hasta Managua y expresó su temor porque se “plante evidencia” en contra de ellos.

Precisamente el traslado de Lovo y Slate es uno de los varios cuestionamientos desde el inicio de este proceso judicial. Familiares de Gahona también llamaron la atención sobre lo que ellos señalan como fallas en la investigación y en la interrogación a testigos oculares del crimen.

En un reportaje del 22 de mayo, La Prensa señaló algunas presuntas inconsistencias durante el juicio cuya audiencia inicial tuvo lugar el 18 de mayo. Según La Prensa, la Fiscalía “ofreció pruebas testimoniales y periciales que se contradicen con los hechos narrados en la acusación”.

Una de estas contradicciones tiene que ver con la distancia desde la cual le dispararon a Gahona. Según la Fiscalía, Lovo disparó el arma hechiza a una distancia de 69 metros, mientras que el informe de balística señala que el tirador se encontraba a casi 75 metros, “lo que pone más en duda el alcance” de un arma artesanal, reportó La Prensa.

A esto se le suma la declaración del comisionado Luis Valle Corea, jefe de la delegación policial de la Región Autónoma de la Costa Caribe Sur, quien dijo que a los manifestantes se les había retirado a una distancia de casi 100 metros, continuó La Prensa.

Se cuestiona también que ningún testigo pudo afirmar ver a los jóvenes disparar en contra de Gahona o a que la autopsia no da cuenta de cuál es la trayectoria del proyectil lo que ayudaría a determinar la posición del tirador, agregó La Prensa. La posición del tirador es un punto en el que los videos de ese día y la Fiscalía se contradicen, según Confidencial.

A esto se le suma que el arma señalada como “prueba contundente” por parte de la Fiscalía fue encontrada en el mar – sin ninguna huella digital – y que a los jóvenes no se les encontró restos de pólvora en las manos. “No hay nada que vincule esa arma hechiza con los muchachos”, dijo uno de los abogados a Confidencial.

Antes de conocer el fallo, la viuda de Gahona, la también periodista Migueliuth Sandoval, calificó de “burla” el juicio. Y tras este dijo que “no comparte la decisión judicial” según su abogado, reportó Confidencial.

Otros de los aspectos criticados durante el juicio fue el impedimento del ingreso a familiares, medios independientes y organizaciones de derechos humanos, según Confidencial.

Esto fue ratificado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que en un reciente comunicado aseguró que en “ciertas audiencias judiciales, las autoridades nicaragüenses denegaron el ingreso a los familiares, a la prensa independiente, y a representantes del MESENI [Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua] y de las Naciones Unidas”. Una de estas audiencias, según la CIDH, fue la del 15 de agosto en el caso de Gahona.

En este comunicado, la CIDH aseguró que tomó “nota sobre las amenazas de muerte en contra de la abogada de las personas acusadas de la muerte del periodista Ángel Gahona, las cuales se habrían producido minutos antes de iniciada la audiencia”.

El abogado de uno de los acusados aseguró que luego de que conozcan la sentencia apelarán esta decisión, informó Confidencial.




Boletín

Suscríbase a nuestro boletín semanal "Periodismo en las Américas"

Boletim Semanal (Português)
Boletín Semanal (Español)
Weekly Newsletter (English)
 
Marketing by ActiveCampaign

Facebook