Knight Center
Knight Center

Blog PERIODISMO EN LAS AMERICAS

Asociaciones de periodistas de Brasil rechazan ‘censura’ tras decisión del Tribunal Supremo de prohibir entrevistar a Lula



La Asociación Brasileña de Periodismo Investigativo (Abraji, por su acrónimo en portugués) y la Federación Nacional de Periodistas (Fenaj, por su acrónimo en portugués) calificaron como censura y restricción al periodismo las decisiones de los Magistrados del Tribunal Supremo Federal (STF), Luiz Fux y Dias Toffoli, quienes le prohibieron al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, conceder entrevistas a la prensa desde la cárcel.

Fux y Toffoli revocaron la autorización otorgada por el magistrado del STF Ricardo Lewandowski, para que la periodista Mônica Bergamo, del Folha de S. Paulo, y el periodista Florestan Fernandes Junior, de Rede Minas, pudieran entrevistar al expresidente en su celda en Curitiba, en el estado de Paraná.

Abraji ve con extrema preocupación el hecho de que una orden para censurar a la prensa y restringir la actividad periodística provino del Tribunal Supremo Federal, el máximo guardián de los derechos establecidos en la Constitución”, escribió la organización en un comunicado. Fenaj dijo que el STF, “que debería garantizar el cumplimiento de la constitución brasileña, ataca los derechos constitucionales de libertad de expresión y libertad de prensa, al impedir que los periodistas entrevisten al expresidente”.

Magistrado del STF Luiz Fux. (Foto: Rosinei Coutinho/SCO/STF).
 

Fernandes Junior presentó su apelación a la decision del STF el 21 de septiembre mientras que Folha lo hizo el 27 de septiembre. El periódico argumentó que una decisión del 12º Tribunal Federal en Curitiba que negó el permiso para que Lula concediera entrevistas “impuso censura sobre la actividad periodística y mitigó la libertad de expresión, en desacuerdo con la decisión anterior del Tribunal Supremo”, escribió Folha.

El día 28, Lewandowski emitió una decisión de mérito concordando con el argumento de que la prohibición de la entrevista viola el acuerdo establecido por el Tribunal Supremo en ADPF 130, la decisión de 2009 del tribunal que anuló la Ley de Prensa de 1967, creada durante la dictadura militar. Esa decisión estableció la inconstitucionalidad de la censura y afirmó las libertades de prensa y de expresión en el país.

El magistrado también dijo que el Tribunal Supremo, “en innumerables precedentes”, garantizó el derecho de las personas custodiadas por el Estado a hablar con la prensa, y que “no es infrecuente, varios medios de comunicación entrevistan a prisioneros en todo el país, sin que esto suponga mayores problemas para el sistema penitenciario”, según el sitio del tribunal.

Sin embargo, el día 29, el magistrado Luiz Fux revocó la autorización, prohibiendo que se realizara la entrevista y determinó que si ya se había llevado a cabo, su divulgación estaba prohibida.

La regulación de la libre expresión de ideas es particularmente importante en el periodo previo al proceso electoral, ya que la protección de los votantes contra información falsa o imprecisa protege el funcionamiento adecuado de la democracia, la igualdad de oportunidades, la moralidad y la legitimidad de las elecciones”, escribió Fux en su decisión. “Es en este sentido que la relativización excepcional de la libertad de prensa es necesaria para garantizar un entorno informativo libre para el ejercicio consciente del derecho al voto”.

Magistrado del STF Ricardo Lewandoski. (Foto: Rosinei Coutinho/SCO/STF).

El 1 de octubre, el magistrado Ricardo Lewandowski reafirmó su decisión de autorizar las entrevistas “para garantizar a los denunciantes (periodistas) el derecho constitucional de ejercer la plena libertad de prensa como una categoría legal que prohíbe cualquier tipo de censura previa, como el derecho de los reclusos de dar entrevistas a los medios de comunicación”.

El magistrado también señaló fallas procesales en la decisión de Luiz Fux, como la falta de legitimidad jurídica de Partido Novo, que impulsó la apelación contra la autorización, y el hecho de que la acción estaba solicitando la suspensión de la medida cautelar, mientras que la decisión inicial del envío de Lewandowski no fue una medida cautelar, sino una decisión de mérito.

El mismo día, el presidente del STF, Dias Toffoli, mantuvo la decisión de Fux, al reafirmar la prohibición de las entrevistas y determinó que su decisión sea válida hasta que el caso sea escuchado ante la corte, informó Folha. Según el periódico, esto solo debería ocurrir después de la segunda vuelta de las elecciones, que tendrá lugar el 28 de octubre.

El sitio Consultor Jurídico escuchó a abogados que criticaron la prohibición de que Lula concediera entrevistas desde la prisión. Para Alexandre Fidalgo, un abogado especializado en casos de libertad de prensa, “una decisión judicial que niega el ejercicio de la actividad periodística, que impide que una figura pública hable, constituye una censura”. “Estamos hablando de un preso que tiene un papel destacado en la escena política brasileña y que gran parte de la sociedad quiere saber de él, por lo que esto no puede ser limitado, por el bien de la democracia”, dijo.

En su comunicado, Abraji apeló al pleno del Tribunal Supremo para restablecer el entendimiento contenido en ADPF 130 “que ‘no corresponde al Estado, por ninguno de sus órganos, definir de antemano lo que pueden o no pueden decir los individuos y los periodistas’, y que ‘la censura gubernamental, que emana de cualquiera de los tres Poderes, es la expresión odiosa de la cara autoritaria del poder público’”.




Boletín

Suscríbase a nuestro boletín semanal "Periodismo en las Américas"

Boletim Semanal (Português)
Boletín Semanal (Español)
Weekly Newsletter (English)
 
Marketing by ActiveCampaign

Facebook