Knight Center
Knight Center

Blog PERIODISMO EN LAS AMERICAS

Periodista hondureño condenado en 2016 podría ir a prisión tras confirmación de sentencia



La Corte Suprema hondureña confirmó el 11 de enero la sentencia contra un periodista que recibió una condena penal de 10 años por delitos de injuria y difamación en 2016.

El periodista David Romero Ellner, director de Radio Globo, y otro grupo de periodistas del mismo medio fueron demandados en 2014 por la exfiscal Sonia Inés Gálvez, esposa del exfiscal general adjunto de la república de Honduras, Rigoberto Cuellar. A raíz de esa demanda, Romero fue condenado en una corte penal por seis delitos de difamación e injuria.

A pesar de haber pedido el periodista la repetición del juicio mediante un recurso de casación, los magistrados de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia confirmaron unánimemente la sentencia que otra sala emitió en 2016, publicó El Heraldo.

“Yo estoy claro, estamos concientes con mi abogado que el próximo paso es la cárcel y eso tardará unos tres, cinco, seis o siete días lo máximo”, dijo Romero de acuerdo con El Heraldo. Romero añadió que esta decisión no es jurídica sino política, publicó el sitio.

En la condena de 2016, los jueces también le impusieron una inhabilitación especial e interdicción civil que le impediría ejercer como comunicador mientras cumpla su condena, de acuerdo con La Prensa. Asimismo, reportó que deberá trabajar en labores dentro del centro penitenciario durante su tiempo en prisión.

Noticias Honduras publicó que Romero denunció un caso de corrupción contra el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) a través del cual el partido oficial habría recibido millonarios fondos para financiar la campaña política del actual presidente hondureño, Juan Orlando Hernández.

En medio de masivas protestas ciudadanas, Hernández declaró que su campaña sí recibió fondos de empresas relacionadas al escándalo pero que él desconocía su procedencia, reportó EFE en 2015.

Romero dijo en entrevista a Once Noticias que no se trata solo de una conspiración en contra suya sino en contra de la libertad de expresión en Honduras. “Pensábamos que esto no iba a proceder porque esta es una condena absurda, abrupta, sin lógica legal”, declaró Romero. Y añadió en su defensa que él no es ningún criminal ni delincuente, sino que es un periodista que ha dicho la verdad y ha llegado a donde muchos no quieren llegar.

Asimismo, Romero declaró a TN5 que lo que quieren con esta confirmación de condena es parar las investigaciones que realiza con su equipo periodístico, las cuales estarían a punto de revelar una red de corrupción de los tres poderes del Estado en el actual gobierno.

Según informaciones pasadas de El Heraldo, Gálvez estuvo a cargo en 2002, en calidad de fiscal, de la investigación y posterior denuncia por el delito de violación del que Romero fue acusado de cometer contra su hija. El sitio informó que por ello, el periodista obtuvo una condena de 10 años de prisión, de los cuales cumplió 5 años en prisión y otros cinco años en libertad condicional.

Gálvez señaló que desde febrero de 2014, Romero la difamó repetidas veces a través de sus programas noticiosos, en un “claro afán de represalia”, informó El Heraldo.




Boletín

Suscríbase a nuestro boletín semanal "Periodismo en las Américas"

Boletim Semanal (Português)
Boletín Semanal (Español)
Weekly Newsletter (English)
 
Marketing by ActiveCampaign

Facebook