Knight Center
Knight Center

Blog PERIODISMO EN LAS AMERICAS

Periodistas que trabajan en Venezuela sufren detenciones, ataques y bloqueo de sitios de internet a medida que empeora la crisis



A medida que la crisis sociopolítica en Venezuela se profundiza y el presidente Nicolás Maduro lucha por mantenerse en el poder, los periodistas en el país son blanco de agresiones, detenciones, robos de su material de trabajo y bloqueo de sus sitios en internet y canales de television.

Una de las más recientes de estas violaciones tuvo lugar la noche del lunes 25 de febrero cuando el canal hispano de Estados Unidos Univisión Noticias informó que un equipo periodístico de seis personas, liderado por su presentador principal Jorge Ramos, había sido retenido en el Palacio de Miraflores, residencia presidencial, a donde había llegado para una entrevista con el mandatario Maduro.

Según fue narrado por el mismo Ramos en una entrevista una vez fue liberado, él y su equipo fue retenido alrededor de dos horas y medias en Miraflores luego de que Maduro se levantara de la entrevista tras casi 17 minutos de conversación. Según Ramos, Maduro se molestó por sus preguntas sobre “la falta de democracia en Venezuela, sobre la tortura, los prisioneros políticos, sobre la crisis humanitaria que estaba viviendo”.

Palacio de Miraflores (Guillermo Ramos Flamerich [CC BY-SA 4.0 (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/4.0)])

“Se levantó de la entrevista después de que le mostrara los videos de unos jóvenes comiendo de un camión de basura”, dijo Ramos a su colega Patricia Janiot de Univisión. Según dijo, una vez Maduro se levantó, el ministro para la Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, entró al lugar donde estaban y les dijo que la entrevista no estaba autorizada y procedió a confiscar todo el equipo técnico.

“No tenemos nada. Se quedaron con las cámaras, con todo nuestro equipo, nos quitaron las tarjetas”, narró Ramos. “La entrevista la tienen ellos. Nos quitaron todos los celulares – te estoy hablando de otro celular que no es el mío – no tenemos el equipo, no tenemos la entrevista”.

Ramos también dijo que los mantuvieron separados e interrogándolos. Agregó que a él y a María Martínez, una vicepresidente de Univisión Noticias, los encerraron en un “cuarto de seguridad” con las luces apagadas y les quitaron celulares, sus backpacks y “cosas personales”.

“Nos están robando nuestro trabajo”, dijo Ramos, pero agregó que “esto se va a conocer con video o sin video”.

Los seis periodistas fueron deportados el siguiente día, informó Univisión. “Estamos siendo expulsados del país”, le dijo Ramos a la W Radio de Colombia desde el aeropuerto de Maiquetía, que sirve a la ciudad de Caracas. El periodista aseguró que en ese momento se encontraban custodiados por funcionarios de las embajadas de México y Estados Unidos en Venezuela, así como por gente de Maduro. También dijo que el equipo de Univisión había sido invitado a hacer la entrevista en Venezuela.

Este 26 de febrero, se conoció la retención de otro periodista por parte de fuerzas de seguridad de Maduro, informó Infobae. Daniel Garrido, de la cadena estadounidense Telemundo, estuvo aislado e incomunicado por más de siete horas tras tomar fotografías de miembros del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) que llegaban al hotel donde estaba hospedado el equipo periodístico de Univisión Noticias, agregó el sitio.

Luis Fernández, vicepresidente de Telemundo, informó cuando logró comunicación con el periodista. “Nos acaba de escribir Daniel Garrido. Está libre. Le han quitado los teléfonos”, dijo Fernández de acuerdo con Infobae.

Graves ataques contra la prensa han sido reportados desde el pasado fin de semana cuando se pretendía ingresar a Venezuela la ayuda humanitaria enviada por varios países. El 23 de febrero, o 23F como se popularizó la fecha, se pretendía ingresar a Venezuela dicha ayuda a través de las fronteras con Colombia y Brasil, informó BBC Mundo.

Sin embargo, el evento se tornó violento. Los enfrentamientos dejaron al menos cuatro personas muertas y 285 heridas, informó El Nuevo Herald. Incluso, uno de los camiones con ayuda humanitaria fue incendiado en uno de los puentes fronterizos con Colombia, informó BBC Mundo.

Según la ONG venezolana Espacio Público durante ese día se registraron al menos 20 violaciones a la libertad de expresión incluidas agresiones, bloqueos en internet, salidas del aire de canales y restricciones al trabajo periodístico.

De acuerdo con sus registros, civiles armados robaron cámaras, celulares y otros elementos de trabajos en dos hechos diferentes a los profesionales del medio digital Venezolanos Por la Información (VPI) y del canal Venevisión.

El periodista Lenin Danieri  fue herido por perdigones en Ureña, mientras que el reportero gráfico Pascual Filardo, de la Prensa de Lara, fue herido por una bomba lacrimógena durante lanzada por la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), según Espacio Público.

Por su parte, el Instituto Prensa y Sociedad (IPYS) Venezuela documentó 21 violaciones durante esa jornada, entre ellos 12 casos de ataques, agresiones e intimidaciones. Junto con Espacio Público registraron los bloqueos a algunos sitios de internet como YouTube, Facebook, y el diario colombiano El Tiempo.

Ambas organizaciones registraron que el canal 24H de Chile fue sacado de la parrilla de programación de Directv después de que este transmitiera parte de lo que sucedía en las fronteras, agregó Espacio Público. Según IPYS, la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) “presionó” a emisoras del estado Apure, frontera con Colombia, y les prohibió cubrir “los conflictos de la calle”. El día antes, ya Conatel había bloqueado a los canales NatGeo y Antena 3, según IPYS Venezuela.

“Los bloqueos a medios digitales que ofrecen transmisiones en vivo de noticias se realiza en un contexto donde la televisión nacional no ofrece cobertura de los hechos en tiempo real”, señaló Espacio Público.

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) en voz de su presidente, María Elvira Domínguez, exigió que se respeten “las garantías para la labor de los periodistas”, luego de conocer y recibir “las denuncias de los diferentes riesgos a los que se han visto expuesto periodistas nacionales y extranjeros, así como en relación a la censura del régimen y sus instrumentos de represión para evitar que los venezolanos se informen”.

Según la SIP, el Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Prensa (SNTP) informó que al menos 50 periodistas venezolanos quedaron atrapados en Colombia luego de que Maduro cerrar la frontera con ese país.




Boletín

Suscríbase a nuestro boletín semanal "Periodismo en las Américas"

Boletim Semanal (Português)
Boletín Semanal (Español)
Weekly Newsletter (English)
 
Marketing by ActiveCampaign

Facebook