Knight Center
Knight Center

Blog PERIODISMO EN LAS AMERICAS

Periodista hondureño sentenciado por difamación es detenido tras allanamiento policial de su emisora



Agentes policiales entraron a la fuerza a una emisora hondureña para apresar al director, un periodista sentenciado penalmente a 10 años de prisión por difamación. 

Momento del arresto policial del periodista hondureño David Romero tras el allanamiento a Radio Globo. (Captura de pantalla de video de Radio Globo en Facebook).

Con una orden judicial de allanamiento y de captura, el periodista hondureño David Romero Ellner fue capturado por la policía el 28 de marzo en Tegucigalpa, mientras transmitía en vivo su programa “Interpretando la Noticia” en la emisora Radio Globo, reportó TV Honduras vía YouTube. Romero es director de Radio Globo y Globo TV.

El 11 de enero de 2019, la Corte Suprema de Justicia ratificó por unanimidad una sentencia penal de 10 años de prisión efectiva en contra de Romero. La sentencia fue emitida en 2016 por un tribunal que dictaminó que el periodista cometió seis delitos de difamación por imputaciones constitutivas de injurias en perjuicio de la exfiscal Sonia Inés Gálvez.

La pena también incluye su inhabilitación para ejercer como comunicador durante el tiempo que dure su condena, según el La Prensa.

Vía Twitter, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos  (CIDH) rechazó la detención de Romero a quien le otorgó medidas cautelares por encontrarse en “situación de gravedad y urgencia por el ejercicio de su derecho a la libertad de expresión”.

El 21 de marzo, la CIDH envió al Gobierno hondureño una resolución de medidas cautelares para proteger los derechos de Romero, por considerar que existe una situación de gravedad, urgencia y daño irreparable. En la resolución, la Comisión pidió al gobierno suspender la ejecución de la sentencia condenatoria.

Las medidas cautelares de la CIDH fueron emitidas en respuesta a la solicitud enviada por la organización no gubernamental Centro de Investigación y Promoción de los Derechos Humanos (Ciprodeh) tras la ratificación de la sentencia a principios de este año.

La Corte Suprema declaró improcedentes las medidas cautelares otorgadas por la CIDH al periodista, reportó La Prensa.

La coordinadora del Programa de Centroamérica y Sudamérica del Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés), Natalie Southwick, comentó que la condena penal de 10 años de cárcel a la que fue sentenciado Romero por un caso de difamación demuestra la distancia de Honduras del marco internacional en ese respecto.

“En lugar de aplicar anticuadas disposiciones que tipifican [el caso] como delito de difamación, las autoridades hondureñas deberían concentrarse en mejorar las condiciones para el ejercicio de la libertad de prensa y garantizar que todos los periodistas puedan realizar su trabajo libremente”, expresó Southwick.

En un comunicado publicado en su sitio, el Comité por la Libre Expresión (C-Libre) calificó de “autoritarismo gubernamental” la detención de Romero y afirmó que el gobierno hondureño utilizó un discurso de odio en el caso del periodista.

C-Libre también se refirió a las declaraciones que el ministro de la Presidencia, Ebal Díaz, hizo ante la prensa antes de ser apresado el periodista. Díaz declaró que Romero extorsionó a funcionarios del gobierno para evitar su condena y posteriormente su captura, informó CNN en Español.

“En esta estrategia que él mismo definió, comenzó a atacar a diferentes funcionarios, tanto del Poder Judicial como del Poder Ejecutivo. David Romero Ellner se equivocó en todo, se equivocó en que iba a doblegar al Estado”, afirmó Díaz en un video de la cadena internacional de noticias.

Para C-Libre, estas declaraciones evidencian el interés del gobierno en apresar a Romero. Asimismo, señaló en su comunicado que el juzgamiento penal y posterior detención de Romero es una seria amenaza a la libertad de expresión en el país.

En julio de 2015, el juez José Dimas Agüero Echenique que veía el caso de Romero dijo en una entrevista en Radio Progreso que el presidente del Consejo de la Judicatura, el juez Teodoro Bonilla, le comunicó que el presidente quería ver preso a Romero. “El ‘hombre’ quiere que el periodista sea condenado”, habría dicho Bonilla según Echenique, refiriéndose aparentemente al actual presidente hondureño Juan Orlando Hernández.

Sin embargo, Bonilla negó esa afirmación y acusó a Echenique de querer descalificar el sistema de justicia hondureño, publicó Radio Progreso. Posteriormente, informó el medio, Echenique fue retirado del caso y este fue asignado a otra juez.

Asimismo, C-Libre acusó al Ejecutivo de violar el principio de independencia del Poder Judicial por desestimar las medidas cautelares emitidas por la CIDH a favor del periodista y su medio. 




Boletín

Suscríbase a nuestro boletín semanal "Periodismo en las Américas"

Boletim Semanal (Português)
Boletín Semanal (Español)
Weekly Newsletter (English)
 
Marketing by ActiveCampaign

Facebook