Knight Center
Knight Center

Blog PERIODISMO EN LAS AMERICAS

Glenn Greenwald dijo a Cámara de Diputados que ministro Sergio Moro intenta intimidar y criminalizar sitio The Intercept Brasil



Glenn Greenwald, editor y cofundador de The Intercept Brasil, dijo el 25 de junio que el ministro de Justicia, Sergio Moro, intenta “intimidar y criminalizar” el sitio periodístico en sus declaraciones sobre la una serie de recientes reportajes conocido como Vaza Jato.

El periodista participó en una audiencia de Comisión de Derechos Humanos y Minorías de la Cámara de Diputados, en Brasilia, por invitación de los diputados de la comisión.

Greenwald habló sobre los reportajes y la repercusión de la serie, que desde el 9 de junio ha publicado diversas conversaciones privadas que Intercept atribuyó a procuradores de la operación Lava Jato y al exjuez y actual ministro Moro, y que se conocen en el país como el caso Vaza Jato. En alianza con Intercept, el diario Folha de S. Paulo comenzó a publicar el 23 de junio reportajes con base en el material obtenido por el sitio.

Periodista Glenn Greenwald durante la audiencia en Cámara. (Foto: Vinicius Loures/Cámara de Diputados).
 

 

Los reportajes de Intercept sobre las conversaciones señalan una supuesta colaboración entre Deltan Dallagnol, procurador y coordinador del equipo especial de la Operación Lava Jato, que investiga los mecanismos de corrupción en Brasil, y Moro, que juzgó procesos de la operación. De acuerdo con la legislación brasileña, está prohibido que el juez “aconseje” a cualquiera de las partes, acusados o defendidos, durante el juicio.

Intercept afirma haber recibido los archivos con los mensajes privados de una fuente anónima. En su primera manifestación sobre los reportajes, el 10 de junio, Moro afirmó en su cuenta de Twitter que los “supuestos mensajes” fueron “obtenidos por medios ilícitos”. El 14 de ese mes, el Ministro se refirió a Intercept como un “sitio aliado de hackers criminales”. 

En la audiencia en la Cámara, Greenwald fue interrogado por los diputados y habló sobre las amenazas que él, su familia y su equipo de Intercept vienen recibiendo desde la publicación de los reportajes. No obstante, según dijo, la “amenaza mucho más grave” son las declaraciones de Moro, las cuales él considera que intentan intimidar al equipo del sitio y criminalizar su trabajo periodístico.

Todo el tiempo Sergio Moro nos está llamando aliados de los hackers, insinuando que estuvimos involucrados en la obtención de los documentos. Él ya fue denunciado por muchas organizaciones defensoras de la libertad de prensa, porque la intención de Sergio Moro es muy obvia: él está tratando de amenazarnos, intimidarnos, criminalizarnos", dijo el periodista.

De acuerdo con Folha, el Ministro “dijo que no reconoce la autenticidad de los mensajes obtenidos por Intercept y niega haber cometido ilegalidades en la conducción de Lava Jato”.

Greenwald dijo que el equipo del sitio pasó semanas verificando la autenticidad del material. También comentó que, al terminar la colaboración con Folha, el diario realizó una investigación independiente sobre la autenticidad del contenido y “no detectó ningún indicio de que este pudiera haber sido adulterado”, según publicó Folha. “Los reporteros, por ejemplo, encontraron diversos mensajes que ellos mismos intercambiaron con el equipo de trabajo especial en los años recientes”, indicó el diario, citado por Greenwald en la audiencia.

El periodista también citó la Constitución brasileña y sus garantías respecto de la libertad de expresión y la confidencialidad de las fuentes. Greenwald, que es de Estados Unidos, también declaró que no tiene intención de abandonar Brasil, en donde vive desde hace 15 años, y que confía en las instituciones del país para proteger y defender la prensa libre.

Amenazas de muerte tras los reportajes

Greenwald, su familia y parte del equipo de TIB han sido blanco de amenazas en línea desde la publicación del primer reportaje de la serie, conforme reportó el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés).

Las amenazas de muerte y violencia recibidas por Greenwald y su esposo, el diputado federal David Miranda del Partido Socialismo y Libertad (PSOL) de Río de Janeiro, “contenían información personal y privada importante” sobre el periodista y su familia, mencionando inclusive a sus hijos y sus perros, dijo el periodista al CPJ.

Leandro Demori, editor ejecutivo de TIB, dijo al CPJ que recibió decenas de amenazas en línea después de la publicación de los reportajes. “Recibimos amenazas físicas, como personas que nos escribían ‘voy a cortárte el estómago con un cuchillo’ o ‘la cacería continúa’, pero nunca sabes si es real o si es solo para asustarte”, dijo el periodista. “Estamos monitoreando esos perfiles e intentando identificar patrones. Tomamos más medidas de protección, inclusive físicas. Es más controlable ahora, pero estamos preocupados”, dijo.

Las autoridades brasileñas deben garantizar el respeto del secreto de las fuentes periodísticas, contemplado por la Constitución del país, así como la protección de los periodistas de The Intercept Brasil. También deben investigar las graves amenazas que recibieron Glenn Greenwald y su familia”, afirmó Emmanuel Colombié, director del Despacho América Latina de Reporteros Sin Fronteras (RSF), en un comunicado de repudio a los ataques difundida por la organización.

Los ataques para desacreditar a un diario que reveló información de interés público comprometedora para el gobierno desafortunadamente son frecuentes en Brasil; es claro que con ellos se busca desviar la atención de la población respecto a su contenido”, dijo Colombié. “En este episodio inédito, estos ataques son aún más graves puesto que estuvieron acompañados de amenazas a la integridad física de periodistas y desencadenaron abyectos insultos homófobos y xenófobos”. 

La Asociación Brasileña de Periodismo Investigativo (Abraji, por su acrónimo en portugués) también publicó un comunicado de repudio a los ataques contra Greenwald e Intercept. “Los intentos de intimidar y silenciar a un medio son acciones típicas de contextos autoritarios y no pueden ser tolerados en la democracia que rige en el país”, afirmó la entidad. Sobre la declaración de Moro de que Intercept es un “sitio aliado de hackers criminales”, Abraji señaló que se trata de “una manifestación preocupante de un ministro que ya dio diversas declaraciones públicas respeto del papel de la prensa y la libertad de expresión”.

Horas después de la difusión del artículo de Abraji, Moro canceló su participación en el 14º Congreso Internacional de Periodismo Investigativo de la organización, en donde iba a ser entrevistado en un panel el 28 de junio. Él alegó un “motivo de agenda”, dijo Abraji en su cuenta de Twitter. 

El Ministro estuvo en la audiencia del Senado el 19 de junio y dijo que existe “un grupo criminal” detrás de la obtención y difusión de los mensajes intercambiados entre los procuradores y él, según informó la Agência Senado. Así como Greenwald, el ministro también fue invitado a hablar en la audiencia de la Cámara, pero canceló su presencia alegando un viaje a Estados Unidos, conforme reportó G1. Según O Globo, Moro reagendó su comparecimento en la Cámara para el 2 de julio.

El Centro Knight entró en contacto con el Ministerio de Justicia para escuchar al ministro Sergio Moro, pero no obtuvo respuesta antes de la publicación de esta nota.




Boletín

Suscríbase a nuestro boletín semanal "Periodismo en las Américas"

Boletim Semanal (Português)
Boletín Semanal (Español)
Weekly Newsletter (English)
 
Marketing by ActiveCampaign

Facebook