Knight Center
Knight Center

Blog PERIODISMO EN LAS AMERICAS

Periodista peruana dice ser acosada judicialmente a partir de sus reportajes sobre comunidad religiosa



La periodista investigativa peruana Paola Ugaz tiene una segunda demanda penal, esta vez por hacer supuestas declaraciones falsas como testigo durante el juicio por difamación contra su colega Pedro Salinas.

Paola Ugaz. (Twitter).

Durante el juicio, Ugaz negó haber sido la productora del documental “The Sodalitium Scandal” (El escándalo del Sodalicio) que fue producido y realizado por Al Jazeera. El documental señala que los miembros de esa comunidad religiosa habrían cometido presuntos abusos sexuales y que una empresa inmobiliaria en Piura vinculada al Sodalicio habría supuestamente cometido tráfico de tierras.

La declaración de Ugaz fue considerada en la investigación preliminar que abrió el Ministerio Público en su contra a partir de la denuncia que a título personal presentó el entonces gerente general de la Inmobiliaria Miraflores Perú, Carlos Alberto Gómez de la Torre.

Ugaz afirmó que esta compañía inmobiliaria está vinculada al Sodalicio.

Gómez de la Torre aseguró al Centro Knight que ya no es gerente general de la inmobiliaria y que esta denuncia la ha hecho a título personal.

“No soy sodálite, por lo que no actúo en representación de esta organización, ni me motiva una revancha al libro [“Mitad monjes, Mitad soldados”] sobre abusos que publicó la señora Ugaz junto con el señor Salinas. Lo único que me anima es la defensa de mi honor mancillado por el falso y difamador reportaje producido por la señora Ugaz”, dijo Gómez de la Torre.

Lo que señala Gómez de la Torre en su denuncia contra Ugaz es que ella fue la productora del documental de Al Jazeera.

Sobre el contenido del documental, Gómez de la Torre afirma que Ugaz produjo un reportaje que va en contra de su honor y que las personas entrevistadas en ese reportaje sobre el Sodalicio dicen falsedades. Además, dijo haberle mandado una serie de cartas notariales a la periodista para que saque el documental de internet, de las cuales nunca obtuvo respuesta.

Asimismo, Gómez de la Torre dijo haberle enviado cartas notariales al periodista peruano que hizo la investigación periodística del documental, Daniel Yovera. También afirmó haberle enviado cartas notariales a la productora peruana Pacha Films, que editó el documental, y también a los representantes de la cadena Al Jazeera tanto en Perú como en el Reino Unido.

“Voy a seguir con mi lucha paso a paso hasta que se sepa la verdad, se quite el reportaje de Al Jazeera [de internet] y sea rectificado mi buen nombre. No voy a descansar en ello, por mí, por mi familia y mi bienestar futuro, y lo conseguiré cueste el esfuerzo que cueste”, dijo el empresario.

Yovera dijo al Centro Knight que si bien recibió cartas notariales del representante legal del Sodalicio y sus empresas, estas fueron en respuesta a las numerosas solicitudes de entrevista y al temario de preguntas que él les hizo llegar con anticipación al rodaje, para poder obtener sus respuestas e incluirlas en el documental de Al Jazeera.

“A mí hasta el momento no me han querellado”, afirmó Yovera.

Esta no es la primera acción judicial contra Ugaz.

El Arzobispo de Piura, José Antonio Eguren, quien pertenece al Sodalicio, demandó a Ugaz a fines de 2018 por difamación agravada por haber ella publicado siete tuits en su perfil de Twitter sobre él y su comunidad religiosa. En estos tuits, publicados a propósito de la visita del Papa Francisco a Perú, Ugaz informó sobre los presuntos abusos sexuales y supuesto tráfico de tierras que habría cometido el SVC.

Ugaz señaló que lo que busca la reciente denuncia en su contra y las más de 20 cartas notariales que ha recibido de personas y empresas vinculadas al Sodalicio es hostigarla judicial y emocionalmente y hacerla perder el tiempo. Este año ella tiene planificado publicar con la editorial Planeta una investigación sobre las finanzas del Sodalicio.

“Entiendo que a un periodista de investigación, a un periodista en general, cuando publica algo que es duro, que es difícil o que es revelador de una organización poderosa, es pasible de recibir demandas, eso no está desligado de nuestro trabajo, pero en este caso yo no he publicado una línea. Aquí no he publicado nada de ellos, nada, nada, nada”, explicó la periodista.

“Y yo tenía ese día que fui a Piura, que fui testigo de Pedro, la carta de Al Jazeera negando que yo había sido la productora, y la jueza (Judith) Cueva me dijo que ya no aceptaban pruebas en el ese estadío del juicio de Pedro, y me quedé con mi carta. Nunca me la recibió. Eso ya escapa de mí. Yo no salgo en los créditos, no fui la productora, no tengo ninguna relación laboral ni antes ni ahora con Al Jazeera, ni nada”, digo Ugaz.

Diarmuid Jeffreys, gerente de programas del departamento de investigación del canal en inglés de Al Jazeera, confirmó al Centro Knight que Ugaz nunca fue productora del documental en cuestión.

El Centro Knight tuvo acceso a la carta firmada por Jeffreys el 23 de enero de 2019 y que fue dirigida a la jueza Esthella Alva Pantaleón, quien lleva el caso de Eguren contra Ugaz. En la carta, Jeffreys aclara que Ugaz no formó parte de la producción del documental ni tuvo ninguna injerencia editorial en este.

En entrevista con el Centro Knight, Carlos Rivera, abogado defensor de Ugaz, alegó que esta investigación de la fiscalía de Piura basada en la segunda demanda contiene una serie de irregularidades.

“Sin mayor evidencia, [el Ministerio Público] ha abierto una investigación de carácter penal por un delito contra la administración de justicia en la figura de falso testimonio en juicio. De nuevo, es el sistema penal el instrumento, el garrote con el que se aprieta al periodista”, sostuvo Rivera.

Ugaz recibió una citación del Ministerio Público de Piura para el 18 de junio sin que se haya adjuntado la denuncia que motivó esta investigación, dijo Rivera. “Es una grave omisión que yo creo que es adrede”, interpretó el abogado.

Otra irregularidad que señaló Rivera es que entre las pruebas que fundamentan esta investigación preliminar no habría sido incluido el video del documental de Al Jazeera. Para Rivera es irregular que la Fiscalía admita una denuncia sin verificar las pruebas que señalan la falta.

El abogado de Ugaz mencionó que las únicas pruebas que presentó Gómez de la Torre en su denuncia son los comentarios que hizo la periodista en una entrevista de radio sobre haber colaborado en la producción del documental, y un artículo de Salinas en el cual el periodista la menciona como productora.

Ugaz comentó que fue “una ligereza” de su parte haber comentado en algún momento que participó en la producción del documental.

“Lo que sí reconozco es que fue una ligereza de mi parte decir que era la productora, solo por haber ayudado a Daniel Yovera con algunos datos, alguna información del Sodalicio, pero yo no fui la productora”, dijo Ugaz.

Rivera reveló que ya han comenzado las gestiones con Al Jazeera para que pueda comunicar formalmente a la Fiscalía que Ugaz no tiene ningún vínculo contractual ni laboral con su empresa periodística.

El periodista Yovera, quien realizó la investigación periodística del documental también negó que Ugaz haya formado parte del equipo de producción contratado por Al Jazeera.

“Vamos a presentar una queja ante el órgano de control interno del Ministerio Público porque sí nos parece que es un abuso de autoridad de parte de la fiscal, de abrir una investigación de carácter penal que podría tener consecuencias graves contra Paola Ugaz”, concluyó el abogado de la periodista.

Respecto a la demanda del Arzobispo Eguren, el líder religioso ratificó recientemente ante el juzgado el retiro de su demanda de difamación contra Ugaz.

* El Centro Knight intentó comunicarse sin éxito con la Tercera Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Piura, Perú, en relación a la segunda demanda contra Paola Ugaz.




Boletín

Suscríbase a nuestro boletín semanal "Periodismo en las Américas"

Boletim Semanal (Português)
Boletín Semanal (Español)
Weekly Newsletter (English)
 
Marketing by ActiveCampaign

Facebook