Knight Center
Knight Center

Blog PERIODISMO EN LAS AMERICAS

“La polarización es una trampa”, dice la periodista mexicana Gabriela Warkentin de W Radio



En México, cuando un periodista le hace una pregunta crítica al presidente durante sus conferencias de prensa, es luego atacado en redes sociales. “Lo que tiene lugar aquí es una guerra digital contra el periodista, una cólera digital”, dijo la periodista mexicana Gabriela Warkentin de W Radio.

Gabriela Warkentin, de W Radio en México, exponiendo sobre la interacción del presidente Andrés Manuel López Obrador y la prensa durante sus conferencias matutinas. (Foto: Teresa Mioli/ Centro Knight).

Warkentin fue una de las periodistas invitadas al evento “Medios y democracia en los tiempos de cólera digital y polarización en América Latina”, que organizó el Centro Knight para el Periodismo en las Américas y el Instituto Teresa Lozano Long de Estudios Latinoamericanos, Llilas Benson de la Universidad de Texas en Austin, EE.UU. La conferencia tuvo lugar el primer día del mes de noviembre y se transmitió vía Facebook Live.

En “las mañaneras”, las conferencias del Presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), el mandatario comunica información oficial pero también responde preguntas de los periodistas.

México ha pasado de tener un gobierno que daba poco más de dos conferencias al año, el de Enrique Peña Nieto (2012-2018), a uno que sostiene conferencias diarias todas las mañanas de lunes a viernes, copando todos los espacios de noticias matutinos, la agenda política y logrando más de un millón de vistas en un solo día.

Warkentin explicó la geografía de estas conferencias. “En la fila delantera, siempre están sentadas las mismas personas”, dijo, que son los periodistas que le hacen “preguntas favorables y largas” al presidente. Detrás de ellos se sientan los demás periodistas. Pero lo que señala Warkentin es la polaridad de estas conversaciones entre el gobierno y la prensa durante las conferencias, porque el presidente suele tildar a la prensa crítica de amarillista cuando le hacen preguntas que cuestionan a su gobierno.

“Teniendo en consideración la esfera digital [en México], tenemos una conversación muy polarizada”, dijo Warkentin. Y “los medios de comunicación en el ambiente digital todavía tienen un rol importante al ser el puente entre ambos polos extremos”, subrayó.

En México no se ve una polarización 50-50 de la opinión pública, lo que se ve es un intento de los diferentes actores de convencer a la gente respecto de una versión de los hechos, de una narrativa específica, explicó la periodista mexicana.

En ese sentido, AMLO es un presidente que, de acuerdo a Warkentin, guarda las formas conservadoras de una conversación respetuosa que caracteriza a la sociedad mexicana. Por ello, cuando arremete contra los periodistas críticos y los pone en entredicho o los regaña por interrumpir, es visto por la sociedad como un hombre respetuoso, explicó Warkentin. A pesar de que hasta ha llegado a comparar a los periodistas con los perros, añadió.

Además, consigue un buen manejo de las redes sociales y tiene a su equipo entrenado para responder ante cualquier evento, y así lograr la atención de la opinión pública y su respaldo, explicó la periodista

Como ejemplo, Warkentin señaló lo sucedido en Culiacán el 17 de octubre pasado, cuando la ciudad fue vandalizada por miembros de cárteles del narcotráfico por la captura temporal del hijo del Chapo Guzmán, el exjefe del cartel de Sinaloa.

La periodista mostró un estudio, que realizó con Signa_Lab de la Universidad Jesuita de Guadalajara, sobre las conversaciones de Twitter que giraron en torno a esos eventos y algunas de las etiquetas que al final del día tuvieron más repercusión en la opinión pública. La etiqueta que más tráfico generó en Twitter, de las analizadas, fue #AmloEstamosContigo, con más de 260 mil tuits.

“La polarización es una trampa”, dijo Warkentin. Puede hacer que las discusiones entre las partes nunca lleguen a nada, explicó. La polarización tampoco permite que haya espacio para una cobertura noticiosa con ángulos novedosos.

Además, el sistema de medios en México sigue apoyándose en gran parte en el presupuesto de la publicidad oficial, y desde que entró en funciones el nuevo gobierno, los medios siguen sin ver ese ingreso, dijo la periodista. “Hay muchos periodistas en las calles”. Por tanto, de acuerdo con Warkentin, hay más autocensura para complacer al gobierno. Aunque también existen nuevos tipos de medios que están cambiando el panorama, dijo, pero que aún falta ver qué va a pasar con ellos.

Asimismo, hay partes de México en que hay un periodismo local muy fuerte que tiene un gran impacto en sus ciudades, como Ríodoce y Noroeste en Culiacán, al norte del país.

México sigue siendo el país sin conflicto más peligroso del mundo para ejercer el periodismo, y eso obliga a muchos periodistas a tener más de un oficio para ganarse la vida. Para Warkentin, esa es muchas veces la razón por la cual hay tanta impunidad en los crímenes contra periodistas, porque las fiscalías no consideran su profesión como móvil de la agresión o asesinato.

Y los ataques a los medios no provienen solo de los agresores comunes, como el crimen organizado, el narcotráfico o el gobierno, explicó Warkentin. “En México todos estigmatizan a la prensa”, y ese es un contexto social que hay que tomar en consideración, añadió.




Boletín

Suscríbase a nuestro boletín semanal "Periodismo en las Américas"

Boletim Semanal (Português)
Boletín Semanal (Español)
Weekly Newsletter (English)
 
Marketing by ActiveCampaign

Facebook