Knight Center
Knight Center

Blog PERIODISMO EN LAS AMERICAS

Periódicos centenarios en Brasil intentan unir su patrimonio histórico con la transformación digital y acercarse a los lectores



“Medios legados” es la traducción literal de una expresión en inglés que designa los medios establecidos antes de que internet revolucionara la circulación global de información. La frase parece particularmente adecuada para periódicos que abarcan un siglo de vida y buscan adaptarse a la era digital mediante la construcción de nuevos caminos en el periodismo sobre la base del patrimonio acumulado de más de 100 años de historia.

En Brasil, hoy hay 26 periódicos centenarios en circulación, según lo que encontró el Centro Knight con base en una encuesta de la Asociación Nacional de Periódicos (ANJ, por sus siglas en portugués) de Brasil. Para mantenerse relevantes, se esfuerzan por mantenerse fieles a su historia y conectarse con sus lectores de décadas, enfatizando su pertenencia a la comunidad, al tiempo que se esfuerzan por consolidar su operación en línea y ganar lectores jóvenes que no se sientes atraídos por el papel.

Hace poco más de dos años, la lista de la ANJ contenía 31 de ellos. Desde entonces, varios han sucumbido a las transformaciones del periodismo después de la disrupción digital. Y las dificultades afectan a todos, independientemente del tamaño del periódico o de que la cobertura sea local o nacional, según le dijo al Centro Knight la periodista e investigadora Hérica Lene, profesora de la Universidad Federal de Recôncavo da Bahia (UFRB).

Lene coordinó la investigación “Jornais centenários do Brasil, como e por que sobrevivem em tempos de convergência midiática?” (Periódicos centenarios de Brasil, ¿cómo y por qué sobreviven en tiempos de convergencia mediática?) y de 2015 a 2018 entrevistó a gerentes de 19 periódicos que han estado circulando durante más de 100 años en el país.

“Todos son iguales: nadie sabe exactamente a dónde ir con la cambiante industria del periodismo”, dijo. “Es un nuevo modelo que está buscando, porque es una declaración común de ellos que la publicidad impresa, por así decirlo, sostuvo el negocio. [La versión] en línea sola no se mantiene en términos de publicidad, y el impreso está en crisis debido a la competencia del contenido en línea. Van a internet, pero internet por sí solo no sostiene el negocio”.

Más allá del capital simbólico

A punto de completar 111 años de historia, el Comércio do Jahu se convirtió en mayo en uno de los centenarios que recientemente cerró sus puertas en el país.

Fundado el 31 de julio de 1908, el periódico cubría eventos en la región de Jaú, una ciudad de 120 mil habitantes en el interior del estado de São Paulo, y cerró sus operaciones de la versión impresa y en línea el 5 de mayo de 2019. La edición especial de cierre se centró en destacar el patrimonio construido por Comércio do Jahu en poco más de un siglo y sus lazos con la comunidad, que expresó su pesar por la desaparición del periódico en los testimonios de lectores, publicistas, columnistas y reporteros.

“El Comércio siempre ha acompañado, a lo largo de los años, la vida política, cultural, social y deportiva de la ciudad. Y se convirtió en patrimonio de Jaú, una referencia en información, para el municipio y la región. Como periódico local, circulando en las ciudades circundantes, esta fue la cobertura principal, con análisis. La población quedó huérfana por el trabajo realizado por Comércio”, dijo Ana Karina Victor, directora editorial del periódico durante los últimos 13 años, al Centro Knight.

La decisión de cerrar Comércio se produjo después de que el periódico pasó unos cuatro años luchando por mantenerse, dijo. Se discutieron varias soluciones entre la redacción y los propietarios del periódico, como mantener las ediciones impresas, pero con menos frecuencia, e incluso finalizar el impreso pero mantener el periódico en línea. Sin embargo, los propietarios finalmente decidieron terminar las actividades de Comércio por completo, dijo Victor. (El Centro Knight intentó contactar a los dueños del periódico, pero no tuvo respuesta).

“La situación no es diferente a la de otros medios: menos personas están dispuestas a comprar el periódico en el puesto de periódicos, suscribirse a medios impresos o digitales. Además del mercado publicitario reducido”, especialmente en el interior del país, agregó Victor.

“Se abre un vacío cada vez que se cierra un periódico, abre otro espacio en el desierto de las noticias. En el caso de los periódicos centenarios, es una sacudida mucho mayor”, dijo Marcelo Rech, presidente de la ANJ, al Centro Knight.

Marcelo Rech. (Foto: Pedro França/Agência Senado).

Para él, el gran activo de cualquier empresa, periodística o de otro tipo, es la confianza, y esta relación es algo que los periódicos centenarios tuvieron un buen tiempo para construir con sus lectores. “Cuando hablamos de información, tener 100 años o más de historia es un activo, es un patrimonio que establece una confianza rarísima”, dijo Rech.

La investigadora Lene señaló en su investigación que, de hecho, este patrimonio de periódicos centenarios ayuda a mantenerlos trabajando y los distingue de otras publicaciones. “Este capital simbólico es muy importante en términos de valorar el periodismo como un lugar para verificar, para obtener información; la gente confía en estas marcas, que tienen esta credibilidad” cultivada durante décadas, dijo.

Sin embargo, esto no es una garantía de supervivencia, como lo demuestra el caso de Comércio do Jahu, ya que lo que enfrentan estos periódicos es “una crisis del modelo de industria periodística”, resaltó la investigadora. Según ella, una característica común de los periódicos centenarios que ha analizado es la dificultad de mantener la edición impresa, “por los costos y la competencia con el contenido de internet”, así como la reducción de equipos en las salas de redacción que una vez estuvieron más poblados de lo que están hoy.

La investigación de Lene también señaló que la mayoría de estos periódicos se centran en la cobertura local y en la proximidad a la comunidad en la que operan. “Tratan de obtener un enfoque muy regional [en la cobertura], porque el periodismo en línea ofrece información nacional e internacional, y la apreciación de lo regional es lo que ayuda a mantener estos periódicos”, dijo.

Tradición y fidelidad

El centenario Correio do Povo, con sede en Porto Alegre y que lleva 124 años como uno de los principales periódicos en Rio Grande do Sul y en el país, es un ejemplo de esta apreciación regional identificada por Lene en su investigación. En este caso, el periódico presta especial atención a la cobertura de lo que sucede en el estado y hace la cobertura nacional desde el punto de vista gaucho.

Correio do Povo. (Cortesía).

Telmo Flor trabaja en Correio desde 1986, el año en que el periódico volvió a circular después de dos años sin ser publicado, y ahora es su director editorial. Le dijo al Centro Knight que Correio “es un periódico muy tradicional, especialmente en el interior del estado, con una profunda conexión con los lectores. La lealtad aquí es enorme”.

Según él, es una característica de los lectores de Correio, y algo “también muy típico de Rio Grande do Sul”. “A los gauchos (gente de la región) les gusta honrar sus rasgos culturales, y creo que Correio es una pequeña parte de eso”.

La tradición de Correio es recordada diariamente no solo a los lectores, a través de una sección que rescata lo que apareció en el periódico hace 100 años, sino también a los empleados que trabajan en la sala de redacción.

“A menudo decimos que Correio tiene una ‘constitución’. En la redacción tenemos un facsímil de la primera plana de la primera edición del periódico en 1895, y hay un editorial allí que es muy moderno. Es mucha historia, pero para nosotros es verdad, está ahí, se dice: no somos partidistas, somos modernos… Es una tradición junto con la modernidad que también es buena para nuestro negocio”, dijo Flor.

El periódico, que forma parte del Grupo Record de Comunicação desde 2007, tuvo una circulación diaria promedio de 66.950 copias impresas (noveno lugar a nivel nacional) y 41.326 copias digitales (octavo lugar) en el primer semestre de 2019, según datos del Instituto Verificador de Circulación (IVC) disponibles para el Centro Knight.

Correio tiene sus ingresos “cada vez más vinculados directamente al lector”, dijo Flor, con suscripciones y ventas en kioscos igualando a la publicidad como fuente de dinero para la publicación. Y aquí también la historia del periódico juega un papel importante.

“Somos cada vez más conscientes de que lo que podemos ofrecer en el mercado es la credibilidad, y no es una credibilidad obtenida ayer o anteayer con algún tema. Es una credibilidad de 124 años, y sí, suena un poco anacrónico, pero nos gusta. Sabemos que la gente paga el periódico por gusto, después de todo, la persona tiene millones de líneas de información todos los días, de forma gratuita, a través de internet. ¿Por qué paga aquí? Porque cree en el periódico, porque ofrecemos periodismo de calidad. Intentamos honestamente todos los días hacer eso, y el lector se da cuenta. Entonces le damos al lector la idea de que estamos a su servicio y siempre tratamos de hacer lo mejor posible”, dijo.

Estar al servicio del lector, para Correio, significa estar presente no sólo en Porto Alegre, sino también en otras nueve ciudades del interior de Rio Grande do Sul. El periódico tiene corresponsales en Uruguaiana, Pelotas, Santa Cruz do Sul, Caxias do Sul, Santa Rosa, Frederico Westphalen, Novo Hamburgo, Canoas y Santa Maria “que también representan nuestro vínculo con las comunidades del interior”, dijo Flor. Para él, esto también es parte del legado de más de un siglo del periódico.

Telmo Flor, director editorial de Correio do Povo. (Cortesía).

Correio también apuesta por la tradición en su operación en línea. Según su director, el periódico busca preservar en el entorno digital la forma de hacer periodismo que consolidó en el impreso.

“Entre los periódicos, ¿quién sobrevive digitalmente con algún éxito? The New York Times, The Wall Street Journal, Zero Hora, Correio do Povo, Globo. Es quien tiene una historia que contar, es decir, tiene credibilidad. Y no solo porque son famosos, también preservan sus lazos comunitarios. En nuestro caso, creemos que tenemos que preservar nuestra conexión con el sujeto en el otro extremo, que es el lector, y tratamos de hacerlo todos los días, imagino con cierto éxito. Nos esforzamos”, resaltó.

En busca de la “generación entrante”

En los centenarios que también buscan consolidarse en línea, la apuesta está en la proximidad de la relación con el lector, a través de las redes sociales, por ejemplo, y en la producción de contenido para internet en diferentes idiomas, encontró la investigadora Lene. Y para una publicación que nació y se consolidó en una era en la que los periódicos eran sinónimo de impreso, esta transición no es poca cosa.

“El desafío es hablar con el público más joven porque las personas más jóvenes no leen periódicos en papel”, dijo Lene. “Su gran desafío es tratar de atraer a esta audiencia, que lee por internet y no tiene conexión emocional con la marca del periódico o con el papel. El público de aquellos periódicos a los que les gustan los periódicos de papel está envejeciendo; ¿cómo atraen a los jóvenes?”.

Maria Luiza Borges, directora de contenido digital de Jornal do Commercio System (Foto: Brenda Alcântara/Jornal do Commercio).

El Jornal do Commercio (JC) de Pernambuco, con sede en Recife, ha estado tratando de responder a esta pregunta y continuar renovándose después de 100 años de historia, cumplidos en abril de este año.

El Sistema de Comunicación del Jornal do Commercio, el conglomerado de medios propietario del periódico, también tiene una estación de radio, Rádio Jornal, que opera en Recife y otros cinco municipios en Pernambuco; dos canales de televisión locales, TV Jornal Recife y TV Jornal Caruaru; y el portal en línea NE10, donde se aloja el contenido de todos los medios de la compañía.

“Jornal do Commercio es lo principal, es el origen de todo”, dijo Maria Luiza Borges, directora de contenido digital en el conglomerado, al Centro Knight. “Esta marca nos referencia, pero todos los días buscamos trabajar de una manera totalmente integrada”.

Esta integración, que comenzó en 2016, significó compartir contenido en todas las plataformas del Sistema, como explicó Borges. Los profesionales de la sala de redacción producen contenido para todos los medios del conglomerado. “Aunque el periódico es la gran referencia, porque de ahí proviene nuestra marca, hoy ya no podemos hablar, por ejemplo, de un periodista de Jornal do Commercio, porque nada de lo que haga un periodista se limitará al periódico”, dijo.

Este proceso ha llevado a la reducción del equipo, con al menos dos momentos de despidos en los últimos dos años, dijo Borges. Y, según ella, la operación de Jornal do Commercio, separada de otros medios del Sistema, todavía está en déficit. Los ingresos del periódico, que se dividen casi en partes iguales entre publicidad y suscripciones, no cubren los costos de producir “periodismo con criterio” y mantener la estructura necesaria para imprimir el periódico en papel, dijo.

“Si no viviéramos como un sistema, la situación de hoy sería mucho más complicada. La capacidad de ver el Sistema Jornal do Commercio como un cuerpo único generador de contenido nos dio un respiro para llegar a donde llegamos. No estamos obteniendo ganancias, pero al menos esos años de pérdidas masivas han quedado atrás”, dijo.

Según los datos del IVC, Jornal do Commercio tuvo en la primera mitad de 2019 una circulación diaria promedio de 15.792 copias (21º lugar en la clasificación nacional de impresos medidos por el IVC). La circulación digital promedió 8.491 (puesto 16). El periódico es el único de Pernambuco que aparece en las listas de IVC.

Borges comentó que hay personas “con 20, 30 años” suscritas a Jornal do Commercio, y que al periódico le preocupa valorar a estos leales lectores. Pero uno de los principales esfuerzos en este momento es “cuidar a las nuevas generaciones”.

“Hay un fenómeno, que es único de nuestro tiempo, de una generación entrante que tiene poca lealtad con el periodismo de calidad. Esta [generación] leerá lo que sucede en la línea de tiempo o lo que envía un amigo, ya sea por mensajería instantánea, la línea de tiempo de la amiga o en el instagram de su primo, etc. Entonces es un gran desafío para nosotros hablar con estos recién llegados, porque dentro de diez años teóricamente deberían estar consumiendo un periodismo de calidad. Y si no los sensibilizamos y no les mostramos que es difícil de hacer, producir y brindar esta información de calidad, lo más probable es que tengamos el vaciamiento de nuestra audiencia”, dijo.

En este esfuerzo, Jornal do Commercio prepara su renovación digital y buscó escuchar a los representantes de esta generación en grupos focales que reúnen tanto a lectores jóvenes del periódico como a “personas que nos leyeron accidentalmente porque sucedió un enlace en su línea de tiempo”, dijo Borges. El objetivo era escuchar de estos jóvenes “qué agregaría valor a sus vidas, qué podemos ofrecer que tenga sentido para ellos”.

Sala de redacción de Jornal do Commercio en Brasil. (Foto: Leo Motta/Jornal do Commercio).

Además, Jornal do Commercio ha buscado fortalecer su operación en línea mediante la participación en proyectos financiados por Google News Initiative (GNI) y Facebook Journalism Project, iniciativas para fomentar el periodismo por parte de los gigantes de la plataforma digital. Jornal do Commercio es parte de Comprova, un proyecto que reúne 24 medios para combatir la desinformación; participó en los aceleradores de producción de video y de noticias locales de Facebook; y acabó de ser seleccionado en el Desafío de Innovación del GNI con un proyecto de verificación de datos.

“Hemos estado tratando de ir más allá de las formas tradicionales de financiación, hemos estado buscando proyectos muy específicos porque ayudan en esta travesía”, dijo Borges refiriéndose a los desafíos simultáneos de generar ingresos y producir contenido en línea. “Como dice un amigo mío, hay muchos platos volando y tratamos de manejarlos todos. O eso o se cae todo, ¿verdad?”, se rió.

El activo de la marca centenaria

Para Rech, de la ANJ, los periódicos son “amalgamas comunitarias” y, durante décadas, crearon una “liga de pertenencia” a la comunidad que eventualmente trasciende al producto comercial ofrecido. En el caso de los periódicos centenarios centrados en el periodismo regional, este aspecto se muestra por el tiempo y la concentración del espacio de cobertura.

El gran diferencial de los centenarios, enfatizó, es la “construcción gradual, sólida y permanente de credibilidad y confianza”. “Desde el punto de vista de la información actual, esta es la mayor necesidad, la mayor demanda y el atributo más reconocido”, dijo.

Destacar la historia en sí misma en un intento de hacer que los lectores tomen conciencia de la importancia del periódico y su legado “no siempre se mueve”, cree Rech, quien también es el vicepresidente editorial e institucional del Grupo RBS.

“Ya vender la noción de confianza, de reciprocidad, que ‘estamos aquí hace mucho tiempo haciendo honor a la confianza de la comunidad y estaremos aquí por más tiempo haciendo honor a la comunidad’, es un activo único, relevante e inigualable. No se puede comprar de un estante, no está a la venta. Una tecnología, la capacidad de difundir información más rápido, está en el estante, yo diría. La confianza, la credibilidad, no. Esto no se compra, se construye”, dijo.

Y aunque las transformaciones en el periodismo y el imperativo de los medios impresos digitales de todas las edades, los periódicos centenarios incluso tienen una ventaja significativa en este escenario, cree el presidente de la ANJ.

“No estamos en el negocio de la impresión en papel. Estamos en el negocio de producir información confiable, cuya difusión se produce en diferentes plataformas, incluida la impresa. Para nosotros, lo que es crucial es la marca establecida, y los centenarios tienen una ventaja porque son marcas muy establecidas y muy arraigadas. Y el conocimiento de la marca es el gran activo de relevancia”, aseguró.




Boletín

Suscríbase a nuestro boletín semanal "Periodismo en las Américas"

Boletim Semanal (Português)
Boletín Semanal (Español)
Weekly Newsletter (English)
 
Marketing by ActiveCampaign

Facebook