Knight Center
Knight Center

Blog PERIODISMO EN LAS AMERICAS

INVESTIGACIÓN: Cómo el tipo de régimen de un país puede traducirse en un entorno peligroso para periodistas




A medida que la democracia se debilitaba los últimos 25 años, los autoritarios locales se han ido convirtiendo en la principal amenaza para los periodistas, una condición que muchos latinoamericanos reconocerán. Debemos resaltar la contribución de los periodistas locales a la rendición de cuentas democrática y la protección de los derechos mientras presionamos a los gobiernos nacionales para que reviertan esta tendencia.


Por Sallie Hughes*

Autora del artículo Sallie Hughes. (Cortesía).

Quienes trabajamos como periodistas o investigadores especializados en América Latina sabemos bien los peligros que enfrentan los periodistas en muchos contextos de la región. En el último cuarto de siglo, México, Brasil, Colombia, Guatemala y Honduras ganaron notoriedad por estar entre los países más letales del mundo para los periodistas. Lo que quizás no sepamos es que estos países son emblemáticos de tendencias globales más amplias.

En general, como en América Latina, el mundo se ha vuelto más letal para los periodistas en el cuarto de siglo desde que se han documentado sistemáticamente los asesinatos de periodistas en todo el mundo. De 1992 a 2016, 1.812 fueron asesinados mientras trabajaban en todo el mundo y la tasa anual promedio de asesinatos aumentó: de 48 anualmente en 1992–2001, a 72 por año en 2002–2011, y 91 por año en 2012–2016, según datos del Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) que verificamos independientemente. ¿Qué explica esto? Mi compañera de investigación, Yulia Vorobyeva, y yo probamos explicaciones alternativas con datos del CPJ que verificamos de forma independiente con la ayuda de un diligente asistente de investigación, Dylan Ceder, estudiante de periodismo de la Universidad de Miami, actualmente graduado.

Al analizar 1.812 asesinatos de periodistas en todo el mundo entre 1992 y 2016, encontramos evidencia abrumadora de que un tipo particular de sistema político –muy familiar para los latinoamericanos y ‘latinoamericanistas’ – era más letal para los periodistas. Los países con regímenes políticos “híbridos” que combinan elementos liberales e “iliberales” (o de inclinación autoritaria) crean, con mucho, el contexto más peligroso para los periodistas de todo el mundo. Mientras tanto, una configuración espacial particular de la autoridad política dentro de esos países, las condiciones políticas locales descritas como autoritarismo subnacional, aclararon la lógica de los asesinatos.

Los sistemas políticos híbridos territorialmente desiguales presentan normas a nivel nacional que garantizan explícitamente la libertad de prensa y condenan las prácticas iliberales. Estas normas nacionales alientan a los periodistas, muchos de los cuales se formaron profesionalmente durante los periodos de liberalización política, a controlar el poder y denunciar los abusos. Sin embargo, exponer la corrupción, las políticas de seguridad fallidas u otros abusos se vuelve peligroso cuando la rendición de cuentas es débil y las autoridades locales tienen incentivos para atacar a los críticos, para silenciarlos. La colusión de intereses criminales, comerciales y políticos a menudo florece donde los gobiernos locales, las fuerzas de seguridad y las organizaciones criminales están menos restringidas, y las fuertes correlaciones entre la cobertura de estos temas y el asesinato de periodistas en regímenes híbridos proporcionan una clara evidencia del peligro que esto crea para periodistas.

¿Cuáles son las implicaciones de nuestros hallazgos? 1) Para los académicos, ofrecen más apoyo para abordar los problemas del mundo real con teorías y técnicas multidisciplinarias, en este caso, desde la ciencia política, la sociología del periodismo y el análisis socio-espacial en geografía. 2) Para los encargados de formular políticas, defensores y organizaciones gubernamentales internacionales, sugieren que se redirija el discurso y la acción para destacar las contribuciones de los periodistas locales a los derechos humanos y la rendición de cuentas democrática. Mientras que otros periodistas a veces también enfrentan el peligro, son los periodistas locales los que pagan desproporcionadamente el precio más caro.

El resto de este artículo presenta los hallazgos de la nota completa sobre el estudio que fue publicada en una destacada revista revisada por pares dirigida a la investigación periodística, llamada Journalism: Theory, Critique and Practice. “Explaining the Killing of Journalists in the Contemporary Era: The Importance of Hybrid Regimes and Subnational Variations.” Journalism: Theory, Practice and Criticism. (Periodismo: teoría, crítica y práctica. “Explicando el asesinato de periodistas en la era contemporánea: la importancia de los regímenes híbridos y las variaciones subnacionales”). Disponible en: https://doi.org/10.1177/1464884919885588.

Aquí hay algunos hallazgos clave:

  • Hallazgo: Entre 1992 y 2016, la mayoría de los periodistas asesinados en todo el mundo fueron asesinados intencionalmente en lugar de ser asesinados en situaciones de enfrentamiento o durante una asignación peligrosa. De hecho, el 72 por ciento de los 1.790 asesinatos con causas verificadas de muerte fueron asesinatos intencionales.
  • Hallazgo: Más de nueve de cada 10 periodistas asesinados en todo el mundo eran periodistas nacionales en lugar de ser corresponsales internacionales. Consideramos a los periodistas que trabajaban para los medios internacionales como periodistas nacionales si eran nacionales del país porque los empleados locales no abandonan el país y, a menudo, también trabajan para los medios nacionales. Por lo tanto, su nivel de exposición al riesgo es más similar al de los periodistas nacionales.
  • Hallazgo: la mayoría de los periodistas asesinados murieron en países con regímenes políticos híbridos y la proporción de muertes en estos países aumentó con el tiempo.

Clasificamos los regímenes políticos de los países en los que los periodistas murieron utilizando la medida del régimen de Polity 4, que considera criterios como las restricciones al poder ejecutivo. Descubrimos que 1.047 murieron en países con regímenes políticos híbridos, 486 en los regímenes clasificados como los más autoritarios, 22 en los clasificados como más democráticos y 245 en regímenes que Polity 4 no clasificó debido a un conflicto armado entre partidarios de diferentes regímenes. Con excepción de 2006–2007, cuando las muertes de periodistas en tiempos de guerra en Irak aumentaron bruscamente, los regímenes híbridos han sido los más peligrosos para los periodistas en cada año del siglo XXI. El análisis estadístico del cambio de año en año encontró que los asesinatos en regímenes híbridos aumentaron cada año sin interrupción desde 2008.

  • Hallazgo: Más de siete de cada 10 periodistas murieron fuera de las capitales nacionales, como predice la teoría autoritaria subnacional.
  • Hallazgo: La mayoría de los periodistas en todo el mundo fueron asesinados mientras cubrían noticias que podrían exponer la fechoría de los autoritarios subnacionales o los poderes subnacionales de facto. Estos incluyen política, corrupción y crimen. El 95 por ciento de los que cubrían corrupción, el 92 por ciento de los que cubrían crimen y el 71 por ciento de los que cubrían política fueron asesinados intencionalmente.
  • Hallazgo: La mayoría de los periodistas murieron en países con desigualdad en la calidad de las elecciones y en la protección de las libertades civiles a lo largo de sus territorios. Las pruebas estadísticas sobre los datos de desigualdad de la base de datos Varieties of Democracy fueron claras. A medida que el respeto por las libertades civiles o la calidad de las elecciones en los territorios nacionales se volvió más desigual, aumentó el número de periodistas asesinados en un país.
  • Hallazgo: Las asociaciones estadísticas entre los periodistas asesinados y los indicadores de la hibridación del régimen político y el autoritarismo subnacional son importantes y van en direcciones (positivas, negativas) predichas por la teoría autoritaria subnacional.

Mapeo de regímenes peligrosos

La Tabla 8 de nuestro artículo, reproducida aquí con permiso, mapea los ataques letales en todos los tipos de regímenes y niveles de variación subnacional en las normas y prácticas democráticas. Esta visualización de datos hecha por la estudiante de posgrado de Interactive Media de la Universidad de Miami, Alyssa Fowers, muestra que los contextos más peligrosos para los periodistas contemporáneos son los regímenes híbridos con alta desigualdad respecto de los derechos y los niveles medios de desigualdad en la rendición de cuentas electoral, seguidos de cerca por contextos híbridos con variación moderada en protecciones de derechos y altos niveles de variación en la calidad de las elecciones. Un segundo nivel de contextos peligrosos son los regímenes autoritarios con protecciones de derechos variables, lo que puede indicar que los controles sociales autoritarios son inestables, como lo han encontrado otras investigaciones.

Reprinted from: Sallie Hughes & Yulia Vorobyeva. 2019. Explaining the Killing of Journalists in the Contemporary Era: The Importance of Hybrid Regimes and Subnational Variations. Journalism: Theory, Practice and Criticism. Article first published online: November 5. doi.org/10.1177/1464884919885588.
 

Por el contrario, los resultados confirman que las democracias con mayor rendición de cuentas electoral y protección de los derechos brindan mayor seguridad a los periodistas. Las vidas perdidas en estas democracias exceden la medición cuantitativa, al igual que todas las muertes. Sin embargo, el mapeo muestra que las condiciones para el periodismo en las democracias y los híbridos democráticos varían enormemente y en formas que afectan profundamente el desempeño profesional y el bienestar personal de los periodistas.

La expansión de los regímenes políticos híbridos a medida que la liberalización se estancó, o retrocedió, durante el último cuarto de siglo implicó una variación espacial en el desempeño de las instituciones democráticas, incluidas las que apoyan una prensa que pide rendición de cuentas. Los resultados de este estudio y otros sugieren que los periodistas a veces se resisten a la intrusión en las normas democráticas y que la resistencia conlleva consecuencias potencialmente de gran alcance para la política, la gobernanza y los derechos humanos. Los estudios en algunos de los países más peligrosos para los periodistas encuentran que las revelaciones periodísticas pueden afectar significativamente los resultados de las elecciones, proporcionando a la oposición temas para organizarse o potenciando las funciones judiciales o de investigación del Congreso. También puede producirse un proceso de democratización local cuando las investigaciones de los periodistas están respaldadas por la movilización de organizaciones cívicas locales o partidos de oposición. Por lo tanto, salvaguardar a los periodistas puede salvaguardar el liberalismo.

*Sallie Hughes es profesora asociada de periodismo y directora del claustro docente del Instituto de Estudios Avanzados de las Américas, ambas en la Universidad de Miami. Su trabajo académico en temas relacionados con periodismo, periodistas y riesgo ha sido ampliamente publicado.




Boletín

Suscríbase a nuestro boletín semanal "Periodismo en las Américas"

Boletim Semanal (Português)
Boletín Semanal (Español)
Weekly Newsletter (English)
 
Marketing by ActiveCampaign

Facebook