Knight Center
Knight Center

Blog PERIODISMO EN LAS AMERICAS

Periodista brasileño es asesinado por pistoleros en peligrosa región fronteriza en Paraguay




Por Júlio Lubianco y Marina Estarque

El periodista brasileño Lourenço Veras, conocido como Léo Veras, editor en jefe del sitio web Porã News, fue asesinado la noche del 12 de febrero en Pedro Juan Caballero, Paraguay. La ciudad está al lado de la ciudad brasileña Ponta Porã.

Leo Veras.

El periodista recibió alrededor de 12 tiros de una pistola de 9 milímetros que fue disparada por tres hombres armados que invadieron su hogar mientras cenaba con su familia, reporta el sitio web G1. El sitio web dirigido por Léo Veras cubre la frontera entre Brasil y Paraguay y publica información sobre crimen organizado y políticos en la región.

El jefe de policía de Amambay, un departamento paraguayo cuya capital es Pedro Juan Caballero, dijo que el asesinato podría estar relacionado con la actividad profesional del periodista, de acuerdo con ABC Color. Ignacio Rodríguez Villalba también dijo que Léo Veras incluso tenía escolta policial desde “hace ocho o diez años” debido a las amenazas que recibía en ese tiempo.

“Según ciertas informaciones, [el asesinato ocurrió a raíz de] publicaciones que él hacía sobre el crimen organizado. En estos últimos tiempos hacía muchas publicaciones de la frontera. Por ahí vendría la mano”, le dijo el jefe policial a la estación de radio ABC Cardinal.

El fiscal paraguayo Marco Amarilla, quien está participando en la investigación de este caso, dijo que Léo Veras había sido amenazado de muerte anteriormente.

Él recibió amenazas en los últimos días. Él estaba nervioso, estaba inquieto, tenía miedo. En una conversación que tuvo con su esposa, se despidió de ella prácticamente. Le dijo: ‘Amor, cuídate, cuida a los niños.’ Se despidió de su familia prácticamente. Es decir, ya sabía que lo iban a asesinar”, dijo el fiscal de acuerdo a G1.

Hace menos de un mes, Léo Veras le dio una entrevista al programa de televisión Domingo Espectacular, en TV Record, sobre cómo las pandillas criminales de traficantes de drogas operan en la frontera. En la entrevista, él dice que ya había estado recibiendo amenazas de muerte a través de mensajes de texto en su celular.

“Él profundizaba sus investigaciones periodísticas, eso molestaba a los mafiosos y por eso lo mataron. Siempre hablaba de amenazas, pero en la frontera no te creen hasta que sucede”, dijo el periodista Santiago Benítez a la estación de radio paraguaya Universo 970 AM.

El Sindicato de Periodistas del Paraguay publicó una declaración en dónde se lamenta la muerte del periodista y demanda a las autoridades las garantías de vida y seguridad para otros profesionales trabajando en la región.

El dolor y la rabia nos invaden nuevamente ante el decimonoveno colega asesinado en nuestro país. Vemos que una vez más los grupos criminales intentan apagar la voz de los periodistas mediante las balas y la violencia, ante la complicidad de un Estado totalmente inficionado por la mafia y la narcopolítica”, dijo el grupo.

En 2017, Veras dio una entrevista al Proyecto Tim Lopes, de la Asociación Brasileña de Periodismo Investigativo (Abraji, por su acrónimo en portugués), que investiga asesinatos de periodistas y comunicadores que murieron mientras practicaban su profesión. En ese entonces, él habló sobre las muertes de los periodistas Paulo Roberto Cardoso Rodrigues, o Paulo Rocaro, y Luiz Henrique Rodrigues Georges, o “Tulu,” que ocurrieron en 2012.

“Yo siempre le pido a mi muerte que no sea demasiado violenta, que no tenga muchos disparos. Si un pistolero te quiere matar, él va a venir a tu puerta, te va a decir que la abras y te va a disparar. Sólo espero que sea un balazo para que no disfigure demasiado”, dijo Veras en 2017.

Abraji demandó a “las autoridades agilidad en el esclarecimiento de las circunstancias del crimen” a través de una declaración publicada sobre el asesinato. La asociación dijo que está evaluando la inclusión del caso en el Programa Tim Lopes. “Todo asesinato de periodista es un intento de silenciar al mensajero, comprometiendo la libertad de prensa”, dijo la organización.

Según Abraji, fuentes cercana a Léo Veras relatan que el periodista estaba preocupado sobre las consecuencias del escape de 75 prisioneros, la mayoría ligada al grupo criminal PCC (Primer Comando Capital), de la penitenciaría regional en enero 2020.

La organización hizo énfasis en la “necesidad de que las autoridades de monitoreen con rigor las amenazas hechas a periodistas y comunicadores”. “Es el deber del Estado de proveer todos los medios posibles para garantizar la seguridad de la prensa”, dijeron.

La Asociación Brasileña de Emisores de Radio y Televisión (ABERT), la Asociación Nacional de Editores de Revista (ANER) y la Asociación Nacional de Periódicos (ANJ) también publicaron una nota lamentando el asesinato y demandaron una investigación y un castigo a los responsables.

“La investigación cuidadosa y rápida de la muerte de Léo Veras, incluso los demás asesinatos de otros periodistas, es fundamental para combatir la impunidad, la causa principal de la continuación de este tipo de crimen”, dijeron.

La Federación Nacional de Periodistas de Brasil (FENAJ) también se pronunció y demandó que las autoridades brasileñas colaboren con las investigaciones. La federación dijo que Veras era conocido por sus reportes policiales sobre crimen organizado en la región.

“La violencia en contra de periodistas afecta la profesión y la sociedad entera. Los profesionales son directamente afectados, pero la libertad de prensa, que garantiza el derecho a información, es amenazada. Sin Periodismo, no hay democracia”, concluyó la nota.

La ABI (Asociación Brasileña de Imprenta) señaló que había denunciado las amenazas en contra del periodista en 2013. En esa época, un mensaje recibido por Veras dice que él ya estaba “en la lista de personas a ser ejecutadas en la zona fronteriza”.

“Voy a continuar haciendo mi trabajo como lo hago todos los días. No existe ninguna amenaza que me lo hace imposible. No me encerraré en mi hogar por eso”, dijo en ese tiempo.

El Foro de Periodistas Paraguayos también publicó una declaración en dónde lamentaron la muerte del periodista. “El FOPEP exhorta a las autoridades del Ministerio del Interior a realizar una investigación profunda para dar con los asesinos del colega atacado en su propio domicilio y posteriormente muerto camino al hospital. Asimismo exige inmediata protección de los colegas de la zona ante la inseguridad reinante y la falta de garantías para realizar el trabajo de informar”, dijeron.

La entidad terminó la nota defendiendo la libertad de expresión como un pilar de la democracia. “Un Estado que no protege a sus periodistas es un Estado fallido”.




Boletín

Suscríbase a nuestro boletín semanal "Periodismo en las Américas"

Boletim Semanal (Português)
Boletín Semanal (Español)
Weekly Newsletter (English)
 
Marketing by ActiveCampaign

Facebook