Knight Center
Knight Center

Blog PERIODISMO EN LAS AMERICAS

Salas de redacción latinoamericanas adaptan sus operaciones a medida que el nuevo coronavirus se extiende por todo el continente



* En colaboración con Teresa Mioli.

 

A medida que el nuevo coronavirus se extiende por América Latina, las salas de redacción de la región toman medidas para prevenir el contagio y proteger a sus equipos. Entre ellas, poner en cuarentena a los periodistas recién llegados del extranjero, evitar entrevistas cara a cara y, cuando sea posible, trabajar desde la casa.

En América Latina, el primer caso del nuevo coronavirus se registró en Brasil el 26 de febrero. La primera muerte ocurrió en Argentina, el 7 de marzo. Este mapa de la Americas Society/Council of the Americas muestra el actual número de casos en la región y muestra que la enfermedad ya está presente en prácticamente todos los países.

El presidente de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), Christopher Barnes, recomendó a los medios de la región implementar y seguir los puntos de referencia del protocolo de salud. En un comunicado escribió:

“Lamentablemente, a diferencia de nuestras otras contrapartes del sector privado, estamos en la primera línea de este campo de batalla y no podemos cerrar las operaciones por completo. No debemos tratar superficialmente las preocupaciones de nuestro personal con respecto a la exposición al virus; la empatía, la comunicación y la transparencia en cuanto a esto nos ayudará mucho a mantenerlos motivados para hacer su trabajo”.

En Brasil, los periódicos más grandes del país, como Folha, Estadão y O Globo, han adoptado medidas preventivas al tiempo que buscan mantener el estándar de cobertura de la crisis. El país más grande de la región también tiene el mayor número de casos del nuevo coronavirus.

El martes 17 de marzo, se confirmó el primer caso del nuevo coronavirus en Editora Globo, que edita los periódicos O Globo y Extra, además de Revista Época y otras publicaciones. La persona trabaja en la Revista Vogue, con sede en São Paulo, y está aislada, al igual que otros empleados que tuvieron contacto con ella.

La compañía, sin embargo, inició medidas preventivas la semana anterior. Desde el viernes 13, los empleados han recibido instrucciones para trabajar desde la casa cuando sea posible. El director editorial de Globo, Alan Gripp, estima que el 40% de la sala de redacción se encuentra en esta situación, que cree que debería aumentar en los próximos días.

Redacción de La Voz del Interior sin muchos de los periodistas, que están trabajando desde sus casas (Photo: Ramiro Pereyra/La Voz del Interior)

“Por ahora, proporcionamos máscaras para aquellos que se sienten más seguros, aunque los expertos señalan que el uso sólo se recomienda para personas con síntomas. También estamos adquiriendo otros equipos sugerido en protocolos internacionales establecidos para cubrir la pandemia. Pero como regla general, evitaremos exponer a nuestros empleados al riesgo”, dijo Gripp al Centro Knight.

En Argentina, todos los medios del grupo Cimeco comenzaron esta semana para probar un modelo de trabajo remoto en sus salas de redacción. La compañía publica los periódicos La Voz del Interior (Córdoba), Los Andes (Mendoza), la revista Rumbos y el portal Vía País. El director editorial del grupo, Carlos Jornet, informó al Centro Knight que las salas de redacción deberían ser casi remotas en su totalidad en los próximos días.

“Por ahora estamos haciendo pruebas piloto en las cuales aproximadamente un tercio del personal de las ediciones impresas trabaja cada día desde su hogar. En el caso de los sitios web, en algunos de ellos toda la tarea es a distancia. Y en otros sólo van a la redacción los editores jefes”, dijo Jornet.

Admite que uno de los desafíos es mantener los niveles de calidad y cantidad de reportajes y artículos mientras se implementan estas medidas.

“A medida que se restringe la circulación y crece la cantidad de casos en nuestras áreas de cobertura, aumenta también la preocupación de quienes tienen que trabajar en zonas críticas, como hospitales, laboratorios donde se realizan los tests y aeropuertos. Esto abarca tanto a reporteros como a fotógrafos. Y para ello hemos elaborado protocolos de actuación que estamos comenzando a implementar”, aseguró.

También en Argentina, el Diario Huarpe, de San Juan, comenzó esta semana a adoptar medidas preventivas contra el nuevo coronavirus. El propio jefe de redacción, Abel Escudero Zadrayec, se encuentra en cuarentena obligatoria después de regresar de un viaje de Estados Unidos.

Abel Escudero Zadrayec en cuarentena después de regresar del extranjero (Foto: cortesía)

“Hay varias herramientas para hacer una tarea decente manteniendo la ‘distancia social’: desde las llamadas telefónicas hasta las redes sociales, pasando por servicios de mensajería y la recopilación de información mediante otros medios (radio, televisión, sitios, etc.). Si hay algún caso especial, se analiza y se determinan los mecanismos de protección recomendados por especialistas”, dijo Zadrayec al Centro Knight. "Hasta ahora no hemos detectado un impacto negativo. La Redacción de DIARIO HUARPE redobla sus esfuerzos en tiempos críticos para seguir sirviendo a la audiencia con un periodismo ético y de calidad. Ese es nuestro mandato irrenunciable."

En Colombia, uno de los periódicos más grandes del país, El Espectador, puso a casi todos los empleados a trabajar desde casa, según el gerente digital Edwin Bohórquez Aya: “Nos fuimos casi todos a teletrabajar por razones ya de salud pública. Un trabajo entonces remoto para, incluso, diseño y corrección de estilo, pues los periodistas ya estamos acostumbrados”.

Medios más pequeños: acostumbrados al trabajo remoto

Además de los medios tradicionales, muchos de los nuevos medios digitales que nacieron en los últimos años en América Latina también están tomando medidas preventivas. Este es el caso en Brasil, de Agência Pública, JOTA y Congresso em Foco. Los tres están 100% cerrados. En el caso del Congresso em Foco, que se especializa en cubrir la legislatura federal, los periodistas tienen prohibido ingresar al Congreso:

“Desde el jueves [12 de marzo], salimos del Congreso y no volvimos más ni volveremos hasta que pasemos el riesgo. Tenemos buen acceso a los políticos, a las fuentes que necesitamos, que son los parlamentarios y sus asesores. (…) El Congreso representa un riesgo muy grande. Los parlamentarios viajan mucho, se abrazan, besan, alzan [niños]. Es una actividad de contacto con el público”, dijo Sylvio Costa, fundador y editor en jefe del sitio al Centro Knight.

Sala de redacción desocupada de JOTA en São Paulo. (Foto: Juliana Moreira/JOTA).

En JOTA, que cubre todas las ramas del gobierno, la medida fue facilitada por el hecho de que la compañía, que tiene cinco años, ya tiene una fuerte cultura de trabajo remoto, incluidos sus principales dirigentes. Recientemente, las salas de redacción de São Paulo y Brasilia se mudaron a su propio espacio; hasta entonces, habían estado operando en espacios de trabajo conjunto.

“Nuestro equipo de reporteros en Brasilia está en las instituciones que cubre. Este es el caso más difícil de resolver. Nuestra orientación, enviada la semana pasada, es que todos trabajen desde casa y que las excepciones se analicen individualmente”, dijo Felipe Seligman, socio fundador de JOTA y también Director de Ingresos. También dijo que, como algunas de las instituciones cubiertas por el equipo también han suspendido sus actividades, la cobertura priorizará la información detrás de bastidores otros temas relacionados con el nuevo coronavirus.

En Agência Pública la medida principal fue suspender el trabajo en la sala de redacción desde el lunes 16 de marzo. “Lo más importante, además de la salud de nuestro equipo, es cumplir con nuestro rol social para evitar que el pico del COVID sea tan dañino como lo fue en otros países afectados. Estamos centrando nuestra cobertura de investigación en el tema, especialmente en términos de datos, pero todo se está coordinando de forma remota. Tenemos la intención de mantener el ritmo y la calidad de las publicaciones de esta manera”, dijo Natalia Viana, fundadora de Pública, al Centro Knight.

En La Voz de Guanacaste, de Costa Rica, el equipo de nueve personas también recibió instrucciones de trabajar desde casa. La idea, como en otros medios, es probar cómo funcionará la producción remota e identificar y corregir las fallas que encuentren en el camino.

Sin embargo, la directora ejecutiva Emiliana García anticipa un aumento en los gastos imprevistos en caso de que la crisis continúe: “Los periodistas, al hacer teletrabajo, están usando sus propios celulares y conexión a internet entonces eso es un nuevo gasto que La Voz va a cubrir y que no está dentro de nuestro presupuesto”, le dijo al Centro Knight.

El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) emitió un aviso de seguridad con consejos sobre cómo los periodistas pueden protegerse mientras cubren el nuevo coronavirus. Puede verlo aquí.




Boletín

Suscríbase a nuestro boletín semanal "Periodismo en las Américas"

Boletim Semanal (Português)
Boletín Semanal (Español)
Weekly Newsletter (English)
 
Marketing by ActiveCampaign

Facebook