Knight Center
Knight Center

Blog PERIODISMO EN LAS AMERICAS

Bien recibida por Bolsonaro, CNN Brasil debuta, pero hay expectativas sobre su línea editorial en relación con el gobierno



Después de más de un año de expectativa, el debut de CNN Brasil tuvo mucha celebración y repercusión en las redes sociales, pero también recibió críticas por el contenido frío, pocas preguntas en una entrevista con el presidente brasileño Jair Bolsonaro, además de fallas de sonido. El canal de televisión por suscripción y el sitio web fueron lanzados el domingo 15 de marzo.

En los primeros minutos, Monalisa Perrone y Evaristo Costa, que trabajaban en TV Globo, presentaron el nuevo canal y mostraron videos institucionales. Luego, Perrone y Reinaldo Gottino (expresentador de TV Record), sentados en un banco tradicional, comenzaron CNN No Ar (CNN al aire), que duró más de tres horas.

En un día de noticias calientes en Brasil, el canal trató temas como la pandemia del coronavirus y las manifestaciones progubernamentales. El domingo, Bolsonaro contradijo las recomendaciones médicas y del Ministro de Salud y asistió a los actos, estrechándose la mano con simpatizantes y tomándose selfies. Bolsonaro estaba en una delegación que viajó a Estados Unidos en marzo, a la que asistieron varios ministros y funcionarios que fueron diagnosticados con coronavirus.

Uno de los momentos de la programación que más generó polémica fue la entrevista con el Presidente. Él tenía una entrevista programada con uno de los nombres principales del nuevo canal, William Waack, pero canceló después de enterarse de que su secretario de comunicaciones tenía coronavirus. El domingo, sin embargo, el Presidente apareció por sorpresa, según CNN Brasil, en la puerta del Palácio da Alvorada, donde un periodista de la red transmitía en vivo, y le concedió una entrevista.

“Parado en la puerta de Alvorada para actualizar en vivo las noticias sobre la movilización popular, el reportero Leandro Magalhães fue abordado a las 8:54 p.m. por el presidente de la República, Jair Bolsonaro, con una solicitud para responder a las críticas de los presidentes del Senado, Davi Alcolumbre, y de la Cámara de Diputados, Rodrigo Maia. Ambos le dieron entrevistas exclusivas a William Waack, que fueron ingresadas en las plataformas digitales a las 6 pm y mostradas en televisión”, dijo Douglas Tavolaro, CEO y fundador de CNN Brasil, por correo electrónico al Centro Knight.

Para la periodista Cristina Padiglione, que ha cubierto televisión durante más de 30 años y mantiene el blog TelePadi, la entrevista fue una especie de prueba a la línea editorial del nuevo canal, y el resultado no fue positivo. Según ella, era necesario dejar claro al espectador que la actitud del presidente era un riesgo para la salud pública y cuestionarlo con mayor dureza.

“Con todas las excentricidades del Presidente, este es un día que debe recordarse hasta el final de su mandato, porque él, monitoreado por un virus que preocupa al mundo, sale a la calle y saluda a la gente. De repente tuvieron este personaje a la mano, no se esperaba, pero él aparece, da declaraciones y no es confrontado”, dijo ella en una entrevista con el Centro Knight.

La periodista dijo que en este caso, no se debe culpar al reportero. “Él no iba a lograr poner al presidente contra la pared, porque además era una entrevista inesperada. Pero cuando se regresa al estudio, los dos presentadores con mucha experiencia no dicen nada”, explicó.

Tavolaro respondió que “todos los ángulos sobre el tema fueron puestos al telespectador”. Él dijo que CNN emitió informes sobre las manifestaciones, destacando las críticas de Alcolumbre y Maia sobre el acto del Presidente. Y, cuando Bolsonaro lo buscó, fue necesario dar espacio para su defensa.

“Escuchar a ambas partes y dar derecho a responder son principios básicos del buen periodismo y son parte del manual de prácticas de CNN en todo el mundo. En esta entrevista en vivo, nuestro periodista cuestionó al Presidente sobre esa postura en 3 minutos de conversación y presentó su defensa. Momentos después, CNN transmitió la entrevista con el Ministro de Salud, Luiz Henrique Mandetta, condenando la actitud de Bolsonaro”, afirmó el CEO.

Para Padiglione, la entrevista con Bolsonaro fue decepcionante. “Puedo estar equivocada. Pero el primer momento que tuve que ver cuál era su nivel de imparcialidad, me sentí frustrada”, dijo.

A la periodista le gustaría que CNN Brasil siguiera el ejemplo de CNN en Estados Unidos. “Necesitamos ver si tendrá esa carta blanca para ser incisivos cuando sea necesario y hacer un poco lo que hace la [cadena] CNN estadounidense. Ella no es del agrado de Trump porque ella llama a sus acciones por lo que son, no usan eufemismos. Le ha exigido cuentas a los poderes públicos desde siempre, desde Obama hasta Trump. Queda por demostrar que, en un momento crítico, ellos [en CNN Brasil] pueden ser duros, críticos y cuestionar lo que hay que cuestionar”, dijo la periodista.

Destacó, como algo positivo, que el canal hizo una entrevista al día siguiente con el gobernador de São Paulo, João Doria, en la que el político criticó duramente al gobierno de Bolsonaro. “Y CNN Brasil tiene un muy buen equipo, así que espero más. En mi opinión, Bolsonaro se salvó mucho [en esa entrevista] y esto corrobora un poco la idea de que el canal ‘será diferente de Globo’, como esperaba el presidente”, aseguró.

En los últimos meses, el Presidente y muchos de sus seguidores celebraron la llegada del canal a Brasil. “Se está inaugurando un nuevo canal en Brasil, CNN Brasil. Hasta donde sé, será una red de televisión diferente de Globo”, dijo el Presidente en febrero. Al comienzo de la entrevista con CNN Brasil, el Presidente felicitó al canal y agregó: “esperamos que sea una prensa realmente libre que produzca la verdad”.

Antes del lanzamiento, también se especuló mucho sobre los fundadores de CNN Brasil. El empresario Rubens Menin, propietario de la constructora MRV, es socio e inversor. Tavolaro es exvicepresidente de periodismo en TV Record, vinculado al obispo Edir Macedo. Macedo declaró su voto por Bolsonaro, y Record comenzó a dar más espacio al candidato durante la campaña electoral de 2018, levantando sospechas de que se convertiría en un “Fox News do Brasil”, aludiendo al canal de cable estadounidense que apoya al presidente Trump.

En entrevistas en los últimos meses, Tavolaro ha reiterado que CNN Brasil no será ni derecha ni izquierda y que hay teorías opuestas en internet sobre la línea editorial de la estación. El día del lanzamiento, hubo quejas y acusaciones contra el canal de seguidores en ambos lados del espectro político.

Sobre el debut, Tavolaro dijo que había una amplia cobertura. “Produjimos un enfoque político con amplio contrapunto y diferentes ángulos de nuestros presentadores, analistas y reporteros durante las tres horas y media de transmisión de ‘CNN no Ar’ y en toda la programación multiplataforma”.

Mauricio Stycer, periodista de televisión desde 2009, dice que la línea editorial del canal solo se aclarará con el tiempo y que es demasiado pronto para juzgarla. “Creo que es imprudente concluir algo con el estreno, hacer un juicio como este basado en 3 horas. La entrevista con Bolsonaro fue muy criticada. Pero fueron 3 minutos, de pie, el día del lanzamiento, no fue planeado. En efecto, el periodista no lo puso contra la pared, pero es una situación muy difícil, y la entrevista terminó generando contenido relevante”, dijo Stycer, crítico de UOL y columnista de Folha, al Centro Knight.

Estima que, en estos pocos días del canal, CNN Brasil ha estado haciendo un buen periodismo. “Hay algunas críticas, pero en general están haciendo un periodismo stricto sensu, escuchando a todos los lados, con cobertura en caliente, comentando”, dijo.

Para él, el mayor problema durante el debut fue la cantidad de contenido frío, en un día inusualmente de noticias caliente. Él dice que el material preparado para la apertura del domingo fue muy bueno, pero “la realidad se tragó un poco su planificación”.

“Creo que estaban tratando de adaptar ese programa frío a la ardiente realidad del domingo, pero eso es difícil. Es irónico, es un canal de noticias de 24 horas y comenzó frío, obstaculizado por las noticias. Pero considero que este episodio es menor, porque había muchas expectativas”, dijo.

Equipo de CNN Brasil. (Foto: cortesía).

Stycer considera que el domingo “fue un mal día”, pero al día siguiente, por ejemplo, “fue mucho mejor”. “Están a la temperatura y se alinearon al estado de ánimo, con mucha vida, cubriendo colectivamente. Están en el juego, se mostraron un canal competitivo en relación con otros, especialmente GloboNews, que es el principal competidor”, explicó.

En el debut, hubo quejas sobre fallas de sonido, pero Stycer y Padiglione dicen que esto es parte de la televisión en vivo. “Esto es súper normal. La televisión en vivo es un problema, todos los días hay noticias de algún error de los periodistas de GloboNews, es inevitable. CNN Brasil tiene 17h30 de periodismo en vivo, lo cual es mucho”, afirmó Stycer.

Tavolaro estaba en la misma línea. “La televisión en vivo es así. Lo más importante es que todo se resolvió de inmediato y nada interfirió con el contenido de nuestro programa”. Celebró el debut, que calificó como excelente y destacó los informes especiales y las entrevistas exclusivas. Con respecto a la audiencia, dijo que todavía no hay cifras consolidadas. “Pero las cifras anteriores indicaban que CNN estaba muy cerca del liderazgo entre los canales de noticias en su noche de apertura y horario estelar en los días siguientes”, dijo.

Como punto positivo, Stycer y Padiglione citan a los presentadores. Padiglione también destacó la estructura y el poder de la marca. “Encontré el final muy bueno, las pistas iniciales de los programas de noticias, la cámara que atraviesa el estudio, que se ve increíble. Esto es impresionante, la estructura se ve muy bien. Y es innegable que la marca se impone muy fuertemente”, dijo.

Para ella, otro punto culminante fue el debate entre Joe Biden y Bernie Sanders, transmitido en vivo, con comentarios de la periodista Lourival Sant’Anna. “Entró muy bien, fue maravilloso, ves un debate que nadie tenía [en Brasil], con un comentarista que entiende todo sobre el tema y habla portugués claro, eso fue perfecto”, elogió Padiglione.

Uno de los programas con mayor repercusión en las redes sociales en los primeros días fue O Grande Debate, que reúne a dos comentaristas con opiniones opuestas. “Son los dos extremos discutiendo, creo que es muy bueno. Por supuesto, debe haber dos debatientes que argumenten con hechos, no con opinión. No se puede argumentar que la Tierra es plana, por ejemplo”, dijo Padiglione quien también elogió los reportajes y el equipo de analistas.

Stycer y Padiglione también recuerdan que la competencia entre canales es muy buena para el mercado. En el estreno de CNN, GloboNews preparó un programa especial. “Esto creo que es el lado bueno del negocio, alienta a mejorar la calidad, a dar más ángulos, mejores historias”, dijo Stycer.

Padiglione concuerda. Según ella, es muy importante invertir en periodismo en un momento en que el mercado es tan malo. “No sé en qué se convertirá CNN en el futuro, pero ya ha servido para calentar el mercado, la competencia es algo que es bueno”.

Según CNN Brasil, el equipo se estableció con más de 450 empleados, distribuidos en las sedes de São Paulo, Río de Janeiro y Brasilia, además de los corresponsales, que están fuera del país. La compañía no reveló el valor de la inversión realizada.




Boletín

Suscríbase a nuestro boletín semanal "Periodismo en las Américas"

Boletim Semanal (Português)
Boletín Semanal (Español)
Weekly Newsletter (English)
 
Marketing by ActiveCampaign

Facebook