Knight Center
Knight Center

Blog PERIODISMO EN LAS AMERICAS

Los tribunales funcionan como instrumento de censura en Brasil, según Deutsche Welle




En un estudio publicado el pasado lunes 2 de mayo, Freedom House consideró a Brasil sólo "parcialmente libre" y lo situó en el lugar 90 en el ranking mundial de la libertad de prensa. El país quedó en la posición 22 entre las 35 naciones de América. El mal desempeño se explica por una práctica cada vez más común: el acoso judicial de los periodistas.

Un análisis del sitio web de la alemana Deutsche Welle (DW) sobre la situación de la libertad de prensa en Brasil descubrió que los interesados en impedir que las informaciones salgan a la luz pública encuentran en la justicia un instrumento para hacerlo.

El sitio cita los casos del periodista paraense Lucio Flavio Pinto y del periódico Estado de S. Paulo. Las numerosas denuncias de corrupción, tala ilegal y el tráfico de madera dieron a Pinto, único editor de Jornal Pessoal, más de 33 casos, pero el periodista está impedido de informar por orden judicial, recordó DW. El periódico Estado tiene prohibido desde hace casi dos años publicar asuntos legales relacionados con la operación Boi Barrica, sobre irregularidades en una elección estatal.

Para el sociólogo Benoît Hervieu, jefe de la organización Reporteros Sin Fronteras (RSF) para las Américas, muchos profesionales brasileños expresar sus opiniones con dificultad. "El tema de la inseguridad es más grave en el Norte y Nordeste. Los periodistas tienen enfrentamientos con las autoridades y también con el crimen organizado y el narcotráfico de una manera muy violenta", dijo Hervieu, entrevistado por la DW.

A pesar de las críticas negativas de organizaciones internacionales y los recientes casos de ataques contra periodistas en Brasil, la ministra de Comunicación Social, Helena Chagas, afirmó a la publicación alemana que el país tiene plena libertad de prensa y que todos publican lo que quieren.

Chagas atribuyó la persecución en los tribunales a fallas en el sistema judicial. "No es un problema de libertad de prensa. Es un problema de seguridad, justicia, otro tipo de malestar de nuestra sociedad", dijo.

La tradicional concentración de los medios en Brasil, a menudo en manos de unas pocas familias o políticos, también fue identificada como un obstáculo a la libertad de prensa. "Debe ser un objetivo del poder federal garantizar un mayor pluralismo en la prensa", enfatizó Hervieu.




Boletín

Suscríbase a nuestro boletín semanal "Periodismo en las Américas"

Boletim Semanal (Português)
Boletín Semanal (Español)
Weekly Newsletter (English)
 
Marketing by ActiveCampaign

Facebook