Knight Center
Knight Center

Blog PERIODISMO EN LAS AMERICAS

WikiLeaks obliga a agencias estadounidenses a mayores revisiones de seguridad para prevenir nuevas filtraciones




Tras la polémica que generaron las filtraciones masivas de cables secretos y documentos militares de Estados Unidos a través de WikiLeaks, la Casa Blanca envió esta semana un memorándum a diversas agencias en el que les instruye a llevar a cabo revisiones de seguridad antes de fin de mes para evitar nuevas filtraciones en el futuro, informó el Washington Post.

El memorándum de 11 páginas contiene unas 100 preguntas, cuyo objetivo es hacer frente a “cualquier vulnerabilidad, debilidad o deficiencia en los sistemas automatizados, en el entorno posterior a WikiLeaks”.

Las preguntas en el documento apuntan a determinar si las agencias utilizan pruebas de detección de mentiras y si mantinenen algún tipo de monitoreo sobre los viajes al extranjero de sus empleados permanentes, según la BBC. Además, el memo sugiere que se utilicen los servicios de psiquiatras y sociólogos para evaluar si los empleados están felices, desanimados o de mal humor como una forma para determinar su nivel de confiabilidad, agregó la BBC.

La ofensiva en contra de las filtraciones de información se produce después de que el polémico sitio web de denuncia WikiLeaks publicara documentos militares clasificados y cables secretos del servicio diplomático estadounidense. El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, ha sido duramente criticado por publicar esta información, e incluso algunos políticos en Estados Unidos han solicitado que sea acusado de espionaje.

Newsweek señaló que los ataques contra Assange y la libertad de expresión no han provocado una respuesta fuerte de parte de los periodistas por tres razones: los periodistas estadounidenses no son defensores, tienen sospechas sobre Assange, así como sobre la misión y objetivos de WikiLeaks, y no están de acuerdo con los métodos de Assange.

Sin embargo, algunas organizaciones periodísticas han hablado en favor de Wikileaks y Assange. La organización Reporteros y Editores Investigativos (IRE en inglés) pidió al gobierno estadounidense en diciembre “actuar con moderación al considerar los aspectos que rodean la publicación de documentos a través de WikiLeaks o al tomar cualquier acción que pueda socavar las tradiciones estadounidenses de libertad de prensa y un gobierno transparente”. El Comité para la Protección de Periodistas (CPJ por su nombre en inglés) también envió una carta al gobierno en la que pide que Assange no sea procesado.

Asimismo, profesores de la Escuela de Periodismo de la Universidad de Columbia enviaron una carta al gobierno en la que afirmaron que procesar a Assange sentaría un “precedente peligroso”.

La Sociedad de Periodistas Profesionales emitió una “declaración sobre la ética periodística” respecto del caso WikiLeaks, pero el texto, al tiempo que pide a todos los periodistas actuar de manera ética, admite que “si WikiLeaks actuó de forma responsable, ética o en el interés público es discutible”. En ese sentido, enfatizó que “lo que ha quedado claro es que tener una sola opinión sobre las acciones de WikiLeaks, la necesidad de información, y el equilibrio entre el derecho del público a estar informado y la protección de la seguridad nacional, es muy difícil”.




Boletín

Suscríbase a nuestro boletín semanal "Periodismo en las Américas"

Boletim Semanal (Português)
Boletín Semanal (Español)
Weekly Newsletter (English)
 
Marketing by ActiveCampaign

Facebook